microalgas en canarias

Morales pide que Fiscalía y Guardia Civil investiguen los vertidos tinerfeños

Vista Aérea de un vertido de aguas frente a la costa de Adeje. Fotos Aéreas de Canarias
Vista Aérea de un vertido de aguas frente a la costa de Adeje. Fotos Aéreas de Canarias

El presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, pidió ayer a la Fiscalía provincial tinerfeña, a la Guardia Civil y al Gobierno de Canarias que “se impliquen” en los vertidos de aguas fecales sin tratar existentes en Tenerife, que a su juicio constituyen “un hecho gravísimo por cuanto en sí mismo afectan a la salud pública y a la flora y fauna del mar de Canarias, que en cuarenta años ha perdido el 90% de sus peces”. Se trata de “sanear, no de contaminar”, prosiguió el político grancanario, “máxime cuando la industria turística está vinculada en un 35% al Producto Interior Bruto (PIB) de forma directa, e indirectamente al 80% de la economía isleña”.

“No nos imaginamos lo que hubiera sucedido si Gran Canaria tirara al mar 57 millones de litros de aguas fecales al día”, argumentó este presidente insular. “Aquí se reboza una alcantarilla y tenemos abierto un expediente de la Fiscalía”, agregó Morales, quien consideró por ello necesario que “se impliquen la Fiscalía de Medio Ambiente, el Seprona y el propio Gobierno de Canarias” en el caso tinerfeño.

Estas declaraciones del que fuera alcalde de Agüímes se enmarcan en su afán por desmentir que el problema de la depuración “sea general en Canarias, porque Gran Canaria depura el 99% de sus aguas”. Por el contrario, el propio Cabildo de Tenerife reconoce que 33 de los 61 puntos de vertidos de agua al mar en esta Isla carecen del tratamiento medioambiental exigido por la legislación europea vigente.

El grancanario explicó que los óptimos resultados obtenidos en su Isla sobre este asunto responden al esfuerzo presupuestario existente para tal fin. Así, dijo Morales, el Consejo Insular de Aguas dependiente del Cabildo que preside, que tiene encomendada la gestión del agua de 14 municipios más una parte de otros tres, invierte cada año 11 millones de euros en gestionar 22 millones de metros cúbicos de agua, además de 180.000 euros en el análisis de las aguas que posteriormente traslada al Gobierno canario. También, detalló, se gastan 100.000 euros en vigilancia y control del agua vertida al mar.

Más noticias
La Fiscalía incluiría en la querella de rebelión a la Mesa del Parlament si proclama la DUI

Por este motivo, Antonio Morales rechazó que la gestión de las aguas sea “nefasta en Canarias en general”, ya que no se tratan de igual manera en todos sus rincones. Ello no significa, apostilló, que haya que generar partidas extraordinarias para quien no haya realizado las inversiones necesarias, porque para ello existen instrumentos como el Fdcan.

Microalgas

En cuanto a la polémica sobre la proliferación de cianobacterias en el litoral durante este verano, fenómeno que sí es común a todo el Archipiélago, el presidente de la Isla redonda pidió al Gobierno regional “un informe de consenso científico que acabe con la controversia sobre la relación de estos blooms con las aguas fecales, así como su afección a la salud de los seres humanos”.
Para Morales, dicho debate y el informe resultante es una respuesta adecuada a tal polémica generada por las microalgas y su posible vinculación a los vertidos de Tenerife -que vierte diariamente 57 millones de litros de aguas fecales al mar-, pero también por la repercusión internacional de las noticias al respecto en países como Canadá, Alemania o Reino Unido, entre otros.

Entiende el mandatario grancanario ese debate como imprescindible, dado que “distintas voces autorizadas, de catedráticos y de científicos, apuntan en direcciones contrarias, por lo que es necesario crear una mesa en la que se sienten distintas partes para que concluyan con un pronunciamiento técnico único”. Reclamó igualmente que se articule un protocolo de actuación al respecto, para añadir que lo de que sí no hay duda es que estas microalgas “están relacionadas con el cambio climático, sean potenciadas o no por las aguas fecales”, y que “estos episodios se repetirán cada año”.

Más noticias
El fiscal pide 13 años de cárcel para Pedreira, pero exculpa a sus superiores

En definitiva, sintetizó Morales, es necesario establecer el mecanismo de control, seguimiento y eliminación, ya sea por dispersión o succión.

Su Modelo

Ya en referencia al ejemplo de Gran Canaria, su presidente insular explicó que la depuración de los municipios del sureste de dicha Isla está gestionada por la Mancomunidad allí existente, mientras que los municipios de Telde y San Bartolomé de Tirajana la han puesto en manos de la empresa de Canaragua. Por lo que respecta a Las Palmas de Gran Canaria, la tarea corresponde a Emalsa.

Morales no dudó en destacar “la enorme colaboración entre todas las instituciones para el trasvase de agua y la cooperación en todo lo necesario para que los beneficios del sistema alcancen por igual a toda la isla”.

Entre las mejoras acometidas en los últimos años, Morales destacó las de Barranco Seco con 423.000 euros en 2015, pilas de desalación en 2016 por 200.000 y la renovación de membranas este año por 200.000. Asimismo, se han instalado rejas de alivio en varias depuradoras (140.000 euros), y se han mejorado las líneas de deshidratación de fangos por otros 200.000, además de mejorar el saneamiento de la Cruz de Tejeda.

CLAVIJO DICE QUE “NO ES CIERTO” QUE GRAN CANARIA DEPURE EL 99%

El presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, ha dicho este miércoles que “no es cierto” que en la isla de Gran Canaria se depure el 99 por ciento de las aguas se vierten al mar, como ha defendido el presidente del Cabildo, Antonio Morales.

TE PUEDE INTERESAR