Santa Cruz

Defensa recurre la ampliación del BIC del barrio de Los Hoteles-Pino de Oro

El edificio de Capitanía, justo en frente de la plaza de Weyler, es uno de los que el decreto del Gobierno de Canarias incluyó dentro de los límites del Conjunto Histórico de Los Hoteles. F. P.
El edificio de Capitanía, justo en frente de la plaza de Weyler, es uno de los que el decreto del Gobierno de Canarias incluyó dentro de los límites del Conjunto Histórico de Los Hoteles. F. P.

En noviembre de 2014, el Gobierno de Canarias firmaba el decreto mediante el cual aprobaba la ampliación del Bien de Interés Cultura (BIC) con categoría de Conjunto Histórico del barrio Los Hoteles-Pino del Oro. Una ampliación en la que se incluían todos los edificios militares ubicados en los alrededores de la plaza Weyler y que ha llevado a que el Ministerio de Defensa recurra esa inclusión en el BIC, alegando, al parecer, que, tal y como estable la ley, el Gobierno de Canarias no consultó previamente al Estado por esta modificación. El proceso que se abrió en 2015 en el Tribunal Superior de Justicia de Canarias ha llevado a que el pasado 8 de marzo, el alto tribunal canario se dirigiera al área de Patrimonio Histórico del Gobierno de Canarias para que remitiera el expediente con la ampliación del BIC, así como notificar a cuantas personas aparezcan interesadas en en él, emplazándolas para que se puedan personar como demandas. Según ha podido saber DIARIO DE AVISOS el Gobierno de Canarias se ha tomado al pie de la letra este último punto y ha comenzado a enviar cartas, con la resolución del TSJC adjuntas, a los vecinos que se vieron afectados por la ampliación del BIC para que lo acompañen como demandados. Los vecinos que han recibido estas misivas no salen de su asombro ante lo que parece un intento del Gobierno de Canarias de no verse solo ante el contencioso-administrativo presentado por el Ministerio de Defensa.

El literal del decreto que amplió el BIC de Los Hoteles y que ahora se estudia en el TSJC, dice que: “Por último, se estima fundamental incluir en el Bien de Interés Cultural el conjunto integrado por los edificios pertenecientes a la administración militar, levantados mayoritariamente en las dos últimas décadas del siglo XIX y entre los que destacan la sede de la Capitanía General de Canarias, la antigua Maestranza, el Parque de Artillería, así como el edificio de la Intendencia Militar, obra de Pintor. Notables son también los edificios del Gobierno Militar y de la Caja de Recluta, así como el inmueble del Centro Farmacéutico, datados ya en las primeras décadas del siglo XX. Se trata de un conjunto de gran interés arquitectónico e histórico, que conforma alrededor de la emblemática Plaza Weyler un espacio urbano de una gran calidad arquitectónica y urbanística. Este sector constituye, además, el nódulo a partir del cual se produce la expansión de la ciudad hacia el Norte y la génesis del Barrio de Los Hoteles”.

Los valores arquitectónicos parecen fuera de toda duda pero, de momento, parece que no puede decirse lo mismo del proceso administrativo seguido por el Gobierno de Canarias.

TE PUEDE INTERESAR