lucha canaria >

“Hacía varias semanas que los dos nos estábamos reservando para esta final”

El puntal vallero Eusebio Ledesma, desolado en la arena tras ser derribado en el duelo decisivo por el luchador majorero. Andrés Gutiérrez

El Saladar de Jandía se proclamó ayer campeón de la Liga DISA Gobierno de Canarias de Primera Categoría al derrotar en el terrero José Álvarez de Santa Úrsula al Unión Tijarafe Guanche Lavandería Mara por 11-12.

Con empate a once tantos en el marcador llegó el momento esperado por todos los aficionados que acudieron al recinto de Santa Úrsula, al saltar a la arena los dos luchadores del momento, Eusebio Ledesma por los tinerfeños y Miguel Hernández el Majorero por los de Fuerteventura. Tras saldarse su primer enfrentamiento con separada, en el segundo, el visitante llevó a la arena al local ante la alegría de sus compañeros y la decepción de los luchadores locales y su parroquia, que les valía incluso el empate para llevarse el título.

Miguel hernández tumba de esta manera a Eusebio Ledesma. Andrés Gutiérrez

Ayer, todavía asimilando el éxito logrado, el nuevo puntal B regional, Miguel Hernández el Majorero, y máximo tumbador de la Liga DISA Gobierno de Canarias de Primera Categoría señaló que “nos lo jugábamos todo y teníamos que salir a luchar pues a ellos les valía el empate. Teníamos que salir a por todas y, la verdad, es que nos salió mejor de lo que esperábamos. Teníamos la intención de ganar la luchada porque ya que llegamos al terrero tras pegarnos el traslado que hicimos, no íbamos a hacer el ridículo. Era una final de la Liga Regional, un título muy importante. Me veía con confianza y cada hombre del Tijarafe que tiraba aumentaba aún más la ilusión y la esperanza de ganar la lucha. Estoy muy contento por el título”.

Cuestionado por el enfrentamiento final con Eusebio Ledesma, el Majorero destacó que “estaba claro que hacía varias semanas que los dos nos estábamos reservando para esta luchada final. A Eusebio le valía el empate y quizás quiso ir a asegurar, pero pude sorprenderle. Los dos llegábamos cansados al enfrentamiento pero yo suelo ocultar mejor las muestras de fatiga, pero estaba igual de fundido o más que él”.

Más noticias
Rosario y Tijarafe ganan como locales en la Liga de Primera Categoría
Los luchadores del Saladar de Jandía celebran el campeonato. A. G.

Sin duda, el traslado del equipo del Saladar desde Fuerteventura fue muy largo y agobiante. “No sé ni lo que se nos pasó por la cabeza durante, pues fueron muchas horas en el aire dando vueltas y sin saber dónde nos llevarían, si aterrizaríamos en el Norte, en el Sur o, al final, volveríamos a Gran Canaria o Fuerteventura. Lo cierto es que tardaron muchísimo y eso retrasó todo. Nos obligó a desplazarnos del sur a Santa Úrsula y llegar con muchísimo retraso”.

Miguel Hernández el Majorero ha sido el hombre de moda en una temporada que nunca olvidará. “La temporada ha sido increíble y más no puedo pedir como me han salido las cosas. Pero esto no es flor de un día sino que conlleva un sacrificio importante, más bien por lo que he hecho y cómo lo he hecho. Estoy muy contento y siempre recordaré esta temporada”.

Sin duda, su crecimiento deportivo se ha multiplicado tras entrar la Primera Categoría en Fuerteventura y comenzar a competir con los equipos de Tenerife y Gran Canaria. “He evolucionado al poder rodarme y luchar con gente y equipos de más nivel, todo eso me favoreció bastante. Tenía ganas de medirme a puntales de otras islas y de mayor categoría y eso me motivó aún más, hasta que esta temporada ha llegado mi nombramiento como puntal”.

Los luchadores del Tijarafe, decepcionados por la derrota. A.G.

Cuestionado sobre si se esperaba el ascenso a puntal B o a una categoría mayor, Hernández afirmó “creo que estoy bien clasificado como puntal B, pero cualquier categoría me hubiese encantado pues lo que de verdad quiero es defenderla y seguir creciendo como luchador”.

Miguel el Majorero no tiene temor a quedarse como máximo exponente de un equipo, ni la exigencia de ese cargo. “Cuando salgo a luchar me considero un hombre más del equipo, pues la categoría es solo una letra que te ponen. No me considero ni más ni menos que otro luchador. Yo solo salgo a luchar y poco más. Sobre todo en Fuerteventura, donde se vive muy intensamente la lucha, tengo muchos seguidores que me arropan, pero en todas las islas he sentido el cariño de toda la afición de la lucha canaria”, finalizó Hernández.

Más noticias
Chimbesque-Arguama y Guamasa-Tijarafe, estelares
TE PUEDE INTERESAR