La Matanza

Los niños del Aula Enclave del CEIP Acentejo, otra vez matriculados en el centro

El CEIP Acentejo tiene nuevo equipo directivo este curso escolar. Fran Pallero

Los cuatro niños con necesidades especiales del Aula Enclave del CEIP Acentejo, ubicado en La Matanza, cuyas familias denunciaron a finales del pasado curso escolar “tratos inadecuados”, se han encontrado con la sorpresa de que éstos han sido matriculados otra vez en el centro “automáticamente”.

No obstante, la auxiliar educativa a la que dos de ellas denunciaron ante la Guardia Civil, ya no trabaja en el centro y ha cambiado el equipo directivo, que también incluye a la secretaria y a la jefa de estudios.

Éste había sido el único compromiso de los responsables de la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias en la reunión que mantuvieron en junio con las progenitoras, a las que les solicitaron que le brindaran “una oportunidad” a la nueva directiva. Una petición que, aseguran, les han vuelto a trasladar. En ese momento, la falta de respuesta a sus demandas provocó la intención de sacar a los menores del centro pero debían esperar al mes de septiembre para ver en qué colegios quedaban matrículas libres de Aula Enclave.

Sin embargo, nadie del citado departamento se puso en contacto con ellas para ver qué opciones de traslado tenían este año sus hijos. “Lo hizo directamente la secretaria para comunicarnos que teníamos una reunión con el nuevo director porque los niños habían sido matriculados automáticamente otra vez en el CEIP Acentejo”, apunta una de la madres.

La “buena noticia” es que los pequeños van a tener una tutora y una profesora más, dado que además de sus cuatro hijos hay un nuevo alumno.
Las familias esperan que los menores vuelvan a tener confianza en el colegio tras el “retroceso” que sufrieron en los dos últimos cursos escolares en los que modificaron sus actitudes y eran reticentes a hablar, en lugar de pasarlo bien y disfrutar como el resto de sus compañeros.

“No vamos a bajar la guardia”, advierten las familias
Las famililas están “un poco expectantes” este curso escolar. Son positivas y confían en que los cambios introducidos den resultado porque “hay buena voluntad de ambas partes”. Pero no niegan que tienen miedo tras lo sucedido en los últimos años y por eso advierten “de que no van a bajar la guardia con sus hijos”.

TE PUEDE INTERESAR