superconfidencial

No hay otro asunto

Lo siento, no hay otro asunto que Cataluña. Pero yo me niego a hablar de Cataluña y de las micro algas, que han sido los temas recurrentes del verano. Cuando murió Franco, yo tenía un tío un tanto peculiar que no veía los telediarios porque la democracia de Suárez no le gustaba. Ahora a mí me pasa lo mismo, pero por la chafalmejada catalana. He prometido cuatrocientas veces que no voy a tratar el asunto catalán, no por nada sino por coñazo, contumaz y aburrido. Se trata de una huida a la desesperada y ellos mismos acabarán destruyendo su región, una autonomía española. Hay dos soluciones, el estrangulamiento económico, el hacerles cumplir estrictamente con sus obligaciones de deuda, y la Guardia Civil. Yo confío más en la Guardia Civil, porque estos tíos han cometido los delitos suficientes para ser detenidos y conducidos a la cárcel. ¿Que esto es lo que quieren, para convertirse en mártires? Puede ser, pero alguna medida tendrá que tomar el Gobierno de Rajoy, que parece dormido. Ya sé que don Mariano ha ganado elecciones sin hacer nada, pero esto es diferente, porque al ver la inacción, los independentistas se han crecido y la arman, día sí y día no, y mienten, y confunden al personal en las redes sociales. Y el resto de los españoles estamos sometidos a una presión impropia, a una presión que no merecemos y que nos puede cortar hasta el crecimiento económico, aunque el comportamiento de la Bolsa en estos días de tirantez catalana ha sido bastante normal. Tengo la sospecha de que no habrá referéndum, ni siquiera simulacro, porque si lo hubiera, lo más razonable sería que Rajoy se mandara a mudar. Espero que tenga un as en la manga; de un gallego nunca se sabe, Porque un gallego, si se dedica a la política, puede ser también un tahúr del Mississippi.

TE PUEDE INTERESAR