Superconfidencial

No se me ocurre nada

Tras pasar diez días de vacaciones, por primera vez en casi cincuenta años, llego a la isla y no se me ocurre nada que contar. Pero como los lectores, desocupados y amables, me tienen prohibida la tristeza, haré un esfuerzo ímprobo por trasladarles algo que les pueda interesar. No voy a abusar con meterme con Podemos y su desdentada tropa, porque ya llevo varios artículos, aquí y en otros lugares, dándoles caña desde que a la vieja Carmena se le cruzó el cable en la totorota y se negó a desplegar una pancarta en el Ayuntamiento de Madrid como homenaje a una víctima de ETA que murió de rodillas y con dos tiros en la nuca, Miguel Ángel Blanco. Se nos chifló la vieja. Pero al llegar de un viaje, en el que durante diez días no oí hablar del puto procés, veo que todo sigue igual, aunque diez días es poco margen para que cambie un país. Sí me han asegurado que lo que va a cambiar es el Gobierno de Canarias, que entrará el PP y que le darán la patada, entre otros, a Mariate, a la que Fernando (Clavijo) quiere para que represente a Canarias en la maratón de Nueva York (es una gran atleta y se le nota). Me imagino la tristeza de mi amigo Aurelio González, director general de la Cosa, cuando le aparten de él a su amada. Parece que son sólo 32 los cargos de CC que habría que remover de las tres consejerías -y no cuatro- que le darán al PP, así que todo es asumible. Se recolocan y a tomar por saco. A no ser que este asunto sea una tomadura de pelo, que no haya pacto ni puñetas y que todo siga igual para que nada cambie. Rajoy es especialista en eso, pero antes lo fue CC. Desde sus orígenes más remotos.

Más noticias
En La Casona
TE PUEDE INTERESAR