Puerto de la Cruz

“Si yo estuviera en el Gobierno, cobraría una tasa por visitar Canarias, que es todo un lujo”

Isidoro Sánchez, exconcejal, senador, consejero y eurodiputado. Andrés Gutiérrez
Isidoro Sánchez, exconcejal, senador, consejero y eurodiputado. Andrés Gutiérrez

Hablar con Isidoro Sánchez es abrir una especie de libro en el que se entremezcla la geología con la política internacional, la literatura, la historia, la pasión por los viajes, y sobre todo el amor por su municipio natal, La Orotava, del que no termina de descubrir cosas. A sus 75 años, este ingeniero de Montes y funcionario del Estado, es de los pocos políticos que puede presumir de haber pasado por casi todas las instituciones, desde el Ayuntamiento, hasta el Cabildo, el Senado y el Parlamento Europeo, además de ser un alma inquieta “que está jubilada”, bromea, inmersa en varios proyectos culturales relacionados con Alexander von Humboldt.

-¿Qué importancia tuvo para Canarias la visita de Humboldt?

“Puso a Canarias en la geografía. Eso se lo debemos a él y al naturalista francés Aimé-Jacques Alexandre Bonpland, ambos pasaron por Canarias camino a América, que era el objetivo final. Ese periplo se inicia en Tenerife pasando por el Teide y el Chimborazo, en Ecuador, los dos referentes volcánicos que encontró, el primero en una isla y el segundo, en un continente. Humboldt era un hombre que sabía lo que hacía, con 30 años ya había estudiado Geología en varias universidades alemanas y estaba obsesionado con los volcanes”.

-Usted ha donado parte de su colección de libros al Ayuntamiento de La Orotava. ¿Humboldt es su obsesión?

“Es una de ellas, porque a nivel cultural tengo tres, Dulce María Loynaz, Agustín de Bethencourt y él”.

– Otra de las iniciativas en la que ha estado inmerso es un documental sobre la ruta del agua del agua en La Orotava.

“Nos lo han pedido algunas instituciones y centros educativos. Mi hermano Eduardo y yo (los hermanos EDIS, como se conocen) fuimos de los primeros que volamos con drones para repasar el importante patrimonio de estructuras hidráulicas y eléctricas que tiene La Orotava, algunas rotas, perdidas y abandonadas, pero con un gran valor patrimonial desde Aguamansa hasta la ruta de los molinos. Lo contamos en el documental De Aguamansa a la Cruz Verde y en el libro La Orotava Energética, también nuestro. Ambos forman parte del mismo proyecto”.

-¿En qué ha quedado su iniciativa de hacer un museo del agua en la Villa?

“De momento está parada, pero espero que salga adelante. Igual que el museo de la electricidad, que proponemos ubicar en la planta eléctrica de La Abejera, actualmente propiedad de Unelco-Endesa, que alberga la mejor infraestructura hidráulica que se puede conocer. El escritor Manuel Rodríguez Mesa decía que la historia del agua en La Orotava se escribe con agua, un bien que está repartido y sobre el que cada vez uno descubre cosas, como que sirvió para muchos fines, y para obsequiar a personas por parte del adelantado Fernández de Lugo después de la conquista por su participación en la misma. Y ese reparto ha permitido que familias de entonces y alguna en la actualidad, tengan aguas que van desde Aguamansa hasta El Rincón o el Puerto de la Cruz. En el caso del museo del agua hay un compromiso de la concesionaria Canaragua de construirlo, recogido en el pliego de condiciones firmado con el Ayuntamiento”.

-Su relación con el agua también es empresarial, ¿sigue formando parte del accionariado de Fonteide?

“Mi familia ha sido de las primeras en integrar Aguas del Valle de La Orotava y ya llevamos 20 años. El promotor me contactó porque le habían dicho que si quería que la empresa saliera adelante tenía que hablar conmigo. Fue un encargo profesional que se le hizo a mi empresa. Empezamos en 1996, aunque en los cinco años anteriores realizamos todos los análisis correspondientes, porque teníamos claro que apostábamos por la calidad. Prueba de ello es que actualmente es la única agua mineral natural que hay en Tenerife”.

-Como exdirector del Parque Nacional del Teide, ¿qué opina sobre la propuesta de cobrar entrada para regular la afluencia de visitantes?

Más noticias
Atropellan a un anciano de 80 años en un paso de peatones del Puerto de la Cruz

“Durante mi etapa en el Ayuntamiento de La Orotava ya se planteaba cobrar en tanto y en cuanto era una finca municipal. En 1952 se descubre en el registro de la propiedad que el dominio era parte de La Orotava. Se hizo un expediente y pasó de ser de los vecinos a ser propiedad del Ayuntamiento. Las tasas se cobran por la prestación de servicios y deben ser los ayuntamientos afectados quienes las reciban. Si yo estuviera en el gobierno cobraría una tasa por visitar el Archipiélago, todo un lujo, una especie de tasa ecológica, como la que cobra Baleares. ¿Quién se beneficia del Teide? Los propietarios, que son los ayuntamientos, no, sino las agencias de viajes, los turoperadores y los restaurantes”.

-¿Cree que corre peligro el parque por la afluencia masiva de visitantes?

“Creo que sí, no pueden haber cerca de 10.000 personas diarias entre coches y guaguas. Y menos mal que han limitado el número para acceder al pico. Hay que estudiar a fondo la capacidad de carga del parque, y controlar y regular el acceso, porque el lugar es un lujo”.

-Usted también fue director del Parque Nacional de Garajonay, en La Gomera, ¿también propondría el cobro de una tasa?

“En ese caso no, porque no corre peligro”.

-Integra el equipo redactor que hará la propuesta de la candidatura para que La Orotava sea patrimonio de la humanidad, ¿tiene posibilidades de conseguir este reconocimiento?

“El informe que redactó la empresa que ganó el concurso en mi opinión es bonito y los criterios de evaluación que han planteado son diferentes, por lo tanto, creo que tiene posibilidades. Tardará, porque tras la candidatura de Risco Caído en Gran Canaria, nombrar otro bien natural patrimonial en el Archipiélago no será fácil. Tardará pero se conseguirá, porque la ruta del agua es única y esa es su mayor fuerza”.

-Usted ayudó a sentar las bases de CC en el Puerto de la Cruz. Hace dos años, su partido vivió una etapa difícil, ¿nunca lo llamaron para mediar?

“A mí personalmente no. En su momento, Marcos Brito me pidió que dejara paso a la gente joven y así lo hice, y de manera definitiva. Tampoco voy a la asambleas, doy mi opinión si me preguntan. Ahora me sorprende lo que está pasando y me da pena que CC vaya en retroceso, me entristece y me preocupa como miembro del partido, porque sigo pagando mis cuotas”.

-¿Y en las próximas elecciones CC puede remontar con Juan Carlos Marrero como secretario?

“Eso depende de los ciudadanos, que son los que tienen derecho al voto”.

-¿Su amiga y compañera de filas Milagros Luis Brito sería una buena candidata?

“Creo que sí, aunque eso depende de ella. Cuando Marcos Brito, con quien hablaba de vez en cuando, me llamó el día antes de fallecer, me preguntó si yo quería ser candidato, y también me preguntó por ella y por Sandra Rodríguez. Para el Puerto de la Cruz hubiese sido bueno tener una mujer alcaldesa”.

-Tuvo una, Dolores Padrón (PSOE), pero CC y PP presentaron una moción de censura y no la dejaron terminar su mandato…

(Silencio) “Todos tenemos nuestros problemas. En general falta acabar la gestión, los ayuntamientos en estos momentos son auténticas empresas, donde las relaciones humanas son importantísimas entre los partidos y creo que en el Puerto de la Cruz estos tendrían que tener más relación política. No hay mucho espíritu de convivencia política. En La Orotava, cuando voy a las reuniones noto que la gente participa. Quizás aquí los intereses políticos priman sobre los del municipio”.

-¿Cómo ve al Puerto de la Cruz actualmente?

“Podría ir mejor”.

-Usted es uno de los autores del libro Puerto de la Cruz, de ciudad portuaria a turística. ¿Los portuenses deben resignarse a que esta infraestructura no se construya?

Más noticias
Una mujer resulta herida grave tras ser atropellada en Tenerife

“Una de las cosas fundamentales en cualquier administración pública es la gestión, y la ley dice que no se puede contratar sin tener la disponibilidad del suelo. Entonces me pregunto, ¿cómo se puede contratar una parada de guaguas o un puerto si no se tienen los terrenos? Con eso lo digo todo. Hasta que no lo vea no lo creo, soy como Santo Tomás., por eso de momento, prefiero ser prudente”.

-¿Qué diagnóstico hace de su formación política, CC?

“Lo veo en una etapa de renovación, de pasar de la experiencia a la juventud, y con ganas de trabajar . Quizás le haga falta sedimentarse un poco y consultar, pero, como todos los partidos, está pasando por un momento de crisis, en algunos pueblos más que en otros. Hay de todo y para todos, es una fase de transición, pero echo en falta una especie de consejo consultivo de los nacionalistas”.

-Usted fue eurodiputado, concejal por dos ayuntamientos, senador, consejero del cabildo, ¿con qué cargo se queda?

“Todas las experiencias fueron importantes, pero sin duda, ser concejal durante cuatro años en La Orotava y ayudar a resolver los problemas de mi pueblo fue muy gratificante y un cambio brutal. Estábamos recién llegados y todos queríamos participar, aunque yo en mi etapa de estudiante en Madrid ya había sido representante, delegado y consejero del colegio mayor”.

– ¿Tiene futuro la europa comunitaria después del brexit?

“Sí, ahora más que nunca. El afán de poder de los ciudadanos en general es lo que me preocupa, lo que está pasando con Trump, Putin y Maduro, la obsesión por el poder parece ser lo único que importa. El poder material, no el espiritual, del conocimiento, de la naturaleza, hasta custionan el cambio climático. Aunque el afán de poder siempre ha existido porque es innato al ser humano”.

-¿Cuba y Venezuela siguen siendo sus dos debilidades sociopolíticas?

“Sí, José Luis Sánchez Parodi se dio cuenta años atrás que eran mis debilidades. Volví a Cuba después de siete años”.

-¿Cómo encontró el país?

“Están apostando por el turismo como fuente de ingreso porque es lo que exportan, pero me preocupa la situación. Yo no soy procastrista, pero sí soy procubano y Cuba para nosotros es un lugar a donde fueron muchas familias de Canarias. No iba desde 2010 y ha progresado en algunas cosas. La iniciativa privada parece que está arrancando, pero falta libertad. Sigue habiendo presos políticos y eso es lo que no me gusta, por ejemplo. Los cubanos están a la expectativa de que algo va a pasar en 2018, porque además, es de obligado cumplimiento que Raúl Castro se vaya al cumplirse los diez años establecidos y tienen interés en retomar las relaciones con Estados Unidos a pesar de Donald Trump, y con las empresas europeas, porque deben mucho dinero”.

– Pero la población sigue tieniendo muchísimas carencias…

“Pero menos que Venezuela, que me preocupa mucho como ciudadano del mundo. Se está produciendo el exilio de muchos venezolanos, porque romper las reglas de juego de la democracia es el principio del fin”.

-En el Parlamento Europeo estuvo en la comisión de Relaciones con los Países del Magreb y la Unión del Magreb Árabe, ¿tiene solución el conflicto del Sáhara Occidental?

“La situación del Sáhara Occidental fue una de las razones por las cuales yo me metí en política, en concreto, por lo que pasó en la Marcha Verde, en noviembre de 1975, cuando España abandonó al Sáhara. Cuando ví que le quitaban el documento nacional de identidad español a muchos ciudadanos, pensé que eso le podía pasar a cualquiera. Es una asignatura pendiente de Naciones Unidas, dado que no se han cumplido sus acuerdos. Y me preocupa, entre otras cosas, por la proximidad física de Canarias”.

TE PUEDE INTERESAR