Icod de los Vinos

25.000 euros para la estabilidad de la Casa de Acogida Jesús de Nazaret

En el centro de acogida viven actualmente 38 ancianos. DA

El grito de auxilio lo dio su director, Julián de Armas, la pasada semana. Lo cierto es que la Casa de Acogida Jesús de Nazaret, en Icod de los Vinos, donde viven 38 ancianos, corre peligro de cierre si no se consiguen fondos para paliar el déficit mensual que tiene y que oscila entre 12.000 y 15.000 euros.

Tras la visita realizada la semana pasada por el alcalde, Moncho León, y miembros del grupo de gobierno, el Ayuntamiento garantiza una aportación de 25.000 euros para la estabilidad del servicio, que contribuirá a paliar parte de las necesidades actuales. Según fuentes del Ejecutivo local, se realizan los trámites para abonarla en breve.

Hasta el año 2009 el recurso, gestionado por el Obispado de la Diócesis Nivariense, no tenía problemas pero la crisis económica que asoló a España agravó la situación y desde entonces, “el día a día no resulta fácil”, asegura el sacerdote Julián de Armas. Al respecto, añade que en los últimos ocho años la deuda acumulada asciende a 225.000 euros.

La casa, que lleva 15 años abierta, fue construida y donada por la Fundación Canaria Jesús Hernández-Hortensia Pérez y Familia, a la que agradece su generosidad dado que actualmente los 4.000 euros mensuales que aporta es la única ayuda externa que recibe.

De las 38 camas, solo 18 son concertadas y el resto se cubre con las aportaciones de los ancianos, la mayoría de ellos tiene pensiones no contributivas y el resto se corresponde con sus ingresos y su situación familiar, y ello no es suficiente para cubrir el 33% de los gastos, que se elevan a 60.000 euros mensuales. Esta cantidad está destinada a comprar la comida y abonar el sueldo de los 22 trabajadores que muchas veces cobran su salario con retraso, aunque están al día en el pago pero en base a una deuda que va creciendo.

Más noticias
El presupuesto de 2018 crece un 3% y supera los 38 millones

“Nuestra agonía es que mensualmente nos falta un promedio de entre 12.000 y 15.000 euros mensuales que vamos resolviendo pidiendo prestado y de estos préstamos se ha generado la deuda que tenemos acumulada”, subraya el director.

La Casa de Acogida Jesús de Nazaret ha tenido que abrir las puertas a camas concertadas y de otros municipios, entre ellos Santa Cruz y La Laguna, para poder sobrevivir. De hecho, el Cabildo de Tenerife ha prometido a la directiva del centro concertar unas diez plazas más “que también supondría una gran ayuda, pero sería una solución parcial”, matiza De Armas.

El patronato hace un llamamiento a los vecinos, “porque la fundación ha regalado este inmueble al municipio, ha sido construido por un icodense que la puso en manos de la iglesia y el número mayor de residentes es de Icod de los Vinos”, subraya el sacerdote. Por ello, considera fundamental que el pueblo ayude y se cree una mentalidad de que “es un servicio que pertenece a todos los icodenses y por lo tanto, tienen que cuidarlo”.

Julián de Armas no quiere ser alarmista pero advierte que la deuda se va acumulando y si no se consigue el dinero para saldarla hay peligro de cierre y así se lo ha trasladado al grupo de gobierno. No obstante, confía en poder salir adelante “si el pueblo nos ayuda”, recalca.

Almuerzo solidario

Para concienciar a los vecinos de que el centro es de todos los icodenses y por lo tanto, hay que protegerlo y cuidado, la directiva ha organizado el domingo 22 de octubre a las 13.30 horas, un almuerzo benéfico en el restaurante El Rincón, con menú de 15 euros por persona al objeto de recaudar fondos para el sostenimiento del servicio. “El almuerzo no vendrá a solucionar el problema pero sí contribuirá a crear una mentalidad de que la casa pertenece a todos los icodenses. El pueblo tiene que saber que si quiere un centro en Icod tiene que cuidarlo y apoyarlo”, insiste Julián de Armas.

Más noticias
El presupuesto de 2018 crece un 3% y supera los 38 millones
TE PUEDE INTERESAR