Santa Cruz

Santa Cruz crea un plan de empleo para parados de edad y cualificados

La Sociedad de Desarrollo, junto al IMAS, está seleccionando en este momento a los beneficiarios de los dos programas de empleo. Fran Pallero
La Sociedad de Desarrollo, junto al IMAS, está seleccionando en este momento a los beneficiarios de los dos programas de empleo. Fran Pallero

Ingeniero, 55 años, en paro desde hace dos y los únicos contratos a los que ha tenido acceso son a tiempo parcial como camarero. Perfiles como este se multiplican en las listas del paro en Santa Cruz, gente con titulación superior que no tiene acceso al mercado laboral y tampoco a las políticas activas de empleo, porque, como admite el concejal de Promoción Económica de la capital, Alfonso Cabello (CC), los actuales planes de empleo, como el social, están orientados al perfil mayoritario: sin formación, con cargas familiares, parado de larga duración y en claro peligro de exclusión social. “En la Sociedad de Desarrollo hemos comprobado que una de las líneas que mayor rendimiento da es la dirigida a personas con alta cualificación. Vemos que gran parte de las políticas de empleo son para los perfiles más necesitados, algo que parece razonable, pero hay una parte con la que nadie trabaja, que es esa gente con titulación universitaria que está buscando ya no una primera oportunidad laboral, sino una oportunidad para trabajar en lo suyo”.

Afirma Cabello que la Sociedad de Desarrollo va a tratar de dar una respuesta a este otro perfil gracias a que ya están en marcha dos proyectos con el Servicio Canario de Empleo (SCE) y en los que se trabaja de manera directa con el área de Asuntos Sociales. “Una de las convocatorias es para parados de larga duración y la otra es la del Plan de Empleo Social. La primera tiene las siguientes condiciones: contratos de seis meses, donde el 60% es trabajo y el 40% es formación. La otra se va a desarrollar durante un año y no en seis meses, algo que era una vieja demanda del Ayuntamiento de Santa Cruz”.

Según explica el concejal delegado de la Sociedad de Desarrollo, “ahora mismo trabajamos con Asuntos Sociales para definir los perfiles de cada uno de los proyectos. Por definición, los parados de larga duración sin formación y con necesidad que nos deriva el Instituto Municipal de Atención Social (IMAS) son gente que no valora la formación porque tiene más de 55 años, son beneficiarios de asuntos sociales, y lo que hace el IMAS es reenviarnos a los que están en situación más extrema”. “Para el otro proyecto -continúa-, el que lleva formación, nosotros entendemos que debemos acercarnos más a los 45 años que a los 60 y también acercarnos más a gente que valore esa formación. La existencia de los dos proyectos nos permite que el éxito de ambos sea mayor”.

Cabello añade que “hay que dedicar un poco de pedagogía, porque los dos convenios tendrán un suelo diferente, ya que la formación no se retribuye porque la letra pequeña del origen de los fondos, que es estatal, no lo permite”, añade.

El edil avanza que, para intentar cambiar esa letra pequeña, Santa Cruz se ha sumado al Foro de Ciudades por el Empleo, un organismo cuyo fin no es otro que comunicarse de manera directa con el Servicio Estatal de Empleo (SEPE), sin pasar por las comunidades autónomas, con el objetivo de que se modifiquen cuestiones como que no se retribuya la formación. “Se entiende que la municipalidad tiene que jugar un papel muy importante en las políticas activas de empleo, porque son la primera trinchera; por ejemplo, al Servicio Canario de Empleo hay que explicárselo continuamente”. Cabello destaca la importancia de estos pequeños cambios, así como el protagonismo que la Sociedad de Desarrollo ha ido ganando en las políticas activas de empleo. “Siendo conscientes de que la Sociedad de Desarrollo, a través de las políticas activas de empleo, obtiene una rentabilidad directa para la ciudad, en el presupuesto de 2018 se incrementa el dinero de forma considerable, precisamente para fomentar ese impacto”.

Los datos de 2016 señalan que el impacto de las políticas activas de empleo de la Sociedad de Desarrollo ha sido de cinco millones y se han generado 2.567 empleos. Con un grado de inserción del 35,72% de media general. Respecto a los indicadores de formación, el año pasado se impartieron más de 6.700 horas de formación, se realizaron 217 acciones formativas, participaron 2.471 personas y se impartieron 916 horas de prácticas en empresas. Hasta septiembre de este año se han impartido 1.692 horas de formación en 110 acciones formativas, a las que han asistido 1.284 alumnos.

Cabello asegura que a todo este trabajo se suma la diversificación de la economía, para que otros sectores, además del turismo y el comercio, tiren del empleo. “Es cierto que pareciera que centramos nuestros esfuerzos en estos dos sectores, pero lo hacemos porque creemos que es la mejor manera de apalancar el crecimiento del resto de ámbitos”. “El balance de estos dos años en la Sociedad de Desarrollo ha conseguido posicionarnos en un papel de centralidad con respecto al empleo y a la captación de inversión”, asegura Cabello, quien dice que la Sociedad de Desarrollo “está de moda”. “Cuando vienen inversores a la Isla no se van sin visitarnos. Nos podrá ayudar o no, pero eso es bueno”, concluye.

TE PUEDE INTERESAR