mundial de baloncesto femenino

Carlos Alonso cuestiona la celebración del Mundial femenino

Carlos Alonso (CC) y José Manuel Bermúdez (CC) | DA
Carlos Alonso (CC) y José Manuel Bermúdez (CC) | DA

El presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso, escenificó ayer las posturas enfrentadas dentro de Coalición Canaria en la organización del Mundial Femenino de Baloncesto 2018.

Todo esto el día después de la salida al ruedo del alcalde de Santa Cruz de Tenerife, José Manuel Bermúdez, aclarando que su corporación no es era la única culpable del desestimiento de la Isla como sede para su organización, y su predisposición a realizar un esfuerzo para salvar la celebración de este campeonato Mundial de Baloncesto, desautorizando de paso a su concejala de Deportes como a su edil de Infraestructuras, Obras y Proyectos Urbanos, y poniendo el foco de la atención en las dos instituciones supramunicipales: el Cabildo de Tenerife y el Gobierno de Canarias.

Carlos Alonso pareció salir ayer al paso de las declaraciones de Bermúdez en su cuenta oficial de la red social de Twitter reflexionando sobre los costes y los beneficios que supondrían para Tenerife acoger el Mundial Femenino de Baloncesto 2018. El presidente señaló que acoger la cita mundialista “costaría a las administraciones canarias casi 6,5 millones de euros”. Este comentario desencadenó una acalorada discusión en la que varios seguidores le reprocharon y cuestionaron si ésta era “una decisión machista” por ser un torneo femenino, al argumentar que si fuera el campeonato masculino, con las estrellas de la NBA, no hubiera generado tantos remilgos institucionales.


Alonso tuvo que salir al paso para manifestar que “no es por deporte femenino o masculino”, y recordó tanto los programas que lleva a cabo el Cabildo para apoyar el deporte femenino, así como que “el compromiso incluiría que la selección masculina” jugara varios partidos.

Más noticias
Alonso carga contra el Gobierno canario por el retraso en obras contra los atascos

En una segunda reflexión, Alonso argumentó que el coste del canon supondría 4,5 millones de euros, gastos corrientes cerca 300.000 euros, a lo que se añade el resto obras, “además, de que el pabellón de Santa Cruz estaría sin ser utilizado durante meses.

Este comentario encontró con las aireadas respuestas de los seguidores que incidieron en que “una parte de ese dinero sería para la mejora de instalaciones deportivas” obsoletas, recordando que Gran Canaria supera ampliamente a Tenerife en este aspecto. Por su otro lado, otros cuestionaban los beneficios económicos y publicitarios que reportaría para Tenerife la inversión y el retorno económico del evento. Varios comentarios incidieron en que este campeonato situaría a Tenerife en el epicentro mundial del baloncesto, además de fomentar ese deporte en la Isla y la vendería como lugar para organizar eventos de este tipo.

 

Por otro lado, la red social Twitter también fue el lugar elegido por el concejal de Infraestructuras, Obras y Proyectos Urbanos del Ayuntamiento de Santa Cruz, José Alberto Día-Estébanez para desahogarse ante las críticas recibidas en los últimos días. El portavoz aseguró que “fustigar a tu caballo hasta reventarlo, puede darle una apariencia momentánea de máximo esfuerzo, pero a la larga solo te conduce a no llegar a la meta… y a tener un caballo muerto”, en clara alusión al escaso margen de tiempo que tendría la corporación santacrucera para afrontar una obra de tal calado en el Pabellón Quico Cabrera, y la “imagen negativa” que supondría para la Isla si no se cumplieran los plazos previstos.

En cuanto al Gobierno de Canarias, sorprende que un día antes de la reunión entre las cuatro administraciones implicadas en la organización del Mundial, el presidente del Gobierno, Fernando Clavijo, y el director general de Deportes, José Francisco Pérez, felicitaran a las jugadoras canarias de la selección que conquistó el oro en el Eurobasket 2017, y a la que esperan “ver de nuevo en 2018 con otra medalla”.

Más noticias
Alonso aboga por dar visibilidad a la igualdad por una sociedad libre de estereotipos

El PP reprocha “el empuje en la televisión” y el desdén con el campeonato

El Grupo Popular en el Cabildo insular reclamó ayer al equipo de gobierno “que lidere y no deje escapar la oportunidad” de que Tenerife sea la sede del Mundial de Baloncesto Femenino 2018.
La responsable de Deportes popular, Natalia Mármol, hizo hincapié en la importancia que tiene la celebración de este evento para la economía y promoción turística de la Isla, los aficionados al baloncesto, y el deporte femenino. Además, mostró su extrañeza por la escasa participación del Gobierno de Canarias y el Cabildo en un evento en el que el retorno de la inversión está asegurado en forma de incremento de la actividad económica y promoción turística. Este acontecimiento “contribuye al fomento del deporte y a dar un empujón a ese binomio deporte-turismo para diversificar la oferta turística”.

Además reprochó que “contrasta el empuje que le ha puesto el presidente Carlos Alonso y el resto del equipo de gobierno (CC-PSOE) en la televisión insular y el desdén con el que están tratando un evento que supone tanto para tanta gente y no un mero instrumento al servicio de sus intereses partidarios”.

TE PUEDE INTERESAR