Güímar

CC se abstiene en la moción para exigir responsabilidades por los vertidos en el Valle de Güímar

Fernando Alduán, concejal de Urbanismo, segundo por la izquierda en la parte inferior, gran protagonista del pleno de ayer. DA
Fernando Alduán, concejal de Urbanismo, segundo por la izquierda en la parte inferior, gran protagonista del pleno de ayer. DA

El pleno del Ayuntamiento de Candelaria aprobó ayer la moción de Sí se puede -la misma que se trasladará a los ayuntamientos de Arafo y Güímar- en la que se insta al Cabildo y al Gobierno de Canarias a crear comisiones de investigación para depurar responsabilidades por los vertidos de agua sin depurar en el Valle de Güímar durante los últimos veinte años, en las que se determinen las actuaciones que cada cual realizó durante su período de gestión.

Esa moción terminó siendo apoyada por todos los grupos excepto por Coalición Canaria, al entender su portavoz, Carlos Sabina, que se trataba de “un ataque a los nacionalistas”, añadiendo que “no solo el Cabildo y Gobierno son los culpables de mirar para otro lado”, preguntándose “qué ha hecho Candelaria en estos años por impedir los vertidos”.

El concejal socialista Fernando Alduán le contestó que “no está bien que nos eche la porquería de los vertidos a nosotros” y calificó de “bobería” las palabras de la consejera Nieves Lady Barreto en el Parlamento, cuando acusó a todos los partidos de “no hacer nada por controlar los vertidos al mar”.

Agustín Espinosa, de Sí se puede, recordó que “el Cabildo piensa gastarse 2.100 millones de euros en el tren del Sur y a poco que tenga intención política, con mil millones podría arreglar la depuración en la Isla”.

Urbanismo

También hubo debate con la moción del PP sobre el cumplimiento de la legalidad vigente en Urbanismo, a raíz de la investigación del exconcejal del área, Domingo Ramos y del actual, Fernando Alduán, por la omisión de resolver un centenar de infracciones urbanísticas en el municipio. Para Fernando Alduán “no hay prevaricación porque no se ha expedientado a uno y se ha dejado a otro fuera, si no hemos podido sacar esos expedientes es porque cada uno necesita un instructor y no tenemos personal jurista para ello”.

La moción no salió adelante, pero sí la enmienda del PSOE apoyada por Sí se puede, que también votó la primera, al comprometerse el Gobierno local a sacar plazas para cubrir el déficit de funcionarios.

Unanimidad para acabar con las deficiencias del ARI Antón Guanche

Coalición Canaria sacó adelante, eso sí, la moción que presentó para instar al Ayuntamiento de Candelaria para que en el presupuesto municipal vigente y en los sucesivos se dote de una partida de inversión suficiente -se calcula más de 80.000 euros- para subsanar todas las deficiencias de la primera fase del Área de Rehabilitación Integral (ARI) Antón Guanche, así como la ejecución con total garantía de la segunda fase, en la que según el edil de Urbanismo, Fernando Alduán, seis de los 10 bloques firmaron el proyecto.

Tanto los miembros del gobierno como la oposición coincidieron en los defectos de la rehabilitación de esos bloques de vivienda, sobre todo en lo referente al saneamiento y al cerramiento de los ascensores, pero la oposición pidió exigir responsabilidades a los redactores del proyecto, a la empresa constructora, al anterior edil de Urbanismo, Domingo Ramos y a Epelcan, cuya retirada de encomienda fue aprobada en julio pero que debe regresar al Pleno para ser efectiva.

El secretario municipal, Octavio Fernández, señaló que “en mi informe de 2011 ya dije que la adjudicación de las obras a Cobra era ilegal porque no estaba el proyecto aprobado”.

TE PUEDE INTERESAR