economía

“El parón del PGO de Santa Cruz nos terminará arruinando”

Foto ANDRÉS GUTIÉRREZ

La pasada semana, José Carlos Francisco, presidente de CEOE-Tenerife, presentó junto el presidente de la Fundación DISA, Raimundo Baroja, el informe El proceso de convergencia económica en Canarias, elaborado por Corporación 5 en colaboración con la propia DISA. Las conclusiones del informe sorprendieron enormemente, porque, lejos de subrayar las buenas previsiones económicas que hay para Canarias, puso sobre la mesa una realidad bien distinta, y es que el Archipiélago está peor hoy que hace 15 años. Prueba de ello es que la diferencia entre la renta por habitante en las Islas y en España ha pasado de 700 a 4.300 euros entre el año 2000 y el 2016. Para José Carlos Francisco, no es que los datos económicos que afirman que hay más consumo y más crecimiento estén mal o sean erróneos, sino que Canarias padece “una enfermedad crónica que va a más y empeora por momentos”. Entre algunas de las razones que citó Francisco de esta “enfermedad” está la maraña normativa, sobre todo, en lo que tiene que ver con el territorio. Una pesadilla que parece que en Canarias no cesa y que tiene su último capítulo en el Plan General de Ordenación (PGO) de Santa Cruz de Tenerife, que se remonta al año 2006, y ahora queda paralizado hasta no se sabe cuándo.

-La burocracia es su auténtica pesadilla. Lleva luchando contra ella no se sabe cuánto. ¿Qué le parece el último varapalo judicial al PGO de Santa Cruz?

“No me hable. Estamos hartos. Mire, hay empresas a las que este tedioso proceso no las ha arruinado de milagro. Porque tienen otras cosas con las que han ido tirando. Hay empresas que compraron los terrenos en el año 2005; han invertido millones de euros en unos terrenos pensando que el PGO se iba a aprobar en 2006 y no solo no se aprobó ese año, sino que se tuvo que esperar hasta 2013, y ahora lo vuelven a suspender. Es realmente indignante, porque hay empresarios que tienen millones de euros invertidos sin poder desarrollar el proyecto, con una inseguridad jurídica brutal. Lo que está ocurriendo es un auténtico desastre. Esta situación va a arruinar a muchos empresarios”.

-El alcalde dice que no pasa nada. Que se seguirá trabajando igual hasta que el Supremo decida.

“¿Cómo que no pasa nada? Lo más normal es que el Supremo ratifique al Tribunal Superior de Justicia de Canarias, con lo que todo seguirá parado hasta que se apruebe uno nuevo no se sabe cuándo”.

-Parece que en esta ocasión ha sido la Cotmac la que ha metido la pata.

“Es lo raro, porque es precisamente la Cotmac la que lo para todo, y para una vez que dice que sí, lo para el tribunal. Mire, esto es desastroso. Es un hartazgo”.

-¿Esto con la Ley del Suelo se soluciona?

“Bueno, la Ley del Suelo no es la panacea, pero desde luego algo ayuda, porque Canarias no puede seguir en esta situación de inseguridad jurídica y parón”.

-Precisamente, dice en un informe que presentó hace una semana que Canarias está peor que hace 15 años. ¿Estamos realmente tan mal?

“Sin duda. Este informe que hemos hecho lo que trata es de comparar cómo evoluciona Canarias respecto a la media española y, en este punto, lo que hay que decir es que está peor. La diferencia de renta por habitante entre Canarias y España ha pasado de 700 a 4.300 euros entre el año 2000 y 2016. Esto lo que quiere decir es que una familia de cuatro miembros ingresa unos 16.000 euros menos de media ahora. En el año 2000 teníamos casi el 98% de la renta española, acercándonos a la media nacional, y nos hemos ido alejando cada vez más hasta llegar al 82% actual”.

-¿Y eso por qué?

Más noticias
Primer Foro de Arquia Banca sobre economía canaria y los mercados

“Lo que demuestra este informe es que Canarias tiene una enfermedad crónica, que dura ya como mínimo 17 años y que va a peor. Una enfermedad que ya teníamos, pero que se ha agravado y se sigue agravando, y lo peor es que no somos conscientes, porque los datos a corto plazo nos engañan”.

-Entonces, todos los indicadores que apuntan a un crecimiento del PIB de casi el 3%, a un aumento del consumo y una bajada del paro, como acabamos de ver en el segundo trimeste, ¿son mentira?
¿Son un espejismo?

“No, no, no. Son reales. Lo que ocurre es que en otras partes de España también esta sucediendo esto y cuando haces la comparación nosotros estamos peor y ellos mejor. En el corto plazo, estamos mejorando, pero no hay que olvidar que tenemos una enfermedad crónica. Canarias se ha convertido en una comunidad pobre, cuando no lo éramos en el conjunto de España. En 2000 éramos el 98% de la media española. Con este informe no queremos alarmar a nadie, sino poner sobre la mesa que hemos detectado que hay una enfermedad crónica que lleva tiempo y que, además, se agrava por momentos”.

-¿Y cuál es la medicina?

“La evolución de la economía, y lo he dicho muchas veces, tiene una gran similitud con un proceso médico. Primero detectas la enfermedad, como hemos hecho nosotros. Después, el segundo paso, es lo que me preguntó antes: ¿Y por qué? ¿Cuáles son las razones? Entonces hay que buscar los motivos de fondo, no los aparentes que todos conocemos. Y, sobre todo, no confundir el síntoma con el motivo principal. Una vez encontrada las causas de la enfermedad, entonces hay que buscar los remedios, que, en este caso, son las políticas que debe emplear la administración pública para revertir la situación. Entiendo que me pregunte las causas, pero le insisto en que lo que hemos hecho es detectar la enfermedad. Ahora le toca a otros averiguar las razones por las que esto ha ocurrido y, después, tomar las medidas”.

-¿La crisis económica no ha sido la única causa?

“No. En absoluto. La crisis, evidentemente, agravó el problema, pero todas las regiones de España y Europa la sufrieron. Nosotros tenemos sospechas que seguramente pueden ser discutibles, pero la intención es que los profesionales se pongan a trabajar en este tema. Por ejemplo, existe un problema demográfico. El PIB per cápita es un cociente que analiza lo que produce una economía en un año dividido entre el número de habitantes. En el caso de Canarias, el crecimiento demográfico no ha parado, ha seguido en la misma línea (1,8%), mientras que a nivel estatal se ha estancado. Esto ha podido influir, pero la demografía no tiene por qué ser un factor negativo, todo lo contrario. Canarias no ha sabido convertir el crecimiento demográfico en creación de valor. Por eso insisto en que hay que estudiar muy bien todos los factores, incluida una legislación que limita el crecimiento en algunos sectores, especialmente en el turismo, y unas normas territoriales que han tenido una influencia muy negativa en la inversión. La escasa formación de los trabajadores también ha podido influir, y el tipo de inmigración que ha venido a las Islas que no se ha incorporado al mercado laboral, pero sí utiliza el sistema a través de la renta y de los servicios públicos, como sanidad o educación. Somos una región centrada en el sector servicios y no precisamente de gran valor añadido. Como ve, no hay una sola razón de esta enfermedad, sino que son muchas unidas”.

Más noticias
Primer Foro de Arquia Banca sobre economía canaria y los mercados

-¿Por eso iniciamos la recuperación un año más tarde, como dice usted en el estudio?

“Exacto. Este es un dato curioso porque Canarias, normalmente, empezaba la recuperación antes que la Península, pero no ha sido el caso”.

-¿Y no cree que es más razonable pensar que tenemos menos renta per cápita, porque somos de las comunidades autónomas con más paro?

“Sí. Es una deducción razonable. Tenemos una de las tasas de desempleo más elevadas y, además, los salarios más bajos, pero esto son los síntomas de la enfermedad, no las causas. Porque por
debajo de la tasa de paro elevada tiene que haber una razón, y debajo del salario escaso, también”.

-Hombre, una visión simplista del asunto puede ser que, evidentemente, el paro elevado es porque los empresarios no contratan y los bajos sueldos, por lo mismo.

“Bien pensado. Está bien el razonamiento. Pero ¿por qué los empresarios canarios pagan menos?, ¿porque son más malos que, por ejemplo, los de Navarra o País Vasco? No lo creo. ¿No será que las empresas canarias son menos productivas, tienen menos valor añadido y pagan menos salarios que la media nacional, precisamente, porque son menos productivas?. El tejido empresarial de las Islas tiene un problema de tamaño, pero sobre todo de distribución de sectores. ¿Cuál es el sector que mejor paga? La industria. ¿Cuántas industrias tenemos nosotros? Ninguna. Otro de los sectores que pagaba muy bien era el financiero, pero ahora en Canarias no, porque los grandes directivos cada vez vienen menos. Entonces, el sector que queda es el de servicios. No es un tema del empresario, sino de distribución sectorial. La situación es preocupante y hay que empezar a buscar las soluciones ya”.

EL PUNTO FINAL: UNA BUENA NOTICIA

Los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicados ayer por el INE arrojan un descenso histórico del paro en España, que, por primera vez desde el inicio de la crisis, en 2008, baja de los 4 millones de personas. Parece que lo peor ya ha pasado, también en Canarias, aunque un estudio que hoy abordamos pone de manifiesto que las islas están económicamente enfermas.

TE PUEDE INTERESAR