Educación

Tres institutos católicos en Canarias prefieren contratar a hombres que a mujeres

Centro educativo en Canarias. DA

Tres institutos concertados dependientes de la Diócesis de Canarias (el Obispado de la provincia de Las Palmas) han publicado una convocatoria para contratar a cuatro profesores en la que, expresamente, anuncian su decisión de primar a los candidatos hombres sobre las mujeres.

Las cuatro plazas (para enseñar religión, inglés, informática y filosofía) fueron finalmente ganadas por candidatas mujeres, pero los términos inequívocos en los que está redactada la convocatoria -desvelada por la cadena SER- han generado controversia en Canarias, ya que se trata de plazas financiadas con dinero público.

“INFORMACIÓN PARA LOS INTERESADOS. Política de género. La puntuación será a favor del género masculino”, dice la última cláusula de la convocatoria realizada por los institutos Santa Catalina, Santa Isabel de Hungría y Nuestra Señora del Pilar, todos ellos situados en la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria.

La Diócesis de Canarias ha precisado que las plazas ya se fallaron y han sido otorgadas, todas, a mujeres, pero varios sindicatos y el Gobierno de Canarias han expresado su sorpresa por la discriminación contra la mujer incluida en sus reglas.

La Consejería de Educación ha calificado de “inaceptables” este tipo de cláusulas y el Instituto Canario de Igualdad ha anunciado que está estudiando si lleva el caso a los tribunales, porque, recuerda, la Constitución prohíbe cualquier tipo de discriminación basada en el sexo.

La Diócesis pide disculpas

La Diócesis de Canarias ha reconocido hoy a Efe su error al convocar plazas de profesores para sus tres institutos en Las Palmas de Gran Canaria dirigidas preferentemente a hombres y ha pedido disculpas, porque no pretendía discriminar a nadie, sino solo equilibrar sus plantillas.

El vicario general de la Diócesis de Canarias, Hipólito Cabrera, del que depende la supervisión de esos tres centros educativos dentro del Obispado, ha explicado que en estos momentos los tres institutos están dirigidos por mujeres, que siete de sus nueve directivos son mujeres y que el 90 % de sus docentes también lo son.

“Queríamos equilibrar un poco la balanza, por eso valorábamos que se apuntaran hombres. Pero la expresión (de la convocatoria) no la más adecuada ni la más correcta, lo reconozco”, ha señalado.

También ha indicado que en cuanto tuvo conocimiento de que se había introducido esa cláusula en la convocatoria, ordenó a la gerencia de los institutos que “la eliminara inmediatamente”.

TE PUEDE INTERESAR