desafío catalán

La llamada a las urnas en Cataluña, antesala de elecciones generales en España

Carles Puigdemont y Mariano Rajoy, durante su comparecencia conjunta tras los atentados del pasado agosto en Barcelona. Efe
Carles Puigdemont y Mariano Rajoy, durante su comparecencia conjunta tras los atentados del pasado agosto en Barcelona. Efe

Por V. Pérez / T. Fumero

La propuesta contenida ayer en el editorial de DIARIO DE AVISOS para hacer coincidir las inminentes elecciones autonómicas catalanas con las generales no ha dejado a nadie indiferente en el panorama político canario, aunque es mayoritario el sentir favorable a que, aunque sea después, se produzca esa consulta estatal. Algunos, como Santiago Pérez (XTF-NC), Juan Manuel García Ramos (CC-PNC) y Román Rodríguez (NC), muestran su agrado respecto a la propuesta, aunque con diferentes matices, mientras que Asier Antona (PP) opta por remitirse a su jefe de filas, Mariano Rajoy, y Gustavo Matos (PSOE) la rechaza. Desde Europa, el también socialista Juan Fernando López Aguilar prefiere centrarse en las catalanas.

Explica Santiago Pérez, que es profesor de Derecho Constitucional de la Universidad de La Laguna, que, “en términos políticos, las autonómicas catalanas son un referéndum sobre la independencia del que estarán pendientes en toda Europa, por mucho que en términos estrictos solo se trata de elegir a los diputados del Parlament. Así las cosas, me parece bastante razonable, siempre desde la perspectiva política, que se celebren unas generales, porque nos afecta a todos, y así no solo se pronunciarán los independentistas ese día”.

Con ese plus que también le da su condición de catedrático de Derecho Constitucional, López Aguilar coincide con Santiago Pérez en que “lo primero era restaurar la legalidad, y la aplicación del artículo 155 ha sido un ejercicio proporcionado en el que se vincula la destitución del Govern con la disolución del Parlament y la convocatoria de elecciones. A partir de ahí, la discusión debe ser política, porque es una batalla política crucial, de vida o muerte, en la que el Estado constitucional se juega su ser el 21 de diciembre. Políticamente -sigue el eurodiputado-, los secesionistas jugarán la carta de volver a sumar más escaños que los que apuestan por la integridad territorial y por las reglas de juego constitucionales, así que quienes estamos en el Estado constitucional de derecho debemos dar el todo por el todo”.

Más noticias
NC ve una "oportunidad perdida" para mejorar la cohesión social y el cambio económico

Tanto Román Rodríguez como García Ramos aplauden la propuesta de DIARIO DE AVISOS, pero entienden que las generales serán posteriores a las catalanas. Explica el de NC que “no cabe duda de que no es un asunto exclusivamente catalán sino multilateral, en el que está implicado todo el Estado y que también repercute en el resto del país, así que entiendo que habrá elecciones generales poco después”. Para Rodríguez, el 21-D es “una oportunidad, porque los independentistas irán divididos y más débiles, mientras que los constitucionalistas serán más fuertes”.

Por su parte, García Ramos (CC-PNC) considera que la celebración conjunta de los comicios generales con las autonómicas es “una gran argumentación, porque supone chequear las dos instituciones y eso es conveniente. Mi duda pasa por que sea simultáneo; no tengo claro que los independentistas acepten el 21-D y participen en el mismo, pero desde luego hace falta un refrendo electoral tanto en Cataluña como en todo el Estado español”.

Mientras tanto, Asier Antona confía “plenamente en el presidente Rajoy”. “Estoy convencido de que siempre actuará pensando en el interés general. Vivimos una compleja situación marcada por la inestabilidad, y por ello no me cabe la menor duda de que Rajoy, como ha hecho hasta ahora, tomará la mejor decisión. Ahora lo urgente -continúa el palmero- es restablecer el orden constitucional en Cataluña y por eso todo el Gobierno de España tiene ese objetivo como prioritario; estoy seguro de que todo saldrá bien y que la hoja de ruta diseñada será acertada”.

Por último, Gustavo Matos mostró su desacuerdo: “Si alguien está pensando en aprovechar esta situación gravísima, la más delicada que ha atravesado este país en los últimos 40 años, en clave electoral, se equivoca. Si lo que pretende Rajoy tiene objetivo estratégico para él y el PP, se equivoca, porque ahora estamos en otra cosa, en salvar la unidad democrática y constitucional”, manifestó.

Más noticias
NC ve una "oportunidad perdida" para mejorar la cohesión social y el cambio económico
TE PUEDE INTERESAR