sociedad

“Canarias siempre ha tenido una importancia estratégica”

Juan Antonio Carrasco. | FRAN PALLERO

En las dos entregas anteriores, el teniente general Juan Antonio Carrasco Juan (Santa Cruz de Tenerife) desveló, en entrevista exclusiva con DIARIO DE AVISOS, varias claves sobre la transformación constante que tiene lugar en nuestras Fuerzas Armadas durante los últimos años. Gracias a su privilegiada experiencia como jefe del Estado Mayor Conjunto (Emacon) de la Defensa desde 2012 hasta el pasado mes de junio, Carrasco relata que la formación actual en las Academias militares pasa por tres ejes: lo ético, lo científico y lo humanitario. Con sus propias palabras, “se forma a líderes” capaces de cumplir con los restos inherentes a unas misiones “a 6.000 y 7.000 kilómetros de España, pero es que allí es donde se trabaja por la seguridad de nuestro país”. También explica el especialista que, hoy por hoy, “la defensa y la seguridad son un reto que nos incumbe a todos” los ciudadanos, y que conceptos como “asimetría” y “guerra híbrida” resultan fundamentales para entender cómo es ahora el Ejército. Caído el Muro de Berlín y acaecido el 11-S, se dijo adiós al concepto clásico de defensa. Ahora lo que priman son unos factores de riesgo con características muy diversas en un mundo “que cambia vertiginosamente y que pasa por una fase de transición”, como bien recuerda. Hoy les ofrecemos la tercera y última entrega de esta conversación.

-Siendo piloto como es usted, no es de extrañar que, entre sus hobbies, se encuentren los drones. ¿Son ya estos ingenios un recurso formidable desde la perspectiva de la seguridad?

“Sin lugar a dudas. Tienen ya un buen número de aplicaciones, y les queda mucho recorrido, hay mucho margen para la mejora en el uso de los drones. Por citar algunas de las funciones contrastadas, los usamos para la protección de nuestras fuerzas en determinadas operaciones. Como podrá imaginar, también los hemos empleado para obtener información del otro y, en general, para anticiparnos a un posible peligro. Es importante porque tiene efectos directos en la protección de personas, pero, ojo, porque no están exentos de riesgo, ya que si bien no llevan piloto, sí que hay alguien que lo dirige y que se expone por ello”.

-¿Qué otros problemas de logística van implícitos al uso de los drones?

“Los propios de la navegación aérea, que lógicamente cuenta con unas reglas que la ordenan y que no se pueden obviar, sino que hay que coordinarse. Otra circunstancia en la que no se piensa en un primer instante es que, cuando se obtiene información gracias a los drones, también se necesita un personal que analice esos datos para que sean útiles. Por otra parte, quisiera destacar lo útil que resultan a la hora de combatir los grandes incendios forestales, como bien se ha podido comprobar este mismo verano. La información que facilitan en tiempo real es inestimable. Podría seguir con el tema de las pateras, el tráfico de drogas…”.

-Permita el cambio de tercio. ¿Cómo llegó a la Jefatura del Emacon?

Más noticias
García Ramos: "Canarias es la última colonia del Imperio español"

“Cuando ascendí a general de División, me destinaron al Servicio Logístico del Ejército del Aire, que conecta directamente con todos los planeamientos del Ejército del Aire. De todo tipo. Fue en febrero de 2010, y en septiembre de ese año me comunicaron mi marcha a Sevilla como responsable de Enseñanza, algo sobre lo que ya tenía cierta experiencia. Apenas pasaron 14 meses y nueva llamada del jefe del Estado Mayor, que me comunica su deseo de que sea yo quien se haga cargo del Estado Mayor Conjunto. Desde mayo de 2012 hasta junio de este año. Se han pasado volando, como los 45 años de servicio”.

-¿Cómo es el día a día del jefe del Emacon?

(Sonríe). “El día a día es día entero. El jefe del Estado Mayor Conjunto es quien asesora al jefe del Estado Mayor de la Defensa. A efectos de estrategia, logística, planes, medios de comunicación y sistemas… En el cargo se rota según la procedencia de la rama del Ejército, para garantizar así el equilibrio”.

-¿Podría contarnos algún servicio relevante, alguna responsabilidad especialmente delicada durante esos cinco años?

“El seguimiento de las operaciones en el exterior, sin duda. Pero quisiera explicar algo. El ministro anterior [Pedro Morenés] transmitía como fundamentales tres cuestiones: la inteligencia, la cíberseguridad y las operaciones especiales. No era, desde luego, un capricho, sino la respuesta que se requería para garantizar la seguridad de España en este mundo que se transforma tan rápidamente. Porque podrás tener muchas armas y muchas tanques y muchos aviones, pero causas más impacto con un ataque terrorista… Por eso son tan importantes las misiones en el exterior, las operaciones especiales, y por eso se creó un Mando específico para las mismas. También se creó un Mando exclusivamente para la cíberdefensa. En cuanto a la inteligencia, se le ha otorgado una importancia muy destacada, incluso diría que es un tema capital”.

-¿Cómo afectó la guerra de Ucrania?

“Un hecho más relevante para nosotros de lo que cabría imaginarse. La OTAN llevó a cabo unos cambios de funcionamiento y estructura muy importantes, con un posicionamiento en las fronteras del Este. Porque la OTAN tiene que garantizar la defensa de sus socios y se vio implicada. No olvide además que se ha creado la policía del aire en el Báltico, y en la que participa España desde hace unos años. Tenemos también una compañía en Letonia… Todo eso ha ocurrido en estos años y, como es lógico, ha tenido influencia clara en mi desempeño de este cargo”.

-¿Y Canarias? ¿Tiene hoy importancia estratégica?

“Canarias siempre ha tenido y tiene una importancia estratégica fundamental. De toda la vida. Soy académico numerario en Lanzarote, donde como recordará estuve destinado, y en una ocasión me invitaron a dar un discurso con motivo de la incorporación a la Academia. El tema fue la importancia estratégica de Lanzarote. ¡De Lanzarote nada más! Y la tiene. Estas Islas siempre han sido un bastión estratégico fundamental durante todos estos siglos. En el desarrollo de la navegación y de la aviación, como punto más avanzado del mundo conocido, por su cercanía con África. Canarias es un portaaviones en medio del Atlántico”.

Más noticias
Las protestas por las microalgas y los vertidos llegan a las playas

-¿Le llamó la atención el reciente viaje de la ministra de Defensa, que visitó numerosos acuartelamientos de las Islas?

“No me extrañó, porque la ministra [María Dolores de Cospedal] es muy activa”.

-Por lo completo de su agenda, no vino precisamente de paseo…

“(Sonríe) Seguro que no vino de paseo. Ahora estoy en la reserva y no debería opinar al respecto, pero seré sincero y le confesaré que estoy muy contento con el posicionamiento claro de la actual ministra a la hora de dotar a las Fuerzas Armadas de los medios adecuados. Y acierta porque la seguridad, lo vuelvo a repetir, es una cuestión de todos. Lo contrario es un suicidio. Queramos o no, estamos en un mundo que nos obliga en muchas cosas”.

-¿Se puede defender, hoy en día, un país que actúe en solitario, sin aliados?

“Es imposible. Ningún país puede garantizar su defensa y su seguridad en solitario. Eso está muy claro. Se comprueba con el trabajo que se lleva a cabo por parte de la OTAN en, por ejemplo, los países del Sahel. Porque juntos creamos las condiciones necesarias para que los problemas que hoy pueden parecernos lejanos no sean nuestros problemas en menos tiempo del que uno se imagina. ¿Qué estamos ayudando, por ejemplo, a Túnez? Pues claro que sí. Sus problemas son nuestros problemas, porque si Túnez se radicaliza, sufriríamos las consecuencias en muy poco tiempo”.

-¿Por dónde va el mundo?

“El mundo va por donde va. Adivinar sin posibilidad de error lo que va a pasar en el futuro no es posible. Pero si le puedo decir que soy optimista. Fue Gregorio Marañón quien dijo que el optimismo crea la aventura y el pesimismo, la desventura. Vivimos un mundo muy complicado, tanto a nivel interno de España como a nivel europeo y a nivel planetario. La única manera para lograr un mundo mejor, donde tengamos un buen puesto, un sitio seguro, es a base de mucho trabajo y de estar ahí, de tener claro de que los problemas de Francia son nuestros problemas. Como los de Alemania, y así. Cada uno defiende sus objetivos básicos, sus principios, a sus ciudadanos… En eso estamos, sí”.

-Por último, ¿cómo le van a esos tres hijos suyos, que le han salido los tres pilotos, como el padre?

(Ríe). “Pues les va muy bien la verdad. El mayor ha volado con los Eurofighter, y tanto él como el de en medio han prestado servicio ya en misiones internacionales. El primero en los Balcanes, por ejemplo, y el segundo en Somalia. El más pequeño está en ello. ¡Al final, el que se está quedando con las ganas es uno, la verdad! Lo cierto es que estamos muy contentos por cómo les va, la verdad”.

TE PUEDE INTERESAR