Icod de los Vinos

Domínguez sostiene que la censura en Icod se ha “magnificado un poco”

A Manuel Domínguez “le preocupa” que la moción de censura en Icod se convierta en una cuestión de estado. Sergio Méndez

Faltan tan solo ocho días para que se concrete la moción de censura en el Ayuntamiento de Icod de los Vinos, acordada por los cuatro grupos de la oposición (PSOE, PP, SI-NC y C’s) contra el alcalde, Francis González (CC). A estas alturas, nadie puede negar que se ha convertido en una cuestión de estado más que en un mecanismo legal para forzar un cambio de gobierno.

Así lo considera también el presidente insular del PP, Manuel Domínguez, quien sostiene que la situación “se ha magnificado un poco”, cuando recientemente se han presentado otras mociones en las que se ha visto afectado el PP y no ha pasado nada, como lo sucedido en mayo en el Ayuntamiento de La Oliva, en Fuerteventura.

Domínguez confiesa que la coyuntura “le preocupa”, ya que se está priorizando una situación interna -los intereses de CC- a una externa, “cuando estamos en política para trabajar para los ciudadanos más que para darle estabilidad a un determinado partido político”. Además, añade, “en ningún momento he escuchado hablar sobre la inversión para Canarias, de sanidad, servicios sociales, o de mejora presupuestaria, sino advertir que o se arregla el problema de mi partido o se acaba lo demás”, critica.

El también alcalde de Los Realejos subraya que la propuesta de un nuevo gobierno en la Ciudad del Drago no viene marcada por el PP sino por toda la oposición, “con lo cual se ha optado por dar estabilidad al municipio”. Además, cuando existe una unión de toda la oposición contra un gobierno que está en minoría, “es porque algo está sucediendo”, matiza.

Más noticias
Plan de urgencia para acabar con el abandono del Parque del Drago

Por todo ello, Domínguez no entiende “aunque respeta”, las manifestaciones de algunos líderes nacionalistas advirtiendo las consecuencias que puede tener un cambio de gobierno en Icod, como la falta de apoyo a los presupuestos generales de 2018.

En el caso de CC, su secretario insular, Francisco Linares, aseguró ayer a este periódico que desde su partido “se está haciendo todo lo posible y tendiendo puentes” para que los populares “den marcha atrás” con el documento firmado y se retire la moción de censura. Y para conseguirlo, avisó, “trabajarán hasta el último momento”.

Por su parte, el alcalde, Francis González, se manifestó ayer por primera vez a través de Facebook. Así, en la red social calificó de “injusta e inmerecida” la situación y acusó al futuro alcalde, Moncho León, de dedicarse desde el principio del mandato a tramar “con ayudas” una censura en lugar de trabajar de forma responsable por la ciudad.

TE PUEDE INTERESAR