Tenerife

“Escandaloso” vertido de millones de litros diarios de aguas negras al mar en la depuradora Adeje-Arona

Estación depuradora de aguas residuales (EDAR) comarcal para Adeje y Arona. DA

Podemos en el Cabildo de Tenerife denunció ayer lo que considera otro dato hasta ahora desconocido del “escándalo” de las aguas residuales en Tenerife: el vertido al mar de millones de litros al día sin tratar en la depuradora comarcal Adeje-Arona.

El portavoz de este grupo de la oposición, Fernando Sabaté, aseguró que, según cifras recabadas por la asociación ecologista ATAN del propio Consejo Insular de Aguas de Tenerife, el promedio de aguas residuales sin depurar lanzadas al océano ha oscilado entre casi 14 millones de litros diarios (como ocurrió en 2009, último año del que existe información oficial) y más de 19 millones (en 2001).

Podemos defenderá hoy en el pleno del Cabildo una moción en la que propondrá, entre otros asuntos, que la Corporación insular adelante la fecha de construcción de las depuradoras que necesita Tenerife, en lugar de gastar fondos públicos en los proyectos del tren, el túnel de Erjos o en el circuito del motor; así como que exija al Gobierno central financiación para el tratamientos de aguas residuales en la negociación de los presupuestos estatales.

“La población no había identificado aún que esto era un problema grave, pero este verano miles de personas se han manifestado pidiendo a las administraciones públicas que hagan lo que tenían que haber hecho hace muchísimo tiempo: alcantarillado, depuradoras…”, manifestó Sabaté, acompañado en rueda de prensa por el también consejero Julio Concepción.

En otra de las propuestas de Podemos se apunta al problema de las llamadas microalgas o cianobacterias, y defiende “comprometerse” junto al Gobierno canario a financiar investigaciones científicas sobre este fenómeno, sus causas y su evolución en la costa insular, pues “hay estudios que indican una cosa [el origen de esta proliferación de microorganismos solo por el cambio climático] y otros la contraria a nivel internacional”, sobre la posible relación entre la especie Trichodesmium erythraeum con aguas residuales. Además, Podemos critica que en 2015 se aprobara una iniciativa suya para un programa de acción insular contra el cambio climático y que hace un año ya que debía haberse aprobado el documento. En relación a la depuración de aguas, Sabaté advirtió de que su grupo político va a “hacer transparentes los datos del desastre” en la gestión de este asunto en Tenerife, y lamentó que “las cuatro depuradoras principales de la isla, tres del Cabildo, funcionan mal y vierten enormes cantidades de agua sin depurar al mar”. En el caso de la de Valle de Guerra, confía en que su próxima entrada en funcionamiento mejore la situación en esa comarca, pues la Comisión Europea ya la denunció en su día, como también denunció la ausencia de una infraestructura de este tipo en el Valle de Güímar, mientras que la de Santa Cruz de Tenerife está también incursa en denuncias de ATAN y Sí Se Puede.

Más noticias
"¿Dónde está el dinero que nos cobra el Cabildo por reciclar nuestra basura?"

Pero el caso en que ayer puso el foco Podemos fue la depuradora de Adeje-Arona, que en algunos días llegó a lanzar al océano hasta 47,5 millones de litros (año 2002). La carga contaminante derramada al mar en esta zona turística de la isla equivale a la que producen entre 181.000 y 209.000 personas, mientras que la directiva europea exige que se debe dar tratamiento secundario a los núcleos de población que sobrepasan los 10.000 habitantes.

Sabaté desveló que Podemos lleva más de un año pidiendo visitar esta depuradora, “y siempre nos daban excusas; y ahora comprendemos por qué”, ya que su grupo ha podido saber que “de seis bombas de impulsión solo funciona una, el depósito para el agua impulsada está en muy mal estado, el decantador primario prácticamente está destrozado y varias turbinas del sistema de depuración biológico no funcionan”. “En resumen: un auténtico desastre y un escándalo”, apostilló el portavoz de la oposición. Además, llamó la atención sobre el hecho de que ATAN obtuvo los datos de esta depuradora “después de cuatro años de solicitudes de información”, a la que por ley tenía derecho. Podemos ya había denunciado que en Tenerife cada día se vierten 56,7 millones de litros de agua sin depurar, pero “hay estudios de la Universidad de La Laguna que elevan esa cifra”.

“La lectura positiva de las protestas sociales de este verano es que por primera vez en nuestra historia existe una opinión pública sensibilizada por el gravísimo problema de los vertidos al mar”, destacó Sabaté, que es profesor de Geografía en la ULL.

Más noticias
Cientos de gatos podrían ser sacrificados en Santa Cruz de Tenerife

El Cabildo quitó a la costa, por su cuenta y riesgo, protección para permitir verter

El Cabildo de Tenerife y el Gobierno canario discreparon en 2004 sobre los Lugares de Interés Comunitario (LIC) y la Zona Sensible marina para preservar los ecosistemas protegidos de contaminación por aguas residuales. El Consejo Insular de Aguas tinerfeño (CIAT) fue el único de Canarias que no aceptó la propuesta del Ejecutivo regional.

Según un informe divulgado ayer por Podemos en el Cabildo, y firmado por el entonces director general de Aguas del Gobierno regional, Orlando Umpiérrez, la administración insular rechazó que la protección de estos espacios marinos llegara hasta el litoral (Zona Sensible) y solo aceptó, “como una gran concesión”, una categoría inferior (Zona Normal), aunque defendía una aún más baja (Zona Menos Sensible).

Así, en el LIC Teno-Rasca quedó fuera de la Zona Sensible “la franja marina del litoral costero desde Puerto de Santiago hasta el límite sur” de este espacio protegido. Tal fue el desencuentro que Umpiérrez se curó en salud y advirtió en su informe, remitido al grupo ecologista ATAN, de que la definición de Zonas Sensibles de Tenerife se realizó “bajo la responsabilidad” del Cabildo y el CIAT”.

Microalgas

Microalgas aún en el área metropolitana de Tenerife

La presencia de manchas de las llamadas microalgas (en realidad cianobacterias de la especie Trichodesmium) continúa en algunos puntos de la costa, como en el muelle del Club Náutico de Radazul, según muestra la foto remitida ayer por un lector a este diario.

TE PUEDE INTERESAR