Sociedad

Drogas y alcohol en la mayoría de controles de tráfico en Santa Cruz

La gran mayoría de los coches que fueron inspeccionados recibieron alguna sanción, no solo por las condiciones del vehículo, sino por las de la conducción. A. G.
La gran mayoría de los coches que fueron inspeccionados recibieron alguna sanción, no solo por las condiciones del vehículo, sino por las de la conducción. A. G.

Apenas cinco minutos bastaron para que se empezaran a registrar las primeras infracciones de la noche por parte de la Policía Local de Santa Cruz. Conducción bajo los efectos del alcohol, drogas, carecer de la documentación reglamentaria o del carné de conducir y superar la velocidad máxima establecida fueron, en la noche del viernes, los motivos que marcaron las multas y delitos detectados por los agentes, en un control especial establecido en la autovía a San Andrés, a la altura del barrio de María Jiménez.

El operativo especial de la Policía se llevó a cabo en la autovía de San Andrés, a la altura de María Jiménez. Andrés Gutiérrez
El operativo especial de la Policía se llevó a cabo en la autovía de San Andrés, a la altura de María Jiménez. Andrés Gutiérrez

Sobre las once de la noche los doce agentes que conformaron este dispositivo empezaron con los preparativos. La señales luminosas que delimitaban el carril donde se realizaba la inspección, la colocación de un vehículo preparado por si algún coche intentaba darse a la fuga y la instalación del radar-móvil, uno de los elementos más temidos del operativo. Aunque habitualmente se llevan a cabo controles puntuales, el dispositivo conformado el viernes -coincidiendo con una campaña nacional de la Dirección General de Tráfico- congregó el control de velocidad, alcohol y drogas. Para ello, se dispuso personal de Atestados, Unipol y agentes de la Policía Local de la capital.

A las 23.30 comenzaron a parar. La idea era permanecer una hora, pero debido a la alta intensidad y el elevado número de sanciones, que al ser catalogadas como delito tenían que gestionarse en la propia Jefatura, el dispositivo especial -del que fue testigo en primera persona DIARIO DE AVISOS- se levantó 15 minutos antes de lo previsto.
En total, se pararon 15 vehículos, de los cuales solo tres cumplían la legalidad -uno de ellos estaba en el límite de alcohol- lo que pone de manifiesto las altas tasas de infracciones que se comenten al volante.

La gran mayoría de los coches que fueron inspeccionados recibieron alguna sanción, no solo por las condiciones del vehículo, sino por las de la conducción. A. G. AG - CONTROL POLICIA MARIA JIMENEZ - 07_26 AG - CONTROL POLICIA MARIA JIMENEZ - 04_23 AG - CONTROL POLICIA MARIA JIMENEZ - 03_20 AG - CONTROL POLICIA MARIA JIMENEZ - 02_22 AG - CONTROL POLICIA MARIA JIMENEZ - 01_21 El operativo especial de la Policía se llevó a cabo en la autovía de San Andrés, a la altura de María Jiménez. Andrés Gutiérrez AG - CONTROL POLICIA MARIA JIMENEZ - 13_32 (1) AG - CONTROL POLICIA MARIA JIMENEZ - 12_31 AG - CONTROL POLICIA MARIA JIMENEZ - 11_30
<
>
La gran mayoría de los coches que fueron inspeccionados recibieron alguna sanción, no solo por las condiciones del vehículo, sino por las de la conducción. A. G.

El balance de sanciones fue bastante llamativo: tres coches sin ITV, una sanción administrativa y un delito por positivo de alcoholemia, un positivo de drogas, dos multas por alta velocidad (una de ellas delito por superar el doble de la velocidad permitida), una multa por circular sin cané de conducir y cuatro coches retirados al depósito. El primero de los vehículos parados, tras comprobar la legalidad de su documentación y demás, fue uno de los afortunados al cumplir la ley.

El segundo ya no corrió la misma suerte. Aunque en principio aseguró que apenas había bebido una cerveza -al final confesó que al menos fueron cinco- alcanzó una tasa de alcoholemia de 0,51, en un primer test, y de 0,54 en una segunda prueba. Esto le llevó a una multa de 1.000 euros -500 si lo paga en los primeros 15 días- y la retirada de seis puntos del carné. A partir de ahí, se empezaron a vivir situaciones más graves. Tasas de alcoholemia de 0,71 (el límite permitido es de 0,25), circulación a 117 kilómetros horas, un conductor solo con carné de motocicletas y otro sin ITV desde 2015 y bajo los efectos de la cocaína, hachís y anfetaminas. Y todo ello en apenas 45 minutos y solo en un punto de todo el municipio.

Sin duda, el balance de este dispositivo extraordinario pone de manifiesto las barbaridades que se comenten en la carretera. Y aunque algunos solo puedan ver en estas acciones el importe de la multa, en muchos casos puede suponer evitar un mal mayor.

Alta velocidad, alcohol y drogas: los tres factores

El inspector de la Policía Local de Santa Cruz de Tenerife Félix Liendo Felipe explica que los datos registrados en el pasado control son más o menos los similares a los habituales. De esta manera, alerta de los peligros que tiene para el propio conductor y para el resto de las personas que se encuentran en la carretera tres elementos como son conducir bajo los efectos del alcohol, las drogas y la elevada velocidad. Insiste en la importancia de este tipo de acciones para concienciar sobre una circulación segura.

TE PUEDE INTERESAR