La Laguna

Abubukaka zanja la polémica desatada por su actuación en las Fiestas del Cristo

El Cristo de Abubukaka

Todo comenzaba el sábado, cuando el político Antonio Alarcó (Partido Popular) criticaba en sus redes sociales el espectáculo que iba a representar el grupo cómico Abubukaka, Caribe Mix 2, durante las Fiestas del Cristo, donde los actores se visten de Cristo crucificado para criticar las listas de Sanidad y de las vírgenes de Candelaria y El Pino en una “velada de boxeo con el título de la Patrona de Canarias en juego”. Una obra que ya ha sido representada, por ejemplo, en el MUECA de Puerto de la Cruz sin ningún tipo de polémica.

“No es admisible que en La Laguna se falte el respeto a los sentimientos de muchos laguneros. Mucho menos con dinero público”, decía el político el 2 de septiembre.

La contestación de los cuatro humoristas no se hizo esperar, publicando en Facebook una foto de Alarcó junto a Rodrigo Rato, exministro del PP y condenado a cuatro años y medio de prisión por el caso de las tarjetas ‘black’ junto a las palabras que el político tinerfeño utilizó para criticar a Abubukaka.

Por si fuera poco, la asociación religiosa ‘La Esclavitud del Cristo de La Laguna’ entraba al trapo en un comunicado haciendo saber su “indignación”. “La Esclavitud y el esclavo mayor, indignados por la actuación que va a realizar el grupo Abubukaka el día 11 en la plaza del Cristo”. Según indicaron sus responsables, su malestar se debe a los ‘sketches’ de las patronas canarias y de Jesucristo.

Más noticias
Los niños laguneros asesoran para ser Ciudad Amiga de la Infancia

El grupo también contestó en Facebook:

Durante tres días estas “ofensas religiosas” por un rato de diversión han sido una de las comidillas en las redes sociales. Que si dividen a los laguneros, que si es una falta de respeto, que si hay que boicotear el espectáculo,… Al final ha sido Abubukaka quien ha zanjado todo este lío de la forma más elegante posible, apelando a la libertad de expresión y el civismo. El grupo ha decidido cambiar la ubicación de su espectáculo Caribe Mix 2, de la Plaza del Cristo al parking Las Quinteras, tal y como explican en un comunicado. “La razón es solo una: Abubukaka quiere que a partir de las 21:00 horas el lunes 11 de septiembre sea una noche de humor, no una noche incómoda. ¿Por qué hacemos esto? Porque consideramos que es un gesto en favor del civismo y la libertad, y decimos “gesto en favor” porque no podemos hablar de “acto de civismo y libertad”, poder hacerlo significaría actuar en la plaza del Cristo”.

Las vírgenes luchando por el título de Patrona de Canarias

Otras reacciones políticas

A raíz del cambio de ubicación, Unid@os se puede ha informado a través de un comunicado, esta lamentable polémica por las presiones de “una minoría ultra que quieren imponer su moralidad al resto de la sociedad”.

Rubens Ascanio asegura que es incomprensible que un municipio abierto y plural como La Laguna, en el contexto de unas celebraciones populares del siglo XXI, se haya querido expulsar de las fiestas a un grupo teatral por representar en un sketch a Jesucristo. “Ceder ante la intolerancia es permitir que las fiestas, que son pagadas con presupuestos públicos, sean tuteladas por la iglesia católica y entidades afines, algo totalmente incompatible con un modelo aconfesional de Estado”, señala.

Más noticias
“Una censura en La Laguna depende de las soluciones que aporte, nunca de los cargos"

“La formación lagunera asegura que defendiendo la laicidad se respeta totalmente el hecho religioso y su celebración, pero entendiendo que los actos populares los construye una ciudadanía y un Consistorio, que debe ser un reflejo de una sociedad plural”, manifiesta.

La formación política lagunera rechaza las amenazas y presiones organizadas contra esta actuación, incluso con homilías en la Catedral lagunera pidiendo que se organizara una protesta el día de la actuación. “No podemos retroceder en el tiempo, las fiestas son de todos los laguneros y laguneras, con independencia de sus creencias, están pagadas con dinero público y debe ser un espacio donde las celebraciones populares tengan un espacio y las religiosas el suyo”, explica.

El portavoz lagunero respeta la decisión de Abubukaka, pero lamenta que ciertas entidades religiosas quieran dictaminar qué actos se pueden hacer o no en el Cristo aplicando sus criterios morales. Finaliza diciendo que “si quieren eso habrá que pedir que sean ellas las que financien la celebración”.

TE PUEDE INTERESAR