POLÍTICA

Zebenzuí reconoce sus mensajes machistas y dice que “eran una broma”

El concejal lagunero del PSOE Zebenzuí González. | DA

Tras el escándalo por la publicación de una captura de un chat en el que el concejal del PSOE en La Laguna Zebenzuí González envió cuatro mensajes, de evidente corte machista y en tono más que subido, a un grupo de WhatsApp creado por su propio partido, con el texto “Yo a follar/ jejejejeje/ con empleadas que pongo yo y enchufo en el Ayuntamiento/ y después a hacer campaña por frikis”, el concejal ha enviado una nota personal en la que reconoce los mensajes, pide disulpas y asegura que se trataba de “una broma y nada más que una broma”.

“Tras ver la noticia publicada en el día de ayer en un medio de comunicación digital creo necesario aclarar que esas frases, extraídas de una conversación de whatsapp, están absolutamente sacadas de contexto y no se ajustan al sentido literal que transmiten”, señala en una nota personal el concejal socialista.

“Antes que nada, quiero dejar bien claro que es una broma y nada más que una broma, de bastante mal gusto, he de reconocer, pero en absoluto lo que digo puede o debe interpretarse como cierto. Quienes me conocen saben que ese tipo de comportamientos o acciones chocan frontalmente con mi forma de ser. La conversación transcurre de forma distendida con un amigo con el que tengo mucha confianza, en clave de humor, con expresiones soeces solo interpretables en ese sentido y en un contexto privado, para nada relacionado con mi función pública. Entiendo que, extraídas de contexto, su significado literal pueda dar pie a interpretaciones equívocas, pero en absoluto es ese el significado real de mis palabras”, añade.

Más noticias
La Ejecutiva Federal investiga desde julio en Madrid las afiliaciones masivas en el PSOE de La Laguna

“Por ello, asumo que tanto la forma como el fondo empleados no son los correctos; nunca debí expresarme de esa manera, aun siendo una charla privada, y aprovecho la oportunidad que me das para pedir disculpas a todos aquellos ciudadanos y ciudadanas que se hayan sentido ofendidos. Con todo, quiero insistir en el sentido jocoso y vulgar de la conversación, alejado completamente de la realidad que en apariencia se transmite y expresado, subrayado, en una charla de carácter privado”, concluye González.

TE PUEDE INTERESAR