el estado del litoral canario

Las ‘mareas rojas’ sobre las que alertan expertos causarían “mortandad de peces”

Como en esta imagen de Florida, el agua afectada presenta este color rojizo y desagradable. Florida Wildlife Commission
Como en esta imagen de Florida, el agua afectada presenta este color rojizo y desagradable. Florida Wildlife Commission

Las mareas rojas que aparecen justo después de los blooms de cianobacterias como los de este verano en las costas del Archipiélago causan “una gran mortandad de peces y organismos marinos”. Así lo advierten tres especialistas canarios que han elaborado un informe sobre este fenómeno por encargo del Gobierno de Canarias.
En el texto divulgado en el pasado miércoles en Las Palmas de Gran Canaria los doctores en Oceanografía, Javier Aristegui, Antonio González y Mar Benavides incluyen una advertencia inequívoca en un párrafo que se reproduce a continuación.

“La liberación al medio de carbono y nitrógeno en exceso puede, sin embargo, provocar el crecimiento de especies tóxicas de fitoplancton (mareas rojas). Esto se viene describiendo desde hace más de dos décadas en la región del Golfo de México donde, tras los blooms de Trichodesmium, se desarrollan mareas rojas del dinoflagelado tóxico Karenia brevis, induciendo a una gran mortandad de peces y organismos marinos (…). Sería por lo tanto necesario monitorizar este tipo de eventos tras los blooms masivos de Trichodesmium, como el que se ha producido este verano en Canarias y realizar actuaciones de gestión similares a las que se llevan a cabo en la costa oeste de Florida”. Por ahora, no consta que el Ejecutivo regional tenga intención de promover esa vigilancia que solicitan los expertos.

Basta con acudir a la referencia técnica que se adjunta al informe para comprender por qué lo citan como ejemplo, dado que ese ciclo tiene lugar en el Golfo de México desde, al menos, 1528.
Básicamente, al decaer o morir estos blooms masivos de cianobacterias, iguales a los de este verano en las Islas, hay una liberación masiva de carbono y nitrógeno tal que son caldo de cultivo para un organismo conocido como Karenia brevis y, con el mismo, diversas toxinas.

Lo más importante de estas ‘mareas rojas’ es que tienen consecuencias “ecológicas y económicas”.

Respecto a las ecológicas, como bien saben los gallegos, se destaca el cierre de las zonas donde se cosechan moluscos y la prohibición del consumo del marisco capturado allí, por cuanto son víctimas propiciatorias para sufrir el envenenamiento neurotóxico en cuestión.

Sobre las económicas, se estima que las pérdidas causadas por este fenómeno en la costa de Florida son, como media, de un millón de dólares anuales, ya que tiene consecuencias en el turismo, genera gastos médicos y se pierden días de trabajo. Obviamente, esa cantidad no es extrapolable a Canarias bajo ninguna circunstancia, pero la mención de su existencia es obligatoria.

Por último hay que recordar la otra alusión a estas ‘mareas rojas’ que hacen los expertos isleños. Aunque ellos no comparten las tesis defendidas por los dos expertos israelíes en el ya conocido artículo en una revista del grupo Nature, sí que consideran interesante investigar “en regiones de vertidos continuados (como es el caso de Canarias) la posible influencia de dichos vertidos en los blooms y, añaden “incluso en mareas rojas”.

TE PUEDE INTERESAR