El Charco Honco

Hoyos y bollos

Ocurre en las escenas finales de Desmontando a Harry. El protagonista, interpretado por el propio Woody Allen, toma un ascensor que lo baja al infierno. Ya en el inframundo, un tipo tirando a gris, anodino, aparentemente inofensivo, pasa a su lado. El hombre avanza zarandeado por una pareja de demonios. Pero, ¿qué le ha traído a usted aquí?, pregunta Allen. Yo inventé los muebles de metacrilato, le responde. La situación, mil veces aludida, explica con razonable exactitud la realidad (demoniaca) a la que está amaneciendo de julio a esta parte el presidente del PP, Asier Antona. Pero, ¿qué le ha traído a usted aquí?, le preguntarían. Yo decidí hacerle oposición a Coalición, respondería Antona. Al presidente del PP, firmemente bendecido por las altas instancias de su partido, en CC lo bajaron al infierno este largo y cálido verano. Han pasado de mimarlo a demonizarlo. A por él, a la hoguera. Atrás queda el noviazgo de la primera parte de la legislatura. Atrás los guiños, las velas, la complicidad y las flores. De aliado estelar a villano, en CC han concluido que hay que desmontar al presidente del PP, debilitarlo preventivamente, no vaya a ser qué, carefull, cuidado, alto ahí, ojo, a por el santo demonio. Asier Antona al hoyo, y Ángel Víctor Torres al bollo. En CC pinchan en hueso. A ojos del marianismo reinante el presidente del PP canario es un valor al alza, una pieza necesaria; y en el ámbito regional no hay caminante blanco que le tosa. Coalición se equivoca. Demonizarlo no es el camino. Intentar arrastrarlo hasta las puertas del infierno dibuja una mala jugada -poco inteligente-. Cuanto más lo acosen más crecerá en el PP, y también fuera. Quienes en CC pretenden deteriorarlo, pintándolo a ojos del electorado como un tipo incómodo, van a disparar su grado de conocimiento y valoración. Olvidan en Coalición que al que inventó los muebles de metacrilato le fue estupendamente.

TE PUEDE INTERESAR