fútbol

La Guardia Civil denuncia a Cartabia, Andone y a un empleado del Depor por falta de respeto, obstrucción y desobediencia

Fede Cartabia, uno de los implicados en lo ocurrido en Los Rodeos| CHEMA REY

Fede Cartabia, uno de los implicados en lo ocurrido en Los Rodeos| CHEMA REY

Los futbolistas del Deportivo de La Coruña Federico Cartabia y Florin Andone, así como un empleado de dicho club, han sido denunciados administrativamente por la Guardia Civil como presuntos autores de falta de respeto, desobediencia y obstrucción a un funcionario en el, ejercicio de sus funciones, en información contrastada por vías extraoficiales. Dichas denunciascorresponden al altercado acaecido en la mañana del pasado domingo en el aeropuerto Tenerife Norte (Los Rodeos), tal y como adelantó DIARIO DE AVISOS, y que tuvo lugar entre los tres implicados y guardias adscritos al aeródromo lagunero, a pesar de los intentos del entrenador, Pepe Mel, y del delegado del equipo, por apaciguar los ánimos.

Los peor parados en las denuncias presentadas por la Benemérita son Cartabia, para el que se pide una sanción grave por desobediencia, y el empleado, también grave por obstrucción, mientras que al rumano se le solicita una sanción leve por falta de respeto. Además, a los dos futbolistas también se les denuncia por no actualizar su documentación, dado que en las mismas al parecer figuran datos que no se corresponden con la actualidad.

El incidente tuvo lugar minutos después de las ocho de la mañana de la referida jornada dominical, cuando la expedición gallega se disponía a volar de vuelta a casa tras disputar el día anterior el Trofeo Teide en La Orotava, donde se impusieron 3-0 al CD Tenerife.

Todo empezó cuando, al parecer,Cartabia ignoró el requerimiento de un guardia civil, al que ni siquiera habría respondido. Como quiera que el futbolista mantenía, según denuncia el Instituto Armado, una actitud inadecuada ante el servidor público y no portaba su documentación, Mel intervino para mediar con unos modales descritos como exquisitos por parte de los testigos, disculpándose ante la posible falta de respeto mostrada por el deportista, quien primero no contestó al guardia y ante su insistencia se rió de él en su cara. Finalmente, Cartabia explicó que el jefe de expedición era quien portaba toda la documentación.

Más noticias
Desarticulada una importante banda de narcos afincados en La Palma

Los esfuerzos del que fuera en su día entrenador del club tinerfeño parecían lograr su propósito, pero éste se frustró con la imprevista irrupción de Andone en la conversación. El delantero llegó a decirle al funcionario que tenía que ser él quien averiguase la identidad de su compañero y que no podía pedir los papeles de forma aleatoria, pero ambas cosas son falsas.

Todo ello tenía lugar en la cafetería de Los Rodeos, lo que llamó la atención de los presentes cada vez en mayor número. Prueba de la tensión que llegó a vivirse es que, según uno de los testigos, Mel llegó a ordenar al rumano que se callase de una vez para no empeorar las cosas. No en balde, Tenerife Norte es uno de los aeropuertos con mayor volumen de pasajeros de un destino turístico tan importante como Canarias y el calendario marcaba uno de los domingos más señalados del año por lo que respecta a las vacaciones.

Ni los esfuerzos de Mel ni los del delegado del equipo coruñés, siempre respetuosos, evitaron que se comunicaran oficialmente unos hechos ahora denunciados, también por la intervención de un mimebro de la expedición, que, al igual que Andone, no hizo más que empeorar las cosas cuando presumió de influencias en la Guardia Civil tinerfeña, lo que terminó por decantar la inevitable decisión de los funcionarios de denunciar los hechos en los términos que ahora se adelantan y que formalizaron ante la Comandancia provincial en la mañana de hoy miércoles.

TE PUEDE INTERESAR