santa cruz

Santa Cruz depura el 100% de las aguas negras de La Laguna

La Estación Depuradora de Buenos Aires trata todas las aguas residuales procedentes de La Laguna. SERGIO MÉNDEZ

“Todo el agua residual recibida de La Laguna alcanza el nivel terciario en depuración. Esto quiere decir que el agua, una vez tratada, sirve para riego y se envía al sur de la Isla, con lo que el 100% del agua del término municipal de La Laguna se se trata en la depuradora de Buenos Aires”. Así respondió el concejal de Servicios Públicos de Santa Cruz, Dámaso Arteaga, ante el reciente acuerdo plenario del Ayuntamiento de La Laguna, en el que algunos partidos pusieron en duda que el 100% del agua que se envía a la depuradora capitalina se esté tratando, por lo que solicitaron una auditoría al respecto e, incluso, la posibilidad de que no se pague el canon del servicio.

A este respecto, Arteaga recordó a La Laguna que “si no se abona el servicio, por el cuestionamiento del convenio, pues obviamente la prestación del servicio no se daría”. La consecuencia de esto sería que “La Laguna provocaría riesgos de salud pública a los vecinos de Santa Cruz por echar los vertidos en el barranco de Santos, algo que ya se dio en su momento, en 1985 y que se resolvió con este tipo de acuerdo entre los municipios”.

Arteaga se refirió así al convenio firmado en 2002 entre Teidagua y Emmasa y por el que se cobrar una cuantía a La Laguna por la depuración, de 714.860 euros, y por el servicio de alcantarillado, de 306.918 euros, según los últimos datos de 2016. Así, el edil enfatizó que “se puede acreditar que el 100% de las aguas de La Laguna se depuran y, es más, por eso la mitad de las de Santa Cruz se vierten a través de la estación de bombeo de Cabo Llanos”.

Más noticias
El último Ven a Santa Cruz del año abre la campaña navideña

Por ello, Arteaga apeló a “la responsabilidad de los dirigentes públicos de La Laguna a la hora de mantener los compromisos firmados en su momento” y los invitó a “sumarse en la reivindicación al Estado de la ejecución de la ampliación de la depuradora de Buenos Aires”. Además, también quiso recordarle al concejal lagunero socialista Javier Abreu, uno de los críticos con la gestión depuradora de Santa Cruz, que “por qué no denunció el convenio cuando él lo firmó siendo concejal el área”.

En cuanto a la situación de los vertidos en el municipio de Santa Cruz, Dámaso Arteaga enfatizó que en el litoral de la capital “no se vierten aguas sin tratar”. En este sentido, recordó que, en la actualidad, se ha eliminado el vertido que existía en Taganana; hay dos, en Igueste y en San Andrés, cuya autorización se encuentra en la fase final de la tramitación ambiental en Costas, aunque ya se cuenta con el visto bueno de Medio Ambiente; y que hay otros, en Acorán y Añaza, que cuenta con la autorización. Además del vertido en la estación de bombeo de Cabo Llanos, que cuenta con autorización y cumple con los parámetros exigidos, a la espera de que se realice la ampliación de la depuradora de Buenos Aires, en licitación desde el pasado julio.

Por ello, a juicio del concejal, “estamos poniendo los medios y los recursos para lograr nuestro horizonte de vertidos cero en 2020”. “Estamos, desde hace tiempo, tomando decisiones para reducir el impacto en el medio de los vertidos y cumpliendo con la normativa medioambiental, con un control permanente del litoral”, enfatizó Arteaga, quien quiso “transmitir a los ciudadanos que estamos tomando las decisiones necesarias para resolver el problema”.

Más noticias
Incendio en el parking del Centro Comercial Meridiano

Respecto al vertido eliminado en Taganana, el edil explicó que el punto se ubicaba en Roque de las Bodegas, donde el objetivo es construir una depuradora en el futuro.

radiografía de los Vertidos

En cuanto a los dos vertidos pendientes de autorización por parte de Costas, pero con visto bueno del área de Medio Ambiente del Gobierno, Arteaga recordó que el expediente del de Igueste de San Andrés se comenzó a tramitar en 2016 y el de San Andrés en 2014. “Todo pasa por Costas, así que hacemos un llamamiento al subdelegado del Gobierno para que medie con Costas para que tramite las soluciones a la mayor brevedad posible”, enfatizó.

En este sentido, hizo también un llamamiento a “las administraciones para reducir los plazos porque no puede ser que se tarde tres años, teniendo el proyecto y el dinero, porque no están todas las autorizaciones”.

En lo que se refiere al vertido de la estación de bombeo de Cabo Llanos, el concejal enfatizó que se cuenta con la autorización de la Viceconsejería Medio Ambiente “en base a unos parámetros de exigencia de reducción de la carga contaminante, que en estos momentos cumplimos con holgura”. Aún así, recordó que la “solución definitiva” del problema pasa por la ampliación de la depuradora de Buenos Aires, a licitación por parte del Estado desde el pasado julio por un importe de más de 32 millones, y señaló que espera que se ejecute “a la mayor brevedad”, ya que cuenta con un plazo de ejecución largo, de dos años y medio en concreto.

TE PUEDE INTERESAR