Agricultura

Plátano de Canarias, cifras históricas de comercio exterior pese a los precios

Este año, la intención de Asprocan es superar, o al menos mantener, el nivel de producción de 2016. DA
Este año, la intención de Asprocan es superar, o al menos mantener, el nivel de producción de 2016. DA

Las cifras de comercialización exterior de Plátano de Canarias hasta el mes de agosto alcanzaron los 255 millones de kilogramos, muy próximas a las cifras máximas alcanzadas en el mismo periodo del año 2016, con 259 millones de kilos. Estos datos de comercialización suponen un aumento de más de 23 millones de kilos por encima de la media de los seis años previos al 2016.

El año 2017 comenzó con un descenso de la producción que hacía esperar un año con menos intensidad productiva. En febrero el volumen comercializado era ya 5,5 millones de kilos inferior al del mismo mes de 2016. Sin embargo, desde entonces las cifras de comercialización de plátano empezaron a experimentar un incremento, llegando a los mismos niveles e incluso superando en varias semanas las cifras de 2016, hasta mantener el diferencial en 4,5 millones a final del mes de agosto.

El escenario más probable para este año 2017 es el de mantener un nivel de comercialización muy similar al 2016, y por tanto muy cerca de alcanzar el récord histórico de más de 381 millones de kilogramos vendidos en la Península, que se suman a los cerca de 36 millones de kilogramos comercializados en Canarias.
Mantener los niveles de rentabilidad mínima para la amplia mayoría de los productores a la vez que se sostienen niveles récord de producción por encima de los 430 millones de kilos anuales es un verdadero reto para el sector, que representa más del 65% de la producción europea de plátano.

En este sentido, el presidente de Asprocan, Domingo Martín, señaló que “el mercado de la fruta en España ha vivido un verano de fuerte crisis de precios para los agricultores y un claro ejemplo de ello son los niveles de retirada de mercado que han debido realizar las frutas de hueso como nectarina y melocotones que alcanzaron el máximo de cuota de retirada establecida en un solo día y para el que la Comisión Europea ha ampliado a 20 millones de kilos dicha cuota de retirada en reconocimiento a la necesidad y eficacia de este mecanismo”. La retirada de mercado es el último recurso que duele adoptar a todos los productores, explicó Martín, “pero es un mecanismo regulado y habitual en la economía agraria. Hay que dejarse de complejos que sólo cuestan la ruina de los productores y tener claro que gracias a la organización actual del sector platanero, el Plátano de Canarias está lejos de la situación por la que desafortunadamente atraviesan otras frutas en nuestro mercado”.

En el caso del plátano, es de esperar que la aplicación de este mecanismo destinado a evitar las pérdidas económicas de los productores, “afecte a menos del 3% del total producido en el año. Un nivel que se sitúa claramente por debajo de los topes de cuota de retirada de mercado del 5% establecidos y regulados por la Unión Europea como mecanismo necesario para la gestión de crisis y estabilización de los mercados agrarios”.

El precio, un obstáculo, ya que se ha crecido un 7% desde 2016

En este contexto, una preocupación principal para el sector es el precio de venta al público que en lo que va de año en gran distribución se ha situado de forma constante en 1,93 euros el julio, incrementándose así un 7% respecto al 2016 y un 10% respecto a 2015. Este crecimiento es artificial. No se corresponde con la evolución de los precios de venta en origen y pone en riesgo la sostenibilidad comercial de la producción canaria ya que incrementa injustificadamente el diferencial de precio respecto de la banana de terceros países. Por ello, reclama mayor colaboración de los puntos de venta.

TE PUEDE INTERESAR