política

Fernando Clavijo ‘enchufa’ a un edil herreño que cobra por no trabajar

Armas y Acosta, en el Ayuntamiento de La Frontera. DA
Armas y Acosta, en el Ayuntamiento de La Frontera. DA

Se llama Diego Acosta Armas y desde el 1 de septiembre pasado es personal de confianza del presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo (CC). Según el decreto de su nombramiento, Acosta está asignado como “personal eventual” al puesto de “asistente de vivienda del presidente, integrado en le Dirección General del Gabinete del Presidente”, según informó Canariasahora.com

Su sueldo es el de un funcionario del grupo E, de 18.200 euros brutos al año, y completaría el equipo compuesto por otras dos personas -en estos casos mujeres- que se ocupan de la limpieza de las residencias oficiales del presidente del Gobierno , cada una de ellas en las dos capitales oficiales de las islas.

Sin embargo, Acosta no se dedica a la limpieza de ninguna residencia oficial. De hecho, nadie ha podido confirmar a este periódico que las haya pisado alguna vez. Desde que fue nombrado para ese puesto, no lo ha ejercido. Es más, apenas ha estado en Tenerife este último mes, y mucho menos en Gran Canaria, según publicó ayer Canariasahora.com, en información que firma su director, Carlos Sosa.

Sus movimientos de estos últimos días lo situaban casi permanentemente en su isla natal, El Hierro, en un curso de vinos la pasada semana en su municipio, La Frontera, y este martes participando en un curso sobre transparencia en la capital, Valverde.

Acosta, en realidad, no está contratado para la limpieza y el mantenimiento de las residencias oficiales del presidente de Canarias. Su contratación responde simplemente al deseo de CC de compensar de algún modo a los cargos públicos electos que durante lo que va de mandato municipal han perdido su puesto por mociones de censura, según el citado diario.

Más noticias
El PSOE de Ángel Víctor Torres se escora hacia Coalición Canaria

Acosta era el concejal de Turismo, Nuevas Tecnologías, Fiestas, Juventud, Cultura y Educación del Ayuntamiento de Frontera, por el que percibía un salario bruto anual de 30.000 euros brutos al año en pago al 75% de dedicación exclusiva.

Una moción de censura promovida por el PSOE envió a la oposición a la alcaldesa y a los otros dos concejales, todos ellos de AHI, el socio local de CC.

Canariasahora.com asegura que el concejal se negó a comentar su situación cuando fue preguntado telefónicamente. En un posterior mensaje de WhatsApp se limitó a remitir “a la secretaria general de Presidencia del Gobierno de Canarias que sin duda aclarará los extremos que entienda pertinentes”.

La alcaldesa censurada, Melissa Armas, fue compensada con un puesto de mayor rango, el de asesora del vicepresidente del Gobierno, Pablo Rodríguez, también de CC. Pero en este caso, fue fichada en marzo, y ha salido ganando: si al frente de La Frontera (5.000 habitantes) cobraba 40.000 euros al año por una dedicación plena, su puesto de personal de confianza para “prestar asistencia técnica y/o política al vicepresidente del Gobierno y realizar las gestiones y estudios encomendados por éste” le reportan 47.000 euros. Armas no supo cuantificar al citado periódico el número de informes escritos que ha elevado al vicepresidente del Gobierno: “No llevo la cuenta”, dijo. Su puesto de trabajo está en Tenerife y aseguró acudir a él con asiduidad.

TE PUEDE INTERESAR