santa cruz

Ramón Trujillo (IUC): “Santa Cruz ha pagado un alto precio por los déficits democráticos de CC”

Ramón Trujillo (IUC) | Fran Pallero
Ramón Trujillo (IUC) | Fran Pallero

Es el único partido del grupo mixto, el único con un un solo concejal y el único al que muchos identifican con el quinto concejal de Sí se puede, por la buena sintonía que ambos partidos exhiben en el pleno del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife. Ramón Trujillo es portavoz de Izquierda Unida en la capital, pero también es el coordinador nacional de su partido en Canarias. Eso le permite tener una visión más amplia de la política municipal, a la que califica de continuista, y tilda de “política caciquil” la de Coalición Canaria. “Santa Cruz ha pagado un alto precio por los déficits democráticos de CC”, afirma, en relación a los múltiples asuntos pendientes de resolver que tiene la ciudad.

-¿Qué valoración hace de los dos primeros años de CC-PP?
“En cuanto a la ratio de objetivos cumplidos habría que preguntar en la Cámara de Comercio… Pero mi percepción es que han sido dos años de políticas continuistas que desaprovechan el potencial de mejoras existente. Creo que es un gobierno básicamente de Coalición Canaria, que ha puesto al PP a comerse los pufos urbanísticos de CC y a quemarse gestionando unos servicios sociales infrafinanciados. No obstante, hay que reconocer que el PP sí ha tenido iniciativas propias y, por lo tanto, se ha puesto a recortar barbas y tatuajes a los policías locales, ha sacado a pasear a García Albiol, con bozal antixenofobia, y se ha adherido a la política exterior de Donald Trump sobre Venezuela. La pena es que no le hayan pedido a Montoro que permita a Santa Cruz gastar el superávit que tenemos en beneficio de la ciudadanía”.

-¿La anulación del PGO es un revés o una oportunidad?
“Inicialmente es un revés porque hasta que no se pronuncie el Tribunal Supremo y haya plena seguridad jurídica, podrá frenar determinadas inversiones en nuestro municipio. Ahora bien, podría ser una oportunidad si, por ejemplo, sirve para revisar el crecimiento previsto en San Andrés, que no es producto de consideraciones urbanísticas, sino de compensaciones entre corruptos. También podría acabar de resolver el problema de los fuera de ordenación, abordar un planteamiento real de movilidad sostenible, recuperar espacios y protagonismo para el pequeño comercio después de años de compromiso del nacionalismo canario con las multinacionales instaladas en las grandes superficies”.

-Mamotreto, Plan Especial de El Toscal, kioscos, ahora la Cofradía de Pescadores… ¿Se hacía todo mal en Urbanismo o se hace todo mal ahora?
“Para llevar toda la vida gobernando yo diría que son muy malos gestores. El problema de los kioscos proviene del ADN de ATI que, en vez de generar un marco de legalidad que amparara los kioscos, prefirió dejarlos trabajar por la voluntad y la gracia de sucesivos alcaldes, sabiendo que esa manera de actuar genera “cariño político”. En esto consiste el caciquismo y conlleva sustituir derechos por favores. Y, cuando se confunde lo público con una finca particular, se acaba en esa minoría de edad moral que normaliza incumplir la ley como ha ocurrido con el Mamotreto. Es más, las prácticas caciquiles y el hábito de servir a los cuatro de siempre ayudan a explicar la paralización del Plan del Toscal. Porque no han sabido gestionar la participación ciudadana constante e informada que se ha dado en El Toscal y la han visto más como un problema que como una ayuda.La Cofradía de Pescadores también está padeciendo la falta de previsión. En fin, el urbanismo de Santa Cruz ha pagado un alto precio por los déficits democráticos de CC”.

Más noticias
El misterio de los globos en las tumbas infantiles de Santa Lastenia

-¿Cómo valora la trayectoria de IU en estos dos años?
“Aunque sólo tenemos un concejal hemos hecho propuestas para mejorar las escuelas infantiles, prevenir las violencias de género, sobre taxis y guaguas, cláusulas sociales en la contratación y muchas otras cuestiones. Hemos trasladado al Ayuntamiento inquietudes y propuestas de vecinos, comités de empresa y colectivos con los que nos hemos reunido. Hemos formado parte de la presión social y política que ha obligado al gobierno municipal a incrementar el gasto social. Hemos contribuido a generar debate sobre temas sobre los que se quería pasar de puntillas, como la ubicación de la Ciudad de la Justicia. Pero hay mucho por hacer y, por eso, me gustaría que hubiera una mayor implicación por parte de la gente que nos vota”.

-La buena relación con Sí se puede e IU es evidente. ¿Hay posibilidad de confluencia para unas próximas elecciones?
“Sí, por supuesto, hay posibilidad y voluntad de confluir. Es más, si queremos que las izquierdas gobiernen en Santa Cruz creo que, en particular, Sí se puede, Podemos e Izquierda Unida deberíamos concurrir conjuntamente a las próximas elecciones municipales. Y, si somos capaces de una integración mayor, pues mejor. En 2019 no se va a producir la dispersión del voto progresista que hubo en 2015 y eso también beneficiará a una candidatura conjunta”.

-El equipo de gobierno no se cansa de repetir que la dinamización está dando sus frutos, que la economía de la capital va mejor. ¿Comparte esa visión?
“La economía de la ciudad ha sufrido vaivenes que tienen que ver, sobre todo, con la pésima gestión de la crisis hecha por el Gobierno central. A Santa Cruz le habría ido mejor en la crisis -y le iría mejor ahora- si no hubiera privatizado los servicios públicos y si, en todo caso, cobrara cánones adecuados por algunos de ellos porque así habría más dinero para política social. También nos habría ido mejor si, en vez de un legado de décadas de despilfarro, tuviéramos el legado del parque de vivienda social en alquiler que necesitamos. Por otra parte, hay que recordar que, en los países europeos donde más años han gobernado las izquierdas, los municipios se llevan una parte de los ingresos públicos muy superior a la que tienen en España. El conservadurismo que padecemos mantiene débiles a las instituciones con mayor sensibilidad social”.

Más noticias
Santa Cruz, ¿cómo que la más fea siendo de las ciudades más bellas?

-Si tuviera que destacar el trabajo de algún área, ¿cuál sería? ¿habría alguna?
“Yo diría que Coalición Canaria imparte a diario un máster en lo que podríamos llamar la técnica de mantenerse en el gobierno. Saben aprovecharse muy bien de la cultura política que agradece al político de turno ayudas públicas que son un derecho y no un regalo. Saben usar muy bien las festividades populares para promocionarse. Su aparato de propaganda nos gana por goleada al resto de formaciones políticas en capacidad de comunicar. Y, además, ven normal abusar de los recursos públicos. Por ejemplo, el grupo de gobierno tiene el 56% de los concejales, pero se apropia del 85% del personal que la ley pone a disposición del Pleno. Estas cosas son las que explican el tiempo que llevan en el gobierno. Así que hay que reconocer que mantenerse en el gobierno es lo que mejor hacen”.

-¿Y la peor que valoraría?
“Urbanismo y Servicios Sociales. Urbanismo es un área que sigue atrapada por décadas haciendo las cosas mal. Y Servicios Sociales, aunque ha aumentado significativamente su presupuesto, tiene un déficit de recursos enorme en relación a la gravedad de los problemas que sufren miles de personas en Santa Cruz. También me preocupan la precarización y el deterioro de las condiciones laborales que se están produciendo en empresas que trabajan para el Ayuntamiento y lo poco que hace el grupo de gobierno. Desde los municipios podemos hacer mucho para promover empleo digno”.

“El nacionalismo canario gobernante usa el mar como basurero”

“Más allá del grado de vinculación que puedan tener las microalgas con los vertidos, lo cierto es -afirma Ramón Trujillo- que los sucesivos gobiernos de Coalición Canaria, en todos los ámbitos institucionales, han tratado nuestro mar como un vertedero y eso, además de ilegal, es una bomba de relojería que, antes o después, explota. Hace muchos años que sabemos lo que hay que hacer y nadie lo discute. Pero, en vez de cuidar nuestro mar, el nacionalismo canario gobernante nos distrae hablando de legislar sobre el control de las aguas del Archipiélago y las usa como basurero”.

TE PUEDE INTERESAR