granadilla de abona

El desbordamiento de las aguas residuales, en vías de solución

Casco de Granadilla de Abona. DA

Las obras para acabar con los problemas de desbordamiento de aguas residuales y de lluvias que afectan a la zona de La Pelada, en Granadilla, continúan ejecutándose. Los trabajos, que se enmarcan en el Plan de Cooperación Municipal del Cabildo, pretenden acabar con uno de los puntos negros de la red de saneamiento en todo el sur de la Isla.

Hay que recordar que en la actualidad la localidad de San Isidro, donde viven unas 20.000 personas, dispone de un colector que conduce las aguas negras desde este núcleo hasta la estación de pretratamiento y al emisario submarino de Ensenada Pelada.

Ese colector principal presenta problemas cuando se producen lluvias intensas “al entrar en carga” la tubería, debido a que se trata de una red unitaria, lo que a su vez provoca el desbordamiento de los pozos situados en la zona de Cocarmen y en la avenida de Juan Carlos I, en su unión con el colector de Ensenada Pelada. El proyecto, que cuenta con un presupuesto de 560.000 euros, contempla la instalación de un aliviadero en la glorieta de la confluencia de la avenida de la Democracia con la calle de La Constitución, la sustitución de un tramo del colector existente a lo largo de la vía de servicio de la TF-1, la instalación de un canal de alivio hasta el afluente del Barranco de la Barca y el cambio del colector de Ensenada Pelada a lo largo de la avenida de Juan Carlos I hasta la estación de pretratamiento. Además, se instalarán nuevos equipos en la estación de bombeo de El Médano.

“La tan demandada obra de la mejora de la red de saneamiento de las aguas residuales y de lluvias en esta zona del núcleo costero ya está en marcha desde hace varios meses”, manifestó el alcalde de Granadilla, José Domingo Regalado, que anunció que este año se prevé acometer el encauzamiento de la calle El Mirador, desde la zona de El Saltadero al Barranco de Cha Joaquina, en San Isidro, “sin olvidar la mejora de la red de abastecimiento y depósitos municipales, programada para este año”. Regalado subrayó que el Ayuntamiento ya trabaja para que en el nuevo Plan de Cooperación Municipal 2018-2020 se dé prioridad a los proyectos para el saneamiento y la depuración de aguas.

Para descargar el colector durante lluvias intensas, se ejecutará un aliviadero de crecidas, con un canal de 40 centímetros de ancho por el que circularán las aguas negras. Este canal dispondrá de un aliviadero lateral para que cuando aumente el caudal, se pueda verter a otro canal situado en paralelo.

TE PUEDE INTERESAR