Vilaflor / Granadilla

El Parlamento pedirá que se declare Sitio Histórico el Camino del Hermano Pedro

El camino es transitado cada año por miles de peregrinos. DA
El camino es transitado cada año por miles de peregrinos. DA

La figura del Hermano Pedro, el primer santo canario, canonizado en 2002 por el papa Juan Pablo II, recibirá un nuevo reconocimiento, en este caso del Parlamento de Canarias, que instará al Gobierno regional a que promueva los trámites para declarar Sitio Histórico el camino de 28 kilómetros que recorría, en el siglo XVII, el religioso chasnero con su rebaño de cabras desde Vilaflor hasta la cueva del barranco de El Saltadero, en El Médano.

La proposición no de ley será presentada y defendida en la próxima Comisión de Turismo, Cultura y Deportes por el diputado José Manuel Pitti, de Coalición Canaria, que en la exposición de motivos recuerda que “hay razones múltiples para reivindicar, distinguir y proteger el Camino del Santo Hermano Pedro: integra nuestro patrimonio histórico, paisajístico y cultural, y presenta antiguos bancales agrícolas, una botánica significativa y especies animales autóctonas, además de enclaves históricos como la Casa de los Soler y la plaza de San Pedro, clasificados como Bienes de Interés Cultural”.

300.000 peregrinos

El camino, que recorren cada año miles de peregrinos, se inicia en la iglesia de San Pedro Apóstol y transcurre por bancales, viñedos, árboles frutales, huertas de papas, invernaderos y el cráter volcánico de Montaña Gorda, antes de llegar a Cueva Santa de El Médano, declarada Bien de Interés Cultural y considerada hoy como uno de los lugares de peregrinaje más importantes de todo el Archipiélago.

“Recibe cada año más de 300.000 visitantes procedentes de todas las islas, de comunidades del Estado, de Europa y de Iberoamérica. El camino, que allí termina, puede y debe potenciar nuestro destino turístico”, argumenta el parlamentario nacionalista.

Pitti sostiene que el valor histórico y etnográfico de la ruta es “indiscutible” y subraya la “red de comunicaciones existente desde la época prehispánica hasta hoy, que entrelaza los núcleos de la comarca chasnera, por los que transitó el Santo Hermano Pedro”.

Pedro de San José de Bethencourt nació en Vilaflor de Chasna en 1626 y su huella está muy presente no solo en el sur de Tenerife, sino también en Guatemala, país al que llegó en 1651 y al que se entregó en cuerpo y alma para ayudar a los más necesitados, fundando la Orden Bethlemita, dedicada a la atención de los pobres que enfermaban.

TE PUEDE INTERESAR