X
    Secciones: ActualidadPolítica

“Hay que despolitizar la RTVC y elegir a sus directivos con un concurso público”

Samuel Toledano. | FRAN PALLERO

Profesor del Departamento de Ciencias de la Comunicación y Trabajo Social de la Universidad de La Laguna, Samuel Toledano ejerce además como secretario general de la Unión de Profesionales de la Comunicación de Canarias (UPCC), integrada en la Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP). En la ULL enseña Periodismo de Investigación. Ha trabajado como periodista, consultor y observador electoral en España, EE.UU., Reino Unido y varios países de América Latina y Asia.

En esta entrevista analiza, como dirigente sindical, la Radio Televisión Canaria (RTVC) y las propuestas de UPCC para “despolitizarla” y asegurar que cumpla su función de servicio público, garantizando el derecho a la información de los ciudadanos.

-¿Cuál es a su juicio la situación de la gestión de la RTVC?

“El que se hable de los cargos políticos y del Consejo Rector ya es un problema, porque se tendría que estar hablando de la calidad de la información, que garantice ese derecho fundamental. Que la gestión de la RTVC sea lo que nos ocupe, es una trágica noticia para la ciudadanía. Hay que despolitizar el Consejo Rector y en consecuencia lograr un a mayor garantía de que los trabajadores puedan hacer información independiente y plural. En su día esto fue un fracaso del Gobierno, con la anterior ley, pero actualmente del Parlamento canario, que es incapaz de resolver esta situación”.

-¿Por qué los informativos de una televisión pública los hace una empresa privada?

“Se han buscado justificaciones económicas, pero eso habría que estudiarlo, porque está claro que una empresa privada tiene un beneficio, y es lógico. Y hay un margen de dinero que podría ir directamente al ente y no a manos privadas. Hablar de un servicio público solo en términos de rentabilidad económica es un error. Evidentemente tampoco puede ser cara una radiotelevisión pública. Un medio de comunicación público no debe pertenecer al Gobierno sino a la Administración Pública.Pero, lamentablemente, en Canarias la TVC ha sido sistemáticamente la televisión del Gobierno. Incluso ahora. Hay que despolitizar inmediatamente la RTVC y garantizar que los trabajadores tengan mecanismos para poder ofrecer un buen servicio público. Y eso se logra contratándolos directamente el ente público”.

-Si esta tele la pagamos votantes de todos los partidos y hasta los que no votan, ¿no debería ser el medio más libre?

“Sí. Pero con los mecanismos actuales no es posible evitar el riesgo de que haga propaganda”.

-La actual Ley de la RTVC entró en vigor meses antes de las elecciones de 2015, así que los grupos parlamentarios surgidos entonces, Podemos y NC, no tienen miembros en el Consejo Rector de su designación…

“Somos realistas. Con esta ley se pasó el control de la RTVC del Gobierno al Parlamento, y es innegable que eso fue un avance. El problema es que la RTVC se conciba como un reparto de poder entre partidos políticos”.

-¿Entonces cómo debería renovarse el Consejo Rector?

“Debería estar integrado por profesionales y elegirlos con criterios profesionales, de méritos, no en representación de partidos, a través de un concurso público. Nadie le va a quitar al Parlamento su función, pero eso no es estar dentro del Consejo Rector, sino controlar desde fuera. El ejemplo puede ser la BBC. El Parlamento debería además regular la profesión periodística de una vez, cogiendo el artículo 20 de la Constitución y desarrollándolo”.

-¿Y no habría que ser más exigentes aún para evitar vínculos políticos o intereses empresariales de quienes rijan la RTVC?¿No podía ser su presidente elegido por unanimidad en el Parlamento, es decir, un profesional con méritos que nadie discuta?

“Cuanta más independencia mejor desde el punto de vista político y empresarial. Para eso estaría el concurso público, y que se presentara quien quisiera. El objetivo es que la RTVC sea de calidad y satisfaga el derecho a la información. Y debe haber un Consejo Asesor y de Informativos, que no se han creado. Profesionales hay, y muchos, con ese perfil. Eso no implica que un periodista, como persona, no tenga sus simpatías políticas, pero si le condicionan el ejercicio de su profesión, no es válido”.

-¿La RTVC ha fomentado la conciencia crítica de los canarios y reflejado el debate social?

“No. Deja mucho que desear en ese sentido. Y es una pena porque tiene un inmenso caudal de profesionales que son francamente buenos. Pero algunos van a una rueda de prensa y ya de antemano les han dicho el titular que tienen que poner”.

-O sea, que constata usted que eso ha ocurrido en la RTVC…

“Sí, en campaña electoral se llamó desde un partido y los redactores salieron de la redacción con esa instrucción, sabiendo que iban a una rueda de prensa de un partido de la oposición de la que no podrían decir nada o solo una noticia muy pequeña. Es una falta de respeto a los trabajadores, que están supeditados al control de la dirección para garantizar que el contenido de los informativos sea acorde a los intereses de quien controla la RTVC”.