TENSIÓN EN LA PENÍNSULA DE COREA

China y Rusia piden a Corea del Norte que deje de lanzar misiles

Vladimir Putin y Xi Jinping. | REUTERS

Corea del Norte vuelve a enfurecer al mundo tras el último lanzamiento balístico hacia el Mar del Este, registrado a las 9.40 horas del martes (hora local).

Los presidentes de Rusia y China, Vladimir Putin y Xi Jinping, respectivamente, han instado a Corea del Norte y a Estados Unidos a actuar con contención para evitar una escalada de las tensiones, después de que el régimen de Kim Jong Un haya probado el que sería su primer misil balístico interconintental.

Al término de una reunión en el Kremlin, Putin ha explicado que coincide con Xi en la necesidad de rebajar la tensión. En este sentido, han pedido por una parte la paralización de los programas nuclear y armamentístico de Corea del Norte y, por otra, la suspensión de las maniobras militares de Estados Unidos y Corea del Sur.

El régimen norcoreano ha asegurado este martes que ha probado con éxito un misil balístico interconintental que tendría capacidad para alcanzar el estado de Alaska, en Estados Unidos. Para el Ministerio de Exteriores ruso, se trata de una violación de las resoluciones aprobadas por el Consejo de Seguridad de la ONU.

Sin embargo, el viceministro Sergei Riabkov, ha subrayado que “lo más importante ahora es no exagerar en la respuesta”, sino adoptar una posición “responsable” para evitar “otra espiral de contramedidas”, informa la agencia de noticias oficial TASS

Según la televisión estatal norcoreana, el lanzamiento ha estado supervisado por el líder ‘supremo’ Kim Jong Un y han presumido de ‘poderío’ armamentístico al asegurar que el arma puede alcanzar cualquier parte del mundo. De hecho, han afirmado que el proyectil lanzado es un misil “intercontinental” modelo Hwasong-14.

En esta ocasión, el lanzamiento ha alcanzado los 2.802 metros de altitud y volado durante 39 minutos antes del impacto en aguas japonesas. Los estadounidenses ya han comunicado que no ha supuesto ningún peligro para Estados Unidos, aunque varios analistas en armas destacan que se trata de una de las pruebas más exitosas efectuadas hasta el momento por Corea del Norte. Consideran además que éste último misil podría disfrazar un misil de largo alcance y tener potencia suficiente para alcanzar las costas de Alaska.

Desde Japón, EEUU o Corea del Sur la condena ha sido inmediata. China, por su parte, ha hecho un llamamiento a la calma y la contención, aunque ha subrayado que se oponen al incumplimiento de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU por parte del régimen de Pyongyang.

Más noticias
EEUU asegura que el canal de comunicación con Rusia por las acciones militares en Siria está abierto

Rusia exhortó “con insistencia” a Corea del Norte a que respete las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU, transgredidas por el lanzamiento del misil, aunque han asegurado que este es “de alcance medio” y han negado que tuviera suficiente potencia para llegar hasta las costas norteamericanas.

El presidente de Estados Unidos Donald Trump se ha manifestado vía Twitter a las pocas horas de que Pyongyang efectuara este último lanzamiento. En dos ‘tuits’ consecutivos se ha preguntado textualmente si “este ‘tío’ (en referencia a Kim Jong Un) no tiene nada mejor que hacer con su vida”, al tiempo que ha advertido a China para que haga algo contundente “que ponga fin a este sin sentido”.

De hecho, la falta de avances por los ‘suaves’ intentos de Pekín para que Pyongyang frene su escalada armamentística ha acabado enfriado de manera exponencial las relaciones entre China y EEUU.
Al presidente estadounidense ya se le agota la paciencia sobre la voluntad del mandatario chino Xi Jinping para influir en Kim Jong Un.

En este sentido, Trump ha dicho a Xi que EEUU “está preparado” para actuar por sí solo. Al parecer, el magnate hizo esta advertencia a su homólogo chino durante una conversación telefónica el domingo, según publica el diario estadounidense ‘The New York Times’. Sin embargo, ahora cobran mayor importancia estas palabras tras el último lanzamiento hacia aguas japonesas.

De hecho, el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, ha advertido a primera hora de la mañana del martes de que la amenaza de Corea del Norte en la región está “creciendo” y ha asegurado que el hecho de que Pyongyang haya seguido adelante con este tipo de actividades está en claro “desafío” hacia las advertencias de la comunidad internacional, según ha recogido la cadena nipona NHK.

El Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas de Corea del Sur ha confirmado el lanzamiento del proyectil y también el Ejército de Estados Unidos ha asegurado que había detectado el proyectil a las 2.40 horas (hora de Hawái, las 9.40 hora coreana).

En un comunicado, el Mando del Pacífico de Estados Unidos (USPACOM) ha señalado el Ejército ha rastreado el proyectil durante 37 minutos hasta que este cayó sobre el mar del Este y decían que se trataba de un proyectil de alcance intermedio.

Entretanto, el Mando de Defensa Aeroespacial de América del Norte (NORAD, por sus siglas en inglés) ha asegurado que el misil no ha supuesto ningún tipo de “amenaza” a Estados Unidos.

Más noticias
Rusia y China crearán un fondo de 8.815 millones para impulsar sus relaciones comerciales

El Ministerio de Defensa de Japón, por otro lado, ha afirmado que el misil alcanzó la Zona de Exclusividad Económica nipona -la quinta vez que ocurre- pero sin dañar ninguna embarcación ni aeronave.

El ensayo del misil balístico que se efectuó en mayo utilizó una trayectoria con un ángulo más amplio para enviar el proyectil a mayor altura. Desde Japón creen que en esta ocasión se ha vuelto a utilizar este tipo de trayectoria y que la capacidad del misil ha mejorado. Lo que no sabían cuando hicieron estas declaraciones es qué tipo de misil era con exactitud y que, según Corea del Norte, se trata de un intercontinental.

“AMENAZA LA SEGURIDAD Y LAS VIDAS”

Por su parte, el presidente surcoreano, Moon Jae In, ha advertido a su vecino del Norte que no tolerará “bajo ninguna circunstancia” este tipo de intimidaciones.

El mandatario surcoreano ha afirmado que el armamento nuclear de Pyongyang y sus misiles son una “cuestión de vida o muerte” que “amenaza la seguridad y las vidas” de la población y de los aliados.
Moon ha convocado una reunión de emergencia, en la que están evaluando la preparación del país ante nuevas provocaciones de Pyongyang, encuentro presidido por el principal asesor de seguridad del presidente y también jefe de la oficina de Seguridad Nacional, Chung Eui Yong.

Se trata de la sexta vez que Corea del Norte lleva a cabo algún tipo de actividad provocadora desde que Moon asumió el cargo, el pasado 10 de mayo, tras unas elecciones anticipadas que se celebraron a raíz de la destitución de la exmandataria Park Geun Hye.

El lanzamiento ha tenido lugar también días después de la reunión entre Moon y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en Washington, en la que el mandatario estadounidense dio oficialmente por terminada la era de la “paciencia estratégica” con Corea del Norte que abanderó su predecesor, Barack Obama, durante su mandato y prometió que responderá “con determinación” a los ensayos armamentísticos de Pyongyang.

Hace dos semanas, Corea del Norte llevó a cabo otra nueva prueba con misiles como parte de su programa para desarrollar un proyectil de alcance intercontinental, según informaron a Reuters fuentes estadounidenses. También a principios de junio Pyongyang lanzó una serie de proyectiles desde su costa este.

Corea del Norte justifica su escalada nuclear y militar por la necesidad de defenderse de lo que considera movimientos provocadores de Corea del Sur y Estados Unidos.

TE PUEDE INTERESAR