superconfidencial

Bomberos rescatan a bomberos

Le puede pasar a cualquiera, pero el miércoles, parece que en una urgencia, un camión de bomberos volcó en la calle Tomé Cano, a la salida del cuartel, que no sé si se seguirá llamando cuartel, como antañazo. Porque ya saben que todo cambia. Ese día, los bomberos rescataron a otros bomberos, y además ilesos, ...read more →

Le puede pasar a cualquiera, pero el miércoles, parece que en una urgencia, un camión de bomberos volcó en la calle Tomé Cano, a la salida del cuartel, que no sé si se seguirá llamando cuartel, como antañazo. Porque ya saben que todo cambia. Ese día, los bomberos rescataron a otros bomberos, y además ilesos, lo cual no deja de ser toda una paradoja del servicio. Supongo que la urgencia que motivó el accidente sería atendida por otra dotación de guardia y ya se encargaron los restantes de poner derecho el camión y de sacar a los que se quedaron dentro. Yo creo que es la primera vez que pasa algo así en el mundo, sobre todo saliendo del cuartel, pero está claro que el mejor escribano hace un borrón y que estos hombres -no sé si hay alguna mujer- están ahí para servir a los demás, ya sea a las víctimas de un incendio, a los ciudadanos atrapados en un ascensor, a sus propios compañeros, o salvando a un gatito que se ha caído a una alcantarilla. Todos ellos servicios ciudadanos encomiables. Lo que pasa es que no estamos acostumbrados a ver la soga en la casa del ahorcado, es decir, que vuelque un camión de bomberos, que está concebido para misiones peligrosas y para reparar el vuelco de los demás, no el suyo propio. La foto ha dado la vuelta al país, más que nada por lo inusual y aparatoso del lance; y la buena noticia es que, según me informan, ningún bombero resultó lesionado, al menos de consideración. La verdad es que tuvieron suerte, porque podía haber sido mucho peor. No puede decirse tampoco aquello de la vieja zarzuela: “Por el humo se sabe dónde está el fuego”, porque ni hubo humo, ni fuego, ni nada. Menos mal.