cultura

10 maravillas naturales que ya no existen, y una de ellas estaba en Canarias

En los últimos 50 años cientos de monumentos moldeados por la naturaleza en todo el mundo han cambiado de manera drástica sin posibilidad de volver a su estado anterior y sin que nosotros podamos disfrutarlos en directo. National Geographic quiere que los recuerdes con esta galería de imágenes. Y sobre todo grabarnos a fuego en nuestras cabezas que nuestro planeta Tierra es “dinámico y efímero”.

La Ventana Azul sobre los acantilados de roca caliza de la isla de Gozo, en Malta, se derrumbó tras una gran tormenta.

El cambio climático y ascenso del nivel del mar se tragó el año pasado cinco de las islas Salomón.

A finales del siglo XIX varios árboles gigantes de California se cortaron para promover el turismo en la zona. Esta secuoya gigante conocida como “árbol túnel” de 1.000 años de edad era se vino abajo el pasado enero. Se podía pasar con un coche.

En 2005 uno de los 12 Apóstoles del Parque Marítimo de Australia se vino abajo frente a una familia que lo contemplaba.

Dedo de Dios.

Entre estos lugares ya inexistentes pero que fueron maravillosos entra un monumento natural de Gran Canaria. Sí, el Dedo de Dios, que la tormenta tropical Delta se ocupó de derribar en Canarias en noviembre de 2005.

Es “la sabina de Yosemite”: el pino de Jeffrey, azotado por el viento en la cima del pico Sentinel Dome, se hizo famoso gracias a Ansel Adams y que finalmente se vino abajo en 2003.

La lava sepultó esta playa llena de palmeras y de arena negra conocida como Kaimu. De las palmeras solo quedan las copas que ahora parecen arbustos.

Más noticias
Llega una patera a Lanzarote con nueve personas a bordo

La parte superior del “Wall Arch” en el Parque nacional de los Arcos de Utah cedió una noche a principios de agosto de 2008. fue tal el ruido que produjo que los campistas pensaron que fueron truenos.

Uno de los robles más ancianos de Norteamérica murió el año pasado. Situado en un cementerio de Basking Ridge, Nueva Jersey, se cuenta que dio sombra durante un picnic a George Washington y contaba ya con 80 años cuando Cristóbal Colón llegó a América.

La formación rocosa de Mukurob, de Namibia, se desplomó en 1988 y coincidió con el final de la Guerra de la Frontera de Sudáfrica y muchos lo consideraron algo simbólico.

Aquí puedes conocer otras nueve maravillas que ya solo podrás disfrutar en fotos

TE PUEDE INTERESAR