la laguna

El Estado termina de pagar al Obispado su deuda por las obras en la Catedral

Vista desde una de las torres de la Catedral de La Laguna. | FRAN PALLERO

Los presupuestos del Estado para este año contemplan finalmente una partida de en torno a 1.400.000 euros para saldar por fin la deuda que mantiene con el Obispado de Tenerife por las obras de reposición de las cubiertas de la Catedral de La Laguna y su rehabilitación. Según confirmaron desde el propio Obispado, con esta cuantía el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte termina de pagar el total de seis millones de euros a los que se había comprometido para la rehabilitación y que tuvo que adelantar en parte el Obispado a través de un préstamo bancario.

En el proyecto de ley de los presupuestos generales del Estado para este año ya se recogía una partida en torno al millón de euros con ese fin, que se confirmó en las cuentas que finalmente se aprobaron. En años anteriores la partida para reducir la deuda había estado en torno a los 695.000 euros, cifra que en este ejercicio se aumentó para terminar de saldarla.

La Catedral de La Laguna reabrió sus puertas al público en enero de 2014, tras 12 años cerrada por peligro de derrumbe de sus techos, cuyos trabajos de rehabilitación se iniciaron en 2009. El Estado se había comprometido a destinar seis millones de euros para estas actuaciones, que tendría que haber terminado de abonar en 2011.

Sin embargo, no fue así y el Obispado de Tenerife se vio obligado a contraer un préstamo para poder continuar y finalizar esta rehabilitación, que el Ministerio tendría que haber culminado de pagar en 2013 y que al final se dilató hasta este año. Las obras de rehabilitación tuvieron un coste total que rondó los 14 millones, en cuya financiación colaboraron el Cabildo de Tenerife y el Ayuntamiento de La Laguna, y de los que el Estado se comprometió a invertir unos seis millones y el Obispado otros seis. Tras el pago estatal, de estos 14 millones solo quedan por abonar unos tres, que el Obispado aún adeuda a los bancos, cuantía que tiene “una financiación que hemos previsto a largo plazo y hay crédito hasta el año 2025”, explicaron desde la institución religiosa. En septiembre de 1998 comenzó el estudio de las patologías que afectaban a la estructura y cubiertas de la Catedral, que se cerró al culto el 29 de junio de 2002. La rehabilitación del templo comenzó en 2009 y en 2011 comenzaron los trabajos de reposición de las cubiertas, momento en el que se inició el plazo de 20 meses establecido en el contrato para la conclusión de las actuaciones, que se alargaron hasta 2014.

TE PUEDE INTERESAR