microalgas en canarias

“La crisis de las microalgas no puede acabar sin la dimisión de alguien del Gobierno”

Gustavo Matos, diputado regional del PSOE. Fran Pallero
Gustavo Matos, diputado regional del PSOE. Fran Pallero

El diputado socialista Gustavo Matos ha sido muy crítico durante todo este verano con la gestión que ha hecho el Gobierno de Canarias de la denominada crisis de las microalgas (cianobacterias, para los científicos). A su juicio, este asunto “no puede acabar sin que haya un solo responsable del Gobierno que presente su dimisión”, y apunta a la Consejería de Sanidad.

-¿Qué reflexión hace de la crisis de las microalgas?

“Creo que ha servido para certificar el fracaso en la planificación y el diseño de la Isla durante décadas y, por tanto, es un buen y lamentable resumen de la gestión de quien lleva más de 30 al frente del Cabildo, CC-ATI. Porque durante más de 30 años en Tenerife hemos derrochado dinero público y hemos centrado el debate político muchas veces en infraestructuras millonarias más que discutibles y, mientras, no se preparaba medioambientalmente la Isla. Precisamente porque quizás en la receta de CC-ATI nunca han estado aquellas cuestiones que aparentemente no dan votos. Así que resume el fracaso de 30 años de CC-ATI al frente de Canarias y en el Cabildo”.

-¿Y de la gestión que ha hecho el Gobierno de Canarias de esta crisis?

“Yo creo que el Gobierno de Canarias ha menospreciado a los ciudadanos. Pensar que esta crisis, que ha sido casi más de comunicación que de salud pública, se resolvía con dos rueda de prensa de tres técnicos, pone de manifiesto que el Gobierno está absolutamente desconectado de la realidad cotidiana de la gente de a pie. Creo que el Gobierno ha gestionado esto con un desprecio absoluto a los ciudadanos, con absoluta improvisación, falta de responsabilidad y desinformación. Y, en mi modesta opinión, esto no puede acabar sin que haya un solo responsable del Gobierno de Canarias que presente su dimisión”.

Más noticias
Los expertos isleños alertan de que, tras los 'blooms' de cianobacterias, llegan toxinas y las llamadas "mareas rojas"

-¿Considera entonces que debe haber consecuencias políticas?

“Sí, no tengo ninguna duda. Cuando está en juego la salud pública, el mayor peligro que existe es la desinformación, la información sesgada, la ocultación de datos y el no tener a la población permanentemente informada. Ha sido más peligroso el Gobierno que las propias microalgas. Por tanto, esta crisis no puede saldarse simplemente esperando que el verano pase, que la gente vuelva a sus trabajos, porque la situación se va a seguir produciendo en el futuro”.

-¿Quiénes cree que deben asumir responsabilidades políticas?

“Creo que en la comparecencia del consejero de Sanidad en el Parlamento de Canarias quedó de manifiesto que la crisis le ha superado con creces. Y, en mi opinión, o depura las responsabilidades dentro de su área o tendrán que apuntarle a él mismo. Además, no se ha visto un solo responsable político de primera línea este verano, los políticos que tienen responsabilidades importantes no pueden irse de vacaciones en pleno mes de agosto”.

-Hablando de las comparecencias en el Parlamento, ¿qué le pareció la de la consejera de Medio Ambiente?

“Creo que se trató de defender de algo que es difícil. En mi opinión, el Gobierno ha querido ir individualizando las responsabilidades, cuando creo que también es una responsabilidad colectiva de todo el Gobierno y yo he echado en falta el liderazgo político del presidente en este asunto. Lo mejor que le escuché fue decir que no se hablara de las microalgas porque daba mala imagen. No hay nada que dé peor imagen exterior que una playa manchada y sucia y un Gobierno inoperante y un presidente que, en este caso, no ha estado a la altura de una crisis como esta”.

Más noticias
Prohíben el baño en las playas de Bajamar y Los Cancajos

-A su juicio, ¿qué cree que habría que hacer a partir de ahora?

“Lo que toca es, primero, despejar todas las dudas, para lo que creo que sería conveniente que se crease una comisión de expertos, que sostengan ambas teorías, y que terminen de arrojar unas conclusiones sobre este asunto. Y, en segundo, tener permanentemente informada a la ciudadanía sobre la evolución de este asunto. Además, hay que planificar qué obras se necesitan, y no solo para ahora sino para el futuro y eso tiene que implicar un debate sobre el modelo económico que queremos para la Isla y adecuar las instalaciones a eso. Primero hay que terminar de diagnosticar el problema y no seguir improvisando”.

-En cuanto al turismo, ¿piensa que esta crisis puede haber afectado al sector?

“Afortunadamente, creo que no, pero si el Gobierno sigue insistiendo en su mala política de comunicación, a lo mejor sí, porque hoy por hoy la gente se informa de una manera muy diferente, al margen de las comunicaciones tradicionales. Además, si queremos llegar a los 20 millones de turistas hay que preparar las Islas para que eso sea sostenible, porque no podemos tener 14 millones de turistas con infraestructuras de cuando las Islas recibían ocho”.

TE PUEDE INTERESAR