Gastronomía

García Ponte, vencedor del Concurso Nacional de Tortillas de Papas

Alberto García (octavo por la izquierda) posa junto a las autoridades, el jurado y participantes en la competición. J. L. C.
Alberto García (octavo por la izquierda) posa junto a las autoridades, el jurado y participantes en la competición. J. L. C.

Alberto García Ponte, del mesón O’Pote de Betanzos (La Coruña), fue proclamado en la noche de ayer vencedor del Concurso Nacional de Tortillas de Papa/Patata, que se celebró en el Auditorio Adán Martín de Sana Cruz de Tenerife, en el marco del I Foro Gastronómico Internacional de la Papa-Tenerife 2017. El jurado estuvo presidido por el chef de Dénia Alicante, Quique Dacosta, quien estuvo acompañado por Senén González, conocido por las Tortillas de Senén; Jesús Sánchez, del Cenador de Amós (Cantabria); Pepe Solla, de Casa Solla (Pontevedra), y por José Carlos Capel, presidente de Madrid Fusión

Los candidatos finalistas al concurso de tortillas que superaron la fase inicial, además de Alberto García Ponte, fueron Juana Irene Ibáñez Calonge, del asador Tahití, en Logroño (La Rioja); Pedro José Hernández Castillo, de El Duende del Fuego, Los LLanos de Aridane (La Palma); Carmen Carro Sandoval, de la Taberna Pedraza (Madrid), y Roberto Couto Fernández (restaurante Tiziano, del hotel Villa Cortés, en Arona (Tenerife).

Quique Dacosta señaló, tras proclamar vencedor a García Ponte, el alto nivel de las tortillas presentadas al concurso y la pluralidad en la elaboración de las mismas. El jurado, cuyos chefs suman siete estrellas Michelin, aclamaron por unanimidad al vencedor, aunque la decisión estuvo bastante reñida por las técnicas empleadas por cada uno de los cocineros.

El premio que recibirá García Ponte consistirá en su peso, en este caso 73 kilos, de papas canarias que se le enviarán al restaurante coruñés. Hay que decir que este chef tuvo que ser auxiliado por los cinco miembros del jurado, dado que los fuegos empleados carecían de fuerza para freír las papas que no quedaron tan crujientes.

Una de las intervenciones que más disfrutó el público del Auditorio ayer fue la de los hermanos Torres, Sergio y Javier, quienes, con su natural gracia y ganas de llevarse la contraria, reconocieron que cada vez les gusta más venir a la Isla.

Los hermanos prepararon dos platos. Uno de ellos consistió en unas berenjenas con piel de patata y especias, que elaboraron con la papa ojo de perdiz y con la melonera, y el otro fue un arroz pero sin arroz. Para este último plato utilizaron un papa colorada a la que introducen una cucharilla, en cuyo extremo hay una minúscula cabeza cóncava, para extraer un grano del tamaño del arroz.

Luego lo cocinan con caldo de ave, tras un sofrito de aceite mantequilla, chalota, setas, y rematan con un calabacín cortado en dados y piñones.

A continuación le tocó el turno a Juan Antonio Medina, del restaurante A’Barra (Madrid), con una estrella Michelin, quien explicó cuáles son sus secretos para elaborar una papas suflé. Este chef alcanzó merecida fama en la elaboración de este plato durante sus años como jefe del Zalacaín (Madrid). Una cosa sí advirtió Medina al Auditorio: que hoy en día no se prepara en el local donde trabaja, precisamente porque hay que destinar una persona solamente a freír las papas para que suflan correctamente, actividad que es todo un reto para los chefs.

El consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas del Gobierno de Canarias, Narvay Quintero, y el responsable del mismo departamento en el Cabildo de Tenerife, Jesús Morales, fueron los encargados anoche de clausurar este

I Foro Gastronómico Internacional de la Papa. Quintero destacó la importancia de que chef nacionales y extranjeros, unos 20 con estrella Michelin, se desplazarán a Tenerife para participar en este foro que nace con vocación de continuidad, mientras que Morales se refirió a los jóvenes estudiantes de cocina, para que no olviden la utilización de nuestros productos.