Fiestas de Patrona de Canarias

Todos los caminos conducen a Candelaria

Candelaria estñá engalanada para recibir a miles de peregrinos / ANDRÉS GUTIÉRREZ

Dicen que una fecha como el 15 de agosto todos los caminos conducen a Candelaria. Desde que se instaurara esta fecha de peregrinación en lugar del 2 de febrero -para evitar que la gente muriera de frío cruzando los montes- muchos son los tinerfeños, y canarios en general, que se acercan ese día, e incluso los días previos hasta la Villa Marina.

Son muchos los que lo hacen para cumplir una promesa y otros por participar en actos tan espectaculares como la ceremonia de los guanches (mañana) o tan solidarios como la ofrenda floral (pasado mañana) que desde hace unos años se ha convertido, por mor de la crisis, en ofrenda alimenticia. Y como recuerda Daniel López, prior dominico de la Basílica, “hay que venir contentos a ver la Virgen, pero no con tinto”, en alusión a que “no deja de ser un acto litúrgico, en donde celebramos que María es la primera misionera antes de que el Evangelio llegara a las Islas”.

Precisamente esa llegada casual de la talla de madera de la Virgen de las Candelas a la playa de Chimisay en torno al año 1400 -dicen que procedente de un barco que venía de Lanzarote- y su encuentro con unos pastores aborígenes, es el argumento de la ceremonia de los guanches, que durante 200 años se viene celebrando para recordar la historia, como también se hará en las fiestas de El Socorro el próximo 7 de septiembre.

Candelaria está engalanada desde hace unas semanas para vivir las fiesta religiosa más populosa que se realiza en Tenerife. Se ha organizado un amplio dispositivo de seguridad, con más de 400 efectivos, para garantizar que todo transcurra con normalidad, tanto para aquellos que vienen andando por el Camino Viejo u otros senderos, como los muchos que vendrán en coche o transporte público.

Más noticias
Una mujer y un niño resultan heridos en un accidente de tráfico en la TF-1
La Virgen viste para esta ocasión un manto azul / DA

Desde este fin de semana, las zonas aledañas a la Basílica, en dirección a Samarines, ya han empezado a colmatarse de acampadas, aunque será la tarde-noche del lunes cuando se espera la mayor afluencia, casi coincidiendo con otra ‘operación salida’ hacia las playas del Sur de la Isla, por lo que se insiste, desde los responsables del plan de seguridad, de abstenerse a caminar por el borde de la autopista, por el llamado Camino del Peregrino, que se confirma como una obra muerta de risa.

TE PUEDE INTERESAR