Granadilla

Carolina Oramas, Miss Sur: “Patricia Yurena es un referente increíble”

Carolina Oramas, en el centro, junto a sus dos damas de honor, tras ser coronada el sábado Miss Sur 2017. Gerard Zenou
Carolina Oramas, en el centro, junto a sus dos damas de honor, tras ser coronada el sábado Miss Sur 2017. Gerard Zenou

Carolina Oramas, 10 años después de presentarse a su primer concurso de belleza, en San Isidro, en su Granadilla de Abona natal, obtuvo el reinado de Miss Sur el pasado sábado en Adeje. Con 25 años y en paro, Carolina espera aprovechar el concurso para explorar el mundo de la moda y la imagen, siguiendo los pasos de otra belleza granadillera, Patricia Yurena Rodríguez, Miss España y dama de honor de Miss Universo. “Para mí, Patricia Yurena es un referente increíble, por esa fuerza y esas ganas que siempre tiene de luchar”, comentó Carolina.

Tras aquel primer paso sobre la pasarela, cuando tenía apenas 15 años, Carolina Oramas dejó los concursos para dedicarse “a estudiar y a viajar”, logrando dos máster en Administración y Empresas Turísticas, lo que le sirvió para encontrar trabajo de recepcionista en un hotel, que tuvo que dejar hace unos años porque “la salud me dio un aviso”.

Ahora, desempleada, Carolina Oramas cree que este reinado le servirá para “explorar este mundo de la pasarela y el espectáculo”, aunque reconoce que le gustaría seguir ampliando su conocimientos con “cursos de Psicología y coaching”, porque “siempre me ha gustado estudiar, aunque pensé que este era el año para presentarme a un certamen como este”.

La Miss Sur 2017 no quiso olvidarse de agradecer a los organizadores, “con Sandro Pérgola y Cristina a la cabeza”, y a sus patrocinadores, Gran Sur, el apoyo mostrado en todo momento durante casi un mes de preparativos antes de la gran gala. “Han sido unas semanas extraordinarias, porque la convivencia con las 23 participantes fue una experiencia enriquecedora en todos los sentidos”, y a partir de ahí considera que “espero que este triunfo me siga formando como persona, no tengo un objetivo claro”.

Carolina Oramas no estaba convencida, ni mucho menos, de ser ella la merecedora de la corona: “No me lo esperaba, no estaba nada segura”, confiesa, aunque admite que a lo largo de los días previos a la gala fue “creciendo en confianza con las distintas actividades”, porque es un concurso que “tiene mucho en cuenta los valores y los principios”. Esos que de los que presume esta granadillera que va a disfrutar del premio con su madre, su “gran apoyo”, resalta.

TE PUEDE INTERESAR