gastronomía

7 restaurantes ‘nuevos’ para disfrutar en Santa Cruz de Tenerife

Salmón ahumado, de Danny Nielsen. J.L.C.

La capital tinerfeña vive momentos de euforia y de renovación gastronómica, algo insólito que no ocurría hacía tiempo. Al menos siete restaurantes abrirán sus puertas o cambian de cocinero de aquí a dos meses con propuestas en algún caso diferentes o atrevidas. Santa Cruz parece haber dejado atrás unos tiempos donde la restauración no vivió momentos de felicidad y en los que muchos locales se plantearon cerrar sus puertas. Hoy la realidad es bien distinta a tenor de estos movimientos en la restauración. La recuperación económica, el incremento de la llegada de turistas a la capital y el aumento del gasto del residente podrían ser tres de los factores que han animado a esta aventura empresarial.

Uno de estos ejemplos que por cierto ya ha abierto sus puertas es el Aiko Sushi, en la calle capitán Gómez Landero, donde hasta hace dos años estaba El Rincón de las Paellas de Paco Millet. Orlando Rujano, ex chef del Maguro, será el encargado de sacar los platos de este pequeño y acogedor local.

La Posada del Pez, en el núcleo pesquero de San Andrés, de Carlos Villar, también registra cambios importantes con la incorporación de Tadashi Tagami, quien hasta hace poco defendía los platos del japonés Kazan, restaurante que cuenta con una estrella Michelin y dos soles de la Guía Repsol. Tagami ya se ha incorporado a este restaurante donde elabora platos de inspiración oriental.

Otra de las novedades es que la pescadería Nicomedes, ubicada en el mercado Nuestra Señora de África, y que desde hace años dispone de un espacio anexo donde se pueden degustar mariscos, ha apostado por abrir otro negocio en la avenida Francisco La Roche, número 1, en lugar de El Capricho. Marcos Tavío, del Niqqei y la Cámara Frigorífica, es otro de los protagonistas del inmediato futuro de la gastronomía de Santa Cruz. Ahora afrontará un proyecto en la Casa Duque, edificación de principios del siglo XX, anexa al Iberostar Gran Hotel Mencey, y que se quiere relanzar tras un periodo en que ha funcionado como centro de celebraciones del citado grupo hotelero. De momento el chef guarda silencio y prepara minuciosamente su nuevo proyecto con importantes apoyos.

Nuevos aires gastronómicos entran en el Club Oliver, una entidad que han mantenido su interés por la buena cocina. En esta ocasión le toca el turno a Lucas Gamonal, quien se incorporará a esta sociedad ubicada en el barrio de Salamanca, siguiendo la estela de su padre Carlos Gamonal quien en su día estuvo al frente de los fogones.

La Esquina de Gamonal, sita en la calle Cruz Verde 14, se remodelará para centrarse más en el mundo de la carne, con un horno Josper, y atender esta demanda culinaria en la capital tinerfeña.

Tartar de atún, de Orlando Rujano, en Aiko J.L.C.

La Tasca del Callejón, sita en el callejón del Combate, también abrirá sus puertas en los próximos meses de las manos de Rafael Macía, responsable al mismo tiempo del ‘Kubo’ de la céntrica plaza Weyler y del espacio El Gusto por el Vino en el mercado Nuestra Señora de África. Al frente de las cocinas estará un chef conocido en Santa Cruz por su etapa de El Gusto por el Vino, en sus tiempos de la calle Emilio Calzadilla, como es Danny Nielsen. El currículum de este danés, que lleva años afincado en Tenerife, ha pasado en los últimos años por el Boutique Hotel San Roque, de Garachico, y el The Oriental, del Grupo Monkey, en Playa de las Américas.

La apertura del Jaxana, en el paseo Milicias de Garachico, casi al lado del Kazan, parece que por fin ha encontrado fecha las próximas semanas. La inauguración se ha hecho esperar más de lo previsto, Nacho Hernández, que liderará las cocinas, afrontará un proyecto culinario quizás el más atrevido, con materias primas de calidad y el toque oriental que ha marcado su trabajo, sus múltiples viajes y su experiencia en el Grupo Monkey y en el Azafrán.

TE PUEDE INTERESAR