santa cruz

Más de 40 años de veranos en la Playa de Las Teresitas

Juan y Olga disfrutan de la playa con dos de sus cinco nietos. ANDRÉS GUTIÉRREZ

Juan Antonio Pérez y Olga Díaz llevan más de 40 años acudiendo a la santacrucera playa de Las Teresitas, a donde llevaron a sus tres hijos y, ahora, a sus cinco nietos. Y es que el verano complica aún más la siempre difícil conciliación familiar y laboral. Por ello, muchos abuelos se convierten durante estos meses en una ayuda fundamental para sus hijos, a la vez que también disfrutan de la compañía de sus nietos.

Juan y Olga llevan en la playa desde las 08.45 horas con dos de sus nietos. “Venimos pronto por la comida de ellos, y están acostumbrados a madrugar. Para los niños es la mejor playa, aquí corren, el agua es segura…”, señala Olga, quien afirma estar “encantada” de la compañía de sus nietos. “A veces vienen todos, los otros dos son más mayorcitos, pero cuando no están los niños, casi no vamos a la playa, a lo mejor vamos a Taganana, pero así a diario no, porque cansa y uno tiene unos años”, resalta. “Cuando traemos a los cinco es un espectáculo”, asegura sonriendo su marido Juan.

Pero antes que a sus nietos, ya traían a sus hijos. “Ellos aprendieron a nadar aquí conmigo -indica Olga-. Esta y la de Las Galletas han sido las playas de la familia, donde siempre íbamos de vacaciones”.
De hecho, Olga y Juan llevan más de 40 años ya acudiendo a Las Teresitas. “Vengo desde cuando no existía esta playa de arena. Antes era maravillosa, la de ahora me gusta, pero antes era mucho mejor; el mar estaba libre, no había rompeolas. Cuando bajaba la marea, como ahora, era fabuloso, todo arena negra…”, rememora Juan,quien también se acuerda de cuando comenzaron los trabajos para convertir Las Teresitas en la playa que es ahora, de arena dorada fina, “por el año 68 más o menos, imagínate lo que fue…”.

Más noticias
Adjudicados los 11 autobares de Las Teresitas tras un tenso sorteo

“Yo estoy encantada con esta playa, es la mejor que tenemos”, responde su mujer. “Esta me gusta, pero añoro el tiempo pasado…”, apunta su marido, quien destaca, además, que “lo malo de aquí es el viento, ha estado toda la vida, pero antes al ser de callao no molestaba tanto, con la arena cualquier cosa que comas es croqueta”. Sin embargo, en estos días de ola de calor el viento ha dado una tregua, dejando la playa “de maravilla”, enfatiza Olga.

La santacrucera playa de Las Teresitas, ayer llena de gente huyendo de la ola de calor. A. G.

Kioscos

En estos años muchos son los cambios en Las Teresitas de los que han sido testigos. El último de ellos, el cierre de los kioscos a pie de playa y su sustitución por autobares y otros negocios, ubicados en los aparcamientos. “Estoy de acuerdo con que los quitaran -manifiesta Juan-, por razones de higiene, pero es verdad que si te querías tomar algo los tenías ahí mismo y ahora hay que cruzar la calle, pero la higiene antes era fatal”. En este sentido, Olga coincide con su marido en que “con las aguas sucias por detrás [de los kioscos] no había quien pasara”, pero considera que “tendrían que haberlos dejado, pero reformarlos, porque ahora hay que cruzar la carretera para tomar algo, y antes podías picotear algo en la misma playa”.

Además, los precios en los nuevos “son prohibitivos, mucho más caros, un cortado cuesta 1,25 euros”, enfatiza Juan.

Aun así, Juan y Olga seguirán acudiendo cada día a esta playa, que ha terminado formando parte de la familia y de los recuerdos de tres generaciones de santacruceros.

Más noticias
Prohibido el baño en Valleseco y bandera amarilla en Las Teresitas por microalgas

El transporte adaptado a la playa funciona con normalidad

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, a través de la Concejalía de Accesibilidad, comunicó ayer que el servicio de transporte adaptado a la playa de Las Teresitas para personas con discapacidad opera con absoluta normalidad y a satisfacción de los usuarios.

El concejal de Accesibilidad, Carlos Correa, informó de que en la actualidad este transporte se presta a cargo de la empresa Tropical Bus, que, además del vehículo adaptado, acorde con las necesidades del servicio, “aporta un equipo humano formado por el conductor y un auxiliar cualificado para la recogida de los usuarios en los distintos puntos de la ciudad y, si es necesario, para prestar la ayuda necesaria desde la propia vivienda”, apuntó.

Correa indicó que el cambio en la empresa prestataria no ha ocasionado modificación alguna en las condiciones y en la atención del servicio de transporte adaptado, que responde fielmente a las obligaciones establecidas por el Ayuntamiento en el contrato provisional vigente.
Al respecto, el concejal indicó que este contrato provisional para el periodo comprendido entre agosto y octubre, ambos meses incluidos, representa una inversión de más de 13.000 euros públicos y estará vigente hasta la finalización de la tramitación en curso del nuevo contrato permanente. Recordó que el servicio se adapta a los usuarios, modulando su frecuencia con mayor intensidad en agosto y septiembre.

TE PUEDE INTERESAR