Santa Úrsula

Las personas mayores de Santa Úrsula tendrán compañía a diario para combatir la soledad

El proyecto fue presentado ayer en el Ayuntamiento de Santa Úrsula. DA

La guata es algodón, representa la suavidad y la calidez que se quiere llevar a los mayores a través del cariño, el afecto y la cercanía. Con esta filosofía nace el proyecto ‘Guata’ de envejecimiento saludable y prevención de la soledad, social y emocional, a la que se ven abocadas muchas personas mayores o aquellas que conviven en una situación de dependencia.

Para ayudar a mejorarles su calidad de vida, evitando que se sientan solas y haciéndoles más agradable su día a día, el Ayuntamiento de Santa Úrsula ha comenzado a formar a un grupo voluntarios que se encargarán a diario de hacerles compañía para charlar, pasear y realizar actividades cotidianas como hacer la compra, ir al médico o a la peluquería. En definitiva, combatir el aislamiento y fomentar la socialización de este colectivo, porque ello repercutirá de forma positiva en la salud de los beneficiarios.

El proyecto fue presentado ayer por el alcalde, Juan Acosta, quien estuvo acompañado por la directora y la fundadora de la Asociación de Cuidadores, Familiares y Amigos de Personas con Dependencia, Alzhéimer y otras Demencias (Acufade), Elena Felipe y María Lucas, respectivamente. Esta entidad resultó ganadora del concurso público convocado por el Ayuntamiento en junio para gestionarlo.

La iniciativa, que dio comienzo el pasado mes, contempla varias fases. Actualmente se encuentra en la de difusión, selección y formación de voluntarios que serán los que acudan a los domicilios para ofrecer el acompañamiento a los mayores. Una vez que estén preparados, se comenzará con los servicios de acompañamiento y se llevará a cabo un calendario que contempla acompañamiento domiciliario, conversaciones telefónicas, paseos, salidas grupales y otros servicios gratuitos, como los de fisioterapia o peluquería.

Durante la ejecución de todas las fases previstas se llevará a cabo un seguimiento por parte de un profesional, que recabará la información necesaria para garantizar el buen nivel de ajuste y la calidad de las relaciones entre la persona mayor y la voluntaria.

Santa Úrsula cuenta con más de 2.000 mayores de 65 años, por ello desde Servicios Sociales se ha desarrollado un censo donde figuran aquellos que viven solos o que por motivos físicos están confinados en sus hogares.

TE PUEDE INTERESAR