POLÍTICA

Aumenta la tensión entre Cabildo y ayuntamientos por la inacción con los proyectos del Fdcan

Las tensiones entre el Cabildo y los ayuntamientos palmeros, especialmente aquellos que no gobiernan los socialistas, continúa en sentido ascendente.

Si bien desde ayuntamientos como El Paso, Los Llanos de Aridane, Breña Baja y Garafía, se evidencia una enorme preocupación por el estancamiento de los proyectos que deberían estar financiados con cargo al Fondo de Desarrollo de Canarias (Fdcan), desde la institución insular señalan la errónea elección de algunos planes de construcción propuestos por “algunos” consistorios palmeros con la previsión de adquisición de suelo, y sin garantía de viabilidad, en una primera fase de los proyectos.

Recuerdan desde el Cabildo que se dan algunos casos -aunque omite concretar cuáles- en los que los grupos de Gobierno diseñaron la compra de terrenos con cuyos propietarios no se había llegado a un acuerdo, además de la imposiblidad de ejecución de otros por la inexistencia de proyectos redactados.

De este modo, el Cabildo pone freno a la escalada de críticas y reiteradas exigencias de eficacia que se han venido dando por parte de las corporaciones locales, y que se escenificó en la reunión que los alcaldes, en el marco de la comisión insular de la Federación Canaria de Municipios, mantuvieron el pasado 13 de septiembre con un acuerdo de apoyo mutuo para lograr que la inversión se ejecutara en tiempo y forma en sus territorios.

La situación, lejos de enfriarse, sigue en una escalada de inconformismo e impaciencia. Los alcaldes de Coalición Canaria en La Palma, que semanas atrás expresaron al Cabildo su disponibilidad para asumir parte de la ejecución de proyectos con cargo al Fdcan (El Paso, Tijarafe, Breña Alta, Garafía y Tazacorte), aún no han recibido una respuesta del Cabildo. Su intención era, tal y como lo expresaron la última semana de septiembre, era poner a disposición de tales infraestructuras e inversiones para sus municipios, tanto sus oficinas técnicas como su maquinaria administrativa, reconocen no haber recibido aún ninguna respuesta de la institución, cogobernada por socialistas y nacionalistas.

Tampoco ha sido contestada aún la petición urgente de todos los alcaldes palmeros de la reunión de coordinación con el presidente del Cabildo, además de solicitud expresa de la creación de una  comisión de seguimiento mensual de ejecución de los 33 millones del Fdcan, sumada a la necesidad de clarificar las cantidades concretas de inversión provenientes del fondo de reparto tanto con cargo a 2016 como para 2017.

A las criticas de los alcaldes se han ido sumando no solo las voces de otros partidos políticos como el Partido Popular, sino de organizaciones empresariales entre las que figura la Federación de Empresarios de la Construcción, FEPECO, que recriminó el bajo grado de eficacia que ha demostrado el Cabildo y su incumplimiento de contratar técnicos externos para la redacción de los proyectos.

El entramado burocrático que se ha generado para la redacción y ejecución de proyectos con cargo al Fdcan y en obras de distinta naturaleza y dimensión, pasa por la necesidad de que solo los pequeños proyectos puedan ser tutelados por los ayuntamientos, mientras que las acciones más ambiciosas y las infraestructuras de mayor calado inversor, puedan salir adelante con la custodia del grupo de Gobierno del Cabildo, conformado por socialistas y nacionalistas.

Todos los ayuntamientos quieren consolidar sus proyectos, algunos para la rehabilitación de espacios públicos con potencialidades turísticas, otros para crear o mejorar nuevas zonas comerciales abiertas, o  para crear equipamientos para el sector primario. El temor a perder fondos planea sobre los responsables municipales, que coinciden a la hora de exigir eficacia.

TE PUEDE INTERESAR