AGRICULTURA

El agua de riego embalsada no llega al 40% y el sector agrario pide medidas urgentes

La preocupación de agricultores y ganaderos, que ha sido trasladada a través de algunas de sus organizaciones más representativas en la Isla al vicepresidente del Cabildo y consejero de Aguas de la isntitución, José Luis Perestelo, están más que justificadas.

La preocupación se materializa al comprobar la precariedad de los datos del agua embalsada y disponible para riego, que no supera el 39%, lo que supone un 8% menos que la disponible el pasado año en la misma fecha.

El temor aumenta si se tiene en cuenta que la Isla podría atravesar por un invierno sin abundantes lluvias, lo que derivaría en un próximo verano marcado por las limitaciones en el riego.

Los datos más llamativos -por escasos- en las infraestructuras hidricas de la Isla, provienen de Puntagorda; allí la cantidad de agua de riego embalsada es casi testimonial, con un 1% en el embalse de Montaña de Arco, y otro 3% en la balsa de Puntagorda.

Los representantes de una de las organizaciones agrarias de la Isla, la Asociación de Agricultores y Ganaderos de La Palma (ASPA), solicitaron hace unos días una reunión al presidente del Consejo Insular de Aguas, José Luis Perestelo. Lo hicieron no solo para exponer su preocupación, que pasó por destacar la ausencia de lluvias, sino para solicitar medidas concretas. Éstas pasarían por un mayor control en la gestión de este recurso básico para la economía insular y la productividad agraria.

Más previsión desde el Consejo Insular de Aguas de La Palma para evitar problemas de desabastecimiento como el soportado por la comarca noroeste de la isla el pasado mes agosto, y mayor inversión en capacidad de almacenamiento, transporte, control y buena gestión en todas las comarcas de la isla para “evitar agravios comparativos tanto en disponibilidad y calidad así como en el precio para acceder al agua”, que llega a tener diferencias muy notables entre la zona Norte y zona Sur, así como entre las comarcas Este y Oeste.

El consejero se comprometió a gestionar, para su puesta en marcha a la mayor brevedad, la finalización de los proyectos en ejecución, entre estos la Balsa de Vicario y su conexión con La Laguna de Barlovento,. además de la conexión de Hidráulica Las Nieves con el municipio de El Paso, la Red de Riego en la Comarca Breñas-Mazo, y en el avance de los planes hidrológicos por zonas con la participación ciudadana y el estudio para la puesta en funcionamiento, si fuera necesario con carácter de urgencia, de pozos inactivos en la zona este de la isla, así como seguir incentivando el cierre de galerías, una medida con la que se lograría la recuperación parcial del mermado acuífero.

TE PUEDE INTERESAR