sanidad

Normalidad en las urgencias de los hospitales pese al calor y la calima

A partir de hoy solo estará en alerta la provincia oriental. FRAN PALLERO

Canarias está atravesando estos días una de las peores olas de calor de todo el verano, superando en diferentes localidades los 40 grados. A ello, además, se suma la intensa presencia de la calima. Pese a este escenario, los servicios de urgencias de los principales hospitales públicos de Tenerife no han experimentado episodios significativos de demanda. No obstante, no se descarta que pueda producirse en las próximas jornadas, puesto que lo habitual es que los efectos en la salud causados por el polvo en suspensión procedente del Sahara empiecen a hacer mella pasados unos dos días de la aparición del fenómeno meteorológico.

Al respecto, fuentes del Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria (Hunsc) explicaron ayer a este medio que el servicio había operado con “normalidad” en estos días y no se había detectado ningún episodio importante provocado por los efectos meteorológicos.

Así, otras fuentes consultadas confirmaron también que, en el caso del Hospital Universitario de Canarias (HUC), tampoco se había apreciado ningún tipo de colapso generado a causa de la calima y las altas temperaturas.

El mercurio se dispara

Los termómetros volvieron ayer a rozar los 40 grados en Canarias en una nueva jornada bajo aviso naranja por calor, con máximas de 39,7 grados tanto en Valleseco (Gran Canaria) como en La Laguna (Tenerife). De hecho, esos dos registros solo fueron superados en el resto de España por los 40,9 grados que soportaron los vecinos de Huercal Overa, en Almería, según los datos que facilita la Agencia Estatal de Meteorología.

Ayer también se detectaron temperaturas especialmente altas en Las Tirajanas (Gran Canaria, 38,5 grados), Teror (Gran Canaria, 36,6 grados) y El Paso (La Palma, 36,2 grados).

Más noticias
Aviso amarillo por altas temperaturas en Tenerife, Gran Canaria y Fuerteventura

A partir de hoy las temperaturas parecen dar un respiro, sobre todo en la provincia occidental. De hecho, solo Lanzarote, Fuerteventura y la mitad sur de Gran Canaria estarán en aviso amarillo por máximas que pueden superar los 34 grados, que afectarán principalmente a medianías y cumbres de Gran Canaria, así como a zonas del interior sudeste de Lanzarote y Fuerteventura. Además, desde hoy se espera un temporal de viento que traerá consigo rachas que podrán superar los 80 kilómetros por hora, así como olas de uno a dos metros.

TE PUEDE INTERESAR