lucha canaria

La vuelta atrás en la aplicación del peso evitará que se pierdan luchadores

Una imagen de la Asamblea de la Federación de Lucha Canaria que se celebró el pasado fin de semana en Puerto de la Cruz. | J.J. GUTIÉRREZ

Las Asambleas Extraordinaria y Ordinaria de la Federación de Lucha Canaria se celebraron en el Hotel Turquesa de Puerto de la Cruz desde las 12.00 horas del sábado a las 5.30 horas del domingo, aproximadamente, con dos recesos de dos horas cada uno para almorzar y cenar.

Tras un intenso debate se aprobó por unanimidad de los casi 60 asambleístas presentes aplicar la primera columna de la tabla altura-peso del artículo 1.1.10 (del reconocimiento médico) o más conocido como la normativa de regulación del peso. La Federación de Lucha canaria será la encargada de realizar trimestralmente, o cuando lo estime oportuno a través de los servicios médicos o los centros concertados, un control de peso y talla a los luchadores de todas las categorías (eliminando baremos como el IMC, porcentaje de grasa, medidas antropométicas, porcentaje de masa muscular, etc.).

La Federación Regional entiende que el control del peso ha sido uno de los artículos más controvertidos de los últimas temporadas pero en estos momentos, tal y como se plantea, “se ha convertido en una norma excluyente, sin argumentos para ayudar a los luchadores a conseguir ese objetivo plasmado en una tabla enfocado simplemente al control de la altura y el peso”, cuando los motivos deben ser pura y exclusivamente la salud de los deportistas y que redunden en la mejora del espectáculo y que no se pierda la esencia de la lucha. La regional quiere, de esta forma “dar claridad a la norma” y que un deportista pueda, con los datos objetivos, controlarse y saber cuál es su limitación, y por otro lado hacerse cargo de su seguimiento serio y justo.

Además, volver a la primera columna de la tabla también viene motivado por el increíble descontrol que ha ocurrido en estos últimos meses por parte de un gran número de deportistas ante la pasividad de las federaciones. Para ilustrar esta afirmación los datos expuestos por la Federación Canaria señalan que de los apróximadamente 800 deportistas que inscritos para la temporada 2017-2018, más de 325 bregadores se quedarían sin poder competir si se hubiera aplicado la tercera columna altura-peso.

Pero, el dato más sangrante incide en que si se hubiera aplicando la segunda columna de dicho reglamento, la que estaba en vigor el año pasado tras ser aprobada en la Asamblea de fecha 10 de septiembre de 2016, dejaría sentados en la grada en la actualidad a más de 250 luchadores, entre ellos la mayoría de los puntales y destacados.

Entienden que la aplicación de la tercera columna de la tabla puede considerarse muy restrictiva” y para “evitar seguir perdiendo luchadores a causa del peso” no debería aplicarse, pero tampoco es de recibo que un tercio de los deportistas no estuvieran ni en el límite de peso para poder luchar este año si se hubiera prorrogado la aplicación de la actual. ¿Qué pasa con aquellos puntales, destacados y luchadores no clasificados que hicieron el esfuerzo para estar dentro de los parámetros estipulados y ven ahora que están en desventaja de entre 9 y 18 kilos con otros que no cumplieron?


Un voto evita la vigencia bianual de las puntuaciones de categorías y clasificaciones de luchadores

Otra de las propuestas que podría tener una importancia capital para los luchadores y los equipos se queda como está, año a año, tras desestimar la Asamblea las propuestas que pedían una vigencia de dos temporadas, como medida de estabilidad deportiva de la lucha, de sus competiciones, sus equipos y sus luchadores. Se pretendía que los equipos pudieran planificar sus plantilla durante un período de dos años, y que los luchadores, salvo casos puntales debido a un gran rendimiento o por ser juveniles que pasen a senior, permanecieran dos años en una categoría hasta que se reuniera el comité de clasificación. Un voto evitó esta modificación en el reglamento.
Otro de los puntos aprobados fue eliminar la figura de los destacados insulares, de esta manera, los puntales serán A, B y C, los destacados A, B y C, siendo el resto no clasificados.


Cita con la Dirección General de Deportes

Por otro lado, los presidentes de las Federaciones Canaria e Insulares de lucha canaria se reunirán hoy en Santa Cruz de Tenerife con el Director General de Deportes de Gobierno de Canarias, José Francisco Pérez, para coordinar la implantación en 129 centros educativos del Archipiélago de nuestro deporte vernáculo, con lo que se conseguirá llegar a más de 20.000 alumnos.

TE PUEDE INTERESAR