la Entrevista

“Canarias merece un reconocimiento por encima de Cataluña en la Constitución”

El diputado palmero Antonio Castro Cordobez. | ANDRÉS GUTIÉRREZ

Antonio Castro ha estado en la primera línea de la política canaria desde la etapa preautonómica hasta la actualidad, donde ejerce como diputado por Coalición Canaria (CC) en la Cámara autonómica. Ocho de las nueve legislaturas ha estado en el Parlamento, seis como consejero, primero de Agricultura y luego de Obras Públicas, y otras dos como presidente. Palmero por los cuatro costados, está convencido de las bondades que representan para el Archipiélago, pero en especial para su isla natal, dos textos legislativos aprobados esta legislatura: La Ley de Islas Verdes y la del Suelo. Ahora se abren nuevas expectativas en su carrera política, como la de ser el próximo Diputado del Común, pero es algo que todavía no ha decidido.

– Tras casi cuatro décadas con cargos de responsabilidad, ¿cómo vive de diputado de a pie?
“Es distinto, pero el trabajo lo conocía. Por mi experiencia, en el grupo me dan más carga de trabajo ejecutivo, de relaciones con el Gobierno y otras instituciones. Y en la tarea parlamentaria ayudo todo lo que puedo a mis compañeros. De los objetivos que me marqué esta legislatura, dos están conseguidos: La Ley de Islas verdes, que la había planteado inicialmente como una proposición de Ley, pero que al final salió como una iniciativa del Cabildo palmero. Hubo consenso desde el Cabildo y eso facilitó el acuerdo en la Cámara, que era lo que yo quería, porque una ley sin consenso no hubiera servido. De hecho, el problema que ha habido en el desarrollo del territorio es la falta de consenso. El segundo objetivo logrado es la Ley del Suelo”.

– ¿Cuáles son los otros?
“La reforma electoral y el medio ambiente, que es una asignatura que no está terminada en Canarias. Todo lo que se ha hecho en medio ambiente hasta ahora ha sido con brocha gorda y tensiones, y eso genera conflictos. Creo que en torno al medio ambiente, en los países avanzados, las leyes son muy claras, muy definidas. Y lo que es de proteger se protege y lo que es útil para otras actividades se define. Ahora hace falta dejar muy claro cómo es la protección de los espacios y delimitarlos muy bien para evitar conflictos y tensiones”.

– ¿Nos hemos pasado de proteccionismo o quedado cortos?
“No. Lo que hay que hacer es establecer mecanismos legales y normas que eviten en el futuro la permanente tensión que hay entre protección y desarrollo”.

– ¿Eso no suena a utopía?
“Puede ser, pero en Canarias estamos en condiciones de realizarla. Lo que pretenden las leyes que hemos hecho hasta ahora es decir hasta dónde llega el desarrollo. Eso está definido. Ahora tenemos que determinar cómo tienen que funcionar nuestros espacios naturales y si hay errores, corregirlos”.

– ¿Cómo valora el Gobierno de Clavijo en el meridiano de la legislatura?
“El primer éxito es haber restablecido las relaciones con el Gobierno del Estado, que sirvieron para aprobar el nuevo REF, recuperar los planes de empleo, los convenios de infraestructura, la nueva financiación autonómica. Y hay que decir, con respecto a las legislaturas anteriores, que a aquellas les afectó la crisis. El haber restablecido las relaciones con el Gobierno central para recuperar los recursos económicos que le correspondían a las Islas, que el Gobierno del PP tenía frenados, es un incentivo para mejorar la situación económica de Canarias. Son cosas que han sucedido, se han logrado en esta legislatura”.

– ¿Es mérito de la negociación del Gobierno de Canarias o fruto de la importancia que tiene el escaño de CC en las Cortes ?
“Todo se mezcla. Ahora España necesita estabilidad y CC es necesaria. Pero desde el primer día, la voluntad de Fernando Clavijo era restablecer las relaciones y me parece un acierto, porque en momentos de crisis no es tiempo para tensiones políticas. En las dos legislaturas anteriores la estabilidad política en Canarias era más sólida y ahora nos ha tocado mucha conflictividad política. Es el hándicap de este Gobierno y que tenemos todos en esta legislatura”.

– ¿Quién fue el responsable de quebrar esa estabilidad, con la ruptura del pacto CC – PSOE ?
“La propia inestabilidad política. Ha habido en las corporaciones locales pocas mayorías. En la medida que metas más corporaciones en una pacto es raro que una no explote. Además es la vez que en Canarias hay más fuerzas políticas presentes y menos cantidad de diputados ha tenido el grupo de Gobierno, que normalmente no tenía menos de 20. Eso dificulta las relaciones políticas. Y hay otro motivo en el hecho de que todas las fuerzas políticas entraron en tiempo de congresos, con grandes tensiones internas. El PP aparentemente con menos, pero también tiene inestabilidad”.

Más noticias
El Parlamento debatirá destituir a Negrín, con un PSOE indeciso

– ¿Cree que el PP se va a entender finalmente con CC para entrar en el Gobierno canario?
“En esta situación, no llegar a un pacto que dé cierta estabilidad al Gobierno perjudica es a los ciudadanos. Hay que darle estabilidad al Gobierno porque beneficia al ciudadano, no porque le vaya bien a uno o a otro partido. Aún consiguiéndolo no va a ser fácil”.

– ¿Como ve el papel que está jugando en las negociaciones su paisano Asier Antona, que aunque rivales en la política tienen amistad personal?
“Asier tiene en estos momentos una gran responsabilidad en sus manos. No sé si una persona tan joven ha tenido nunca tanto poder en Canarias. Presidente de un partido que Gobierna en España, con una presencia importante en Canarias. Pero no me atrevo a darle consejos. Y lo que tenga que decirle, se lo digo personalmente”.

– ¿Tenerife se merece un diputado más como ha dicho Carlos Alonso?
“Del sistema electoral en Canarias se ha hablado históricamente con mucho desconocimiento y con mucho interés partidista, político e incluso económico, hasta tal punto que hemos llegado a una situación lamentable ahora. Hemos oído de todo. Hay un desconocimiento que hace que no se pueda hoy en día interpretar claramente qué márgenes hay de aquello que se hizo en su momento (en referencia a la Ley electoral de 1982)”.

El diputado palmero Antonio Castro Cordobez. | ANDRÉS GUTIÉRREZ

– ¿Qué es lo que no habría que tocar para no empeorarla?

“Se puede tocar todo, pero modificar el sistema electoral canario tiene más riesgos que ventajas, y lo estamos viendo ahora mismo. Si se pide el criterio poblacional, Fuerteventura le toca uno más, Lanzarote sale diciendo que otros dos y Tenerife otro más que Gran Canaria. Cuando empezó la comisión del sistema electoral, que me tocó presidir, decían de mí que el lobo iba a cuidar la cesta de los huevos. Ha sido llevada con exquisito rigor, transparencia y solvencia, y quedó muy claro en las conclusiones que la Ley es justa, constitucional, igual para todos y que cada territorio tiene su sistema electoral”.

– ¿Se destierra el tópico de que es la ley electoral más antidemocrática?
“Con esta ley quiero recordar que López Aguilar obtuvo 26 diputados y Saavedra 27. ¿Qué errores se cometieron en la Ley que está vigente ahora, no en la de 1982? Que se subieron los topes para entrar en el Parlamento. Con los topes del 82, Ciudadanos estaría en el Parlamento y Unidos por Canarias también. Y el partido con más votos habría tenido más escaños. Ya está acordado en la reforma del Estatuto bajar del 30 al 15% el insular y del 6 al 3% el regional. Con eso da un salto cualitativo enorme”.

– ¿Por qué se elevaron las barreras electorales?
“Para que no entraran las minorías. Bajando los topes, las minorías ya entran. Tampoco soy partidario de aumentar el número de diputados”.

– Sigue sin haber consenso.
“No, porque el PSOE tiene una postura y el PP no quiere bajar tanto las topes y aumentar solo los diputados de las islas grandes. Si se empiezan a romper los equilibrios, ya vemos lo que nos viene encima, lo que está pasando estos días. Lo que debe servir es para hacernos reflexionar a todos y ver que tiene más riesgos reformar el sistema electoral que beneficios, a la larga”.

– En la Ley del suelo tampoco hubo un gran consenso
“En un 87% sí hubo consenso con el PSOE , donde hay un sector más próximo a Podemos que forzó dar un discurso a la calle de que la Ley era un desastre. El PSOE hizo un gran trabajo. No se puede decir que han tenido una oposición frontal, aunque discrepen en algunos asuntos. Y sus alcaldes, que yo sepa, están de acuerdo y los cabildos también”.

– ¿NC le ganó la partida de los logros de la negociación del Presupuesto a CC con la rebaja del precio del transporte?

“Eso es el oportunismo y estuvo bien jugado. CC había logrado los planes de empleo, los convenios de carretera, la financiación autonómica, pactamos la reforma del Estatuto, el REF. Eso es demoledor. Algo tenían que sacar y lo hicieron muy bien, y yo lo aplaudo. Desearía que los diputados canarios de otros partidos hicieran lo mismo. Lo lograron por la habilidad y la oportunidad. Ojalá en la próxima negociación suceda lo mismo, que CC consiga el 95% y NC el 5%”.

Más noticias
CC eligirá la nueva dirección de Los Llanos de Aridane el 11-N

– A Rajoy lo conoció cuando redactaron mano a mano el acuerdo de CC con el primer Gobierno de Aznar. ¿Reconoce al ministro de entonces en el presidente de ahora?
“Sí. Es un hombre serio, trabajador, muy preparado, luchador y paciente. No se rinde tan fácil. En aquella comisión negociadora estábamos Adán Martín, José Carlos Mauricio, Julio Bonis y yo. Por el Estado iban Mariano Rajoy, Rodrigo Rato, Luis de Grandes y Bravo de Laguna. Fue una negociación larga, porque se fue muy riguroso, y luego hubo un cumplimiento escrupuloso. Acabamos a las cinco de la tarde, sin comer y había que darle forma a todas estas notas. Nos eligieron a los dos. Eso sirvió para trabar una amistad. Que también hice con Rubalcaba, cuando era portavoz del grupo socialista en el Gobierno de Zapatero”.

– ¿Cómo cree que ha gestionado Rajoy la corrupción en el seno de su partido ?
“Creo que es una desgracia que le cayó. La corrupción vino como consecuencia de una expansión económica bestial, cuando el dinero corría por todos lados. Podemos hablar de corrupción a muchos niveles. Un banco ofreciendo dinero por encima de lo que vale una casa, para mí es corrupción. Cogió a casi todas las fuerzas políticas. Fue una etapa de la que yo creo que se ha salido, con leyes muy duras y eficaces”.

– ¿El PP es el socio natural de Coalición Canaria?
“No”.

– Pero siempre se han entendido mejor que con el PSOE.
“CC tiene una ideología de centro moderado hacia la izquierda. Nos movemos más en la línea social – liberal. A nosotros electoralmente nos ha perjudicado más las posiciones de Ciudadanos o NC que el PP”.

– ¿CC ha perdido pulsión nacionalista?
“CC sigue manteniendo como objetivo principal mantener el bienestar de los canarios. Eso, en momentos determinados, puede tener aparentemente un coste ideológico, pero en el ámbito interno de CC el nacionalismo está cada vez más reforzado y ha ido creciendo”.

– ¿Cree que Canarias podría llegar a plantear una cuestión separatista como Cataluña?

“En un momento de globalización, lo que hay que buscar es entendimiento. Pero creo que es necesario una reforma de la Constitución, donde Canarias tiene que tener recogidas unas singularidades que no tiene ninguna comunidad, formando una nacionalidad dentro del conjunto del pueblo español y en ámbito de la Comunidad Europea. Canarias tiene que tener un reconocimiento específico y amplio por encima de Cataluña y el País Vasco en la Constitución, porque lo requiere su situación geográfica y porque su futuro está en las relaciones con África y América, ser puente de estos continentes, para actividades económicas, sociales, culturales. Ese es el camino”.

– ¿Como autonomía, estado federado o libre asociado?
“Yo eso no lo sé porque no soy experto en la materia, pero lo que está claro es que Canarias es única y distinta dentro del conjunto de los pueblos de España. Las autonomías funcionan casi como gobierno federales. Canarias, hace 40 años, jamás pensó tener el autogobierno que disfruta ahora, pero faltan competencias. El problema de estos días con Marruecos por las aguas, que no tienen Cataluña ni el País Vasco, hay que resolverlo”.

El diputado palmero Antonio Castro Cordobez. | ANDRÉS GUTIÉRREZ

DIPUTADO DEL COMÚN

Es un secreto a voces que Antonio Castro se perfila como el próximo Diputado del Común. El político palmero reconoce que ha habido este “ofrecimiento” y predisposición por parte de otras fuerzas políticas para que así sea. Pero choca con su planteamiento personal previo, que confiesa que era “dejar la vida política activa en esta legislatura”. En cualquier caso, señala que “la decisión que tome será en el último momento, porque acceder a esta institución supone plantearse cuatro o cinco años más en la vida pública”.

Jerónimo Saavedra, el actual Diputado del Común, y Antonio Castro compartían gobierno en 1993, cuando fue censurado el expresidente socialista. En aquella maniobra, Castro fue el más reticente en las AIC para descabalgar a Saavedra. “Siempre me ha gustado cumplir los acuerdos”, señala, pero indica que “Madrid, en un determinado momento, no le dio la importancia que tenía el Gobierno en Canarias y pensó que Saavedra se las arregle en las Islas”. La comunidad estaba en esos momentos negociando el REF. “Luego, como ministro, ayudó a Canarias pese a haber sido censurado”, agregó.

TE PUEDE INTERESAR