desafío catalán

Puigdemont, dispuesto a “un proceso de mediación”

Puigdemont durante su discurso. | GENERALITAT

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, se ha mostrado dispuesto a “emprender un proceso de mediación” sobre el proceso independentista tras el referéndum del 1-O.

En un mensaje institucional este miércoles por la noche desde la Generalitat, ha dicho que “este momento pide mediación”, que está recibiendo propuestas para hacerlo y que prevé recibir más.

Pero Puigdemont ha constatado que el Gobierno central no ha dado nunca ninguna respuesta positiva a iniciativas de mediación, y ha pedido “que este conflicto se encarrile desde la política y no desde la policía”.

Ha insistido en que su ejecutivo tiene “puerta abierta siempre al diálogo y respeto hacia el otro”.

APLICAR EL RESULTADO DEL 1-O

Y ha asegurado que Cataluña seguirá enseñando su mejor cara en los próximos días: “Cuando las instituciones de Cataluña tendremos que aplicar el resultado del referéndum”

Puigdemont ha rechazado el mensaje institucional del Rey del martes alegando que no apeló al diálogo y la concordia: “Así, no. Con su decisión de ayer usted decepcionó a mucha gente en Cataluña, que le aprecia y que le ha ayudado en momentos difíciles de la institución”.

Considera que fue un discurso sólo para una parte de la población y que “hace suyo el discurso y las políticas del Gobierno Rajoy que han sido catastróficas en relación a Cataluña”.

“E ignora deliberadamente a los millones de catalanes que no pensamos como ellos y a los catalanes que han sido víctimas de una violencia policial”, en alusión a las cargas del día del referéndum.

Por eso, cree que el Rey perdió una oportunidad de dirigirse a todos los ciudadanos como debería hacer por el papel que le da la Constitución, que además “le otorga un papel moderador que en ningún caso ha tenido y que ayer declinó”.

Más noticias
Puigdemont tendrá que acatar la aplicación del 155 si quiere cobrar los 112.000 euros de pensión

Y les acusa de no haber tenido interés en saber la opinión y la visión del Govern en ningún momento del proceso soberanista, y de aceptar en cambio “un rol inadecuado que sólo busca allanar” las decisiones del Gobierno central.

TE PUEDE INTERESAR