el estado del litoral canario

Clavijo niega el éxito grancanario sobre vertidos y Morales dice que miente

Antonio Morales y Fernando Clavijo departen durante una reunión celebrada en sede oficial. DA
Antonio Morales y Fernando Clavijo departen durante una reunión celebrada en sede oficial. DA

El presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, y su homólogo del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, se acusaron mutuamente de faltar a la verdad sobre el tratamiento de las aguas residuales en la Isla redonda.

La polémica entre ambos políticos, que ya se han enzarzado en anteriores ocasiones durante los dos últimos años, se produjo cuando Clavijo negó públicamente que el 99% de dichas aguas se depure por las autoridades grancanarias antes de ser vertida al mar, tal y como Morales había manifestado el pasado martes.

“No es verdad”, repitió en varias ocasiones el máximo responsable del Ejecutivo autonómico durante una entrevista concedida a Cope Canarias, si bien rehusó sustentar tal acusación con datos precisos, aludiendo a su interés en “no avivar el pleito insular”, ya que Morales comparaba el éxito de Gran Canaria con el fracaso de los vertidos en Tenerife, Isla donde más de la mitad de los puntos de emisión de estas aguas al litoral incumplen la normativa vigente, como reconoce el propio Cabildo de Tenerife.

El dardo lanzado por Clavijo motivó a su vez la réplica del que fuera alcalde de Agüímes, quien fue explícito a la hora de acusar al presidente del Gobierno de canarias de “mentir” sobre este asunto. Morales se ratificó en que la Isla redonda depura el 99% de sus aguas, detallando que si el 70% de tales vertidos no están autorizados, eso no implica que no estén depuradas, ya que -dijo- se trata de problemas administrativos, no medioambientales.

En el transcurso de una rueda de prensa, Morales consideró ayer que el presidente regional, Fernando Clavijo, y la consejera de Medio Ambiente, Nieves Lady Barreto, “deben defender al conjunto de la tierra”, y entiende que la situación existente en Gran Canaria no es comparable con la de Tenerife, donde “se vierten 57 millones de litros de agua sin depurar”. “Gran Canaria ha cumplido con sus obligaciones -insistió-, y no solo este gobierno insular, sino todos los anteriores, ya que el trabajo para lograr ser vanguardia en depuración comenzó en los años ochenta”.

Más noticias
Fernando Clavijo, sobre el 'caso Grúas': “No pienso dimitir”

Por su parte, Nueva Canarias respaldó a Morales y acusó igualmente al Gobierno autónomo de “confundir intencionadamente” al hablar de los vertidos de aguas residuales para beneficiar al Cabildo de Tenerife, que preside CC, y perjudicar al de Gran Canaria, usando una “doble vara de medir” con uno y otro. Prueba de ello, argumentan desde NC, es que Clavijo, también de CC, no haya criticado que el presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso, admitiera el fracaso en los vertidos isleños.

En una intervención posterior de Clavijo tras la celebración del Consejo de Gobierno en San Sebastián de La Gomera, el que fuera alcalde de La Laguna ahondó sobre el tema al insistir en que su Ejecutivo se ha centrado en colaborar en una competencia que no es suya, ya que son -explicó- los cabildos y los ayuntamientos los que tienen competencia sobre los vertidos, mientras que el Gobierno de Canarias tiene encomendada la labora de inspeccionar, evaluar y sancionar.

TE PUEDE INTERESAR