Granadilla

Granadilla contará con la mayor inversión en décadas para carreteras

Imagen de una obra anterior en la carretera de acceso a El Médano.
Imagen de una obra anterior en la carretera de acceso a El Médano. DA

El municipio de Granadilla de Abona, tercero en extensión de Tenerife, con 162 kilómetros cuadrados, se beneficiará de un ambicioso plan de inversiones, ya en marcha, para mejorar sus carreteras, tanto las de competencia municipal como insular.

El alcalde de Granadilla de Abona, José Domingo Regalado, reconoció ayer a este periódico que el municipio “posee una red de carreteras muy deficiente que no ha contado con la inversión necesaria para su mantenimiento”, lo que a su juicio, plantea la necesidad de “mejorar cuanto antes la red de vías, y que los usuarios dispongan por fin de unas carreteras seguras y dignas”. Según la información facilitada por el regidor granadillero, desde que el nuevo grupo de gobierno tomó las riendas del Ayuntamiento, hace ahora un año, “se han asfaltado y urbanizado numerosas vías locales”, como la calle de la iglesia de Chimiche (con 640 metros de extensión y un coste de 63.000 euros), la Cruz de San Antonio (360 metros y un importe de 47.000 euros), Cantos Canarios (110 metros y 42.750 euros), Benito Pérez Galdós, en San Isidro (32.541,54 euros) y actualmente está en ejecución la calle Las Eras, en Los Llanos, por un importe de 95.818 euros. También, recordó Regalado, se ha asfaltado la TF-643, conocida como la travesía de Los Abrigos, después de un año de paralización de las obras.

OTRAS OBRAS INSULARES

Tal como informó este periódico el pasado sábado, el Área de Carreteras del Cabildo de Tenerife ha sacado a licitación los trabajos de acondicionamiento de la carretera TF-64, que conecta la autopista TF-1 con El Médano, una de las vías de mayor tráfico de la comarca. El presupuesto de esta obra, aprobada esta semana por el Consejo de Gobierno del Cabildo, asciende a 1,6 millones de euros y el plazo de ejecución será de cinco meses.

El presidente de la Corporación, Carlos Alonso, destacó que se trata de una “obra muy demanda por los vecinos, al ser una vía que estaba en mal estado y también por la elevada densidad de tráfico que presenta, al ser la entrada a este núcleo costero”.

El Cabildo también ha licitado la mejora de la carretera TF-21 que une Vilaflor y Granadilla de Abona entre los puntos kilométricos 76 y 82,9, que incluye rehabilitación del firme, mejora del drenaje, reposición de señalización y balizamiento, y próximamente se licitará la carretera TF-28, desde Chimiche hasta Granadilla, con una inversión de 3.600.000 euros, y la TF-64, entre Los Llanos a San Isidro por 842.000 euros.

TE PUEDE INTERESAR