puerto de la cruz

2017, el año de las bienvenidas en Loro Parque

Nace en el Loro Parque una cría hembra de chimpancé en peligro de extinción cria_leon_marino_2_loro_parquejpg Las dos felinas juegan siempre juntas, muerden las ramas de hierba que hay por toda la instalación y buscan sombra en las horas de más calor. Fran Pallero AG - LORO PARQUE AGUAVIVAS TIBURON - 09.JPG
<
>
Foto ANDRÉS GUTIÉRREZ

El mismo año en que Loro Parque ha sido elegido por los usuarios del portal de viajes TripAdvisor como mejor zoológico del mundo se han ido sucediendo, una tras otra, las nuevas incorporaciones a su gran familia de animales. Chimpancés, capibaras, nutrias, leones marinos, tiburones, loros o pingüinos son solo algunas de las especies que han criado en el Parque en 2017, llenando de alegría a los cuidadores y convirtiéndose en el centro de atención de todos los visitantes.

Este nuevo baby boom confirma el estado de bienestar en que se encuentran los animales en las instalaciones del zoológico portuense, y afianza su compromiso con la protección y la conservación de los animales, demostrando así el éxito de su sistema de cría, enmarcado en una filosofía que ha convertido al Parque en una verdadera embajada de los animales salvajes.

Cada especie evoluciona de manera diferente y siempre bajo la atenta mirada de sus cuidadores y veterinarios, que se encargan de garantizar su bienestar. Así, mientras las crías de capibara, por ejemplo, nacen ya con pelo y dientes, como si fueran adultos en miniatura, los cachorros de nutria nacen muy poco desarrollados y van evolucionando en el nido, hasta que empiezan a salir a partir de los 80 días.

Sea como sea su proceso de desarrollo, Loro Parque siempre procura a las distintas especies un espacio que represente a la perfección su hábitat natural, para que puedan desarrollar comportamientos y conductas completamente normales. En sus instalaciones, los animales actúan como embajadores de su especie, educando y concienciando a los visitantes sobre sus características y su situación en la naturaleza.

Para la familia de este zoo moderno, cada nacimiento es recibido como una gran noticia. Cada cría es bienvenida y considerada un éxito, porque supone ver los frutos de un trabajo que se realiza a diario con mucho cariño y dedicación.

No en vano, la prestigiosa organización internacional American Humane, que certificó este año el bienestar animal de todos los ejemplares que viven en el Parque, destacó la labor del personal que cuida a los animales (guardas, entrenadores o veterinarios), que está, según dijo, “altamente motivado”. Loro Parque es el primer zoológico de Europa que ha recibido este reconocimiento de relevancia internacional.
En los programas de conservación y cría desarrolla un papel fundamental Loro Parque Fundación, organización sin ánimo de lucro creada en 1994 y de la que Loro Parque es patrocinador principal, costeando todos los gastos derivados de su funcionamiento para permitir que las donaciones se dirijan en su totalidad a proyectos de conservación de la biodiversidad.

Este año, por ejemplo, la Fundación ha logrado ser el primer centro zoológico de Europa en reproducir el Guacamayo de Lear, especie del norte de Brasil en peligro de extinción en la naturaleza y que actualmente se exhibe en el Parque. Además, gracias a su trabajo, ha conseguido salvar de la desaparición a 9 especies distintas de loros, como el Guacamayo Barbazul, la Cacatúa de Filipinas, la Amazona Colirroja, el Loro Orejiamarillo, la Cotorra de Mauricio o el propio Guacamayo de Lear, entre otras.

Loro Parque Fundación, una organización para la protección de la naturaleza de alcance internacional
Aunque quizás muchos desconozcan el alcance de esta organización, Loro Parque Fundación desarrolla una labor científica que impulsa proyectos que han conseguido salvar especies de la total extinción en la naturaleza en distintos rincones del planeta. Bajo el lema, convertido en compromiso, “100% para la naturaleza”, la Fundación ha destinado ya más de 17 millones de dólares, de forma directa, al desarrollo de programas de conservación in situ y ex situ.

Su funcionamiento es posible gracias a las donaciones de los patrocinadores, socios, amigos y colaboradores, así como de todos los visitantes que recibe el zoológico, de cuyas entradas se destina el 10% a la Fundación, que a su vez dedica el 100% de sus ingresos a la protección medioambiental.
El rol de Loro Parque Fundación adquiere aún mayor relevancia cuando se repara en que este siglo sufrirá graves daños medioambientales como consecuencia de las acciones humanas desarrolladas en las últimas décadas del siglo XX. El gran objetivo hoy es detener la continua destrucción del medio ambiente y restablecer el equilibrio ecológico perdido, favoreciendo así la protección del hábitat natural y la conservación de las especies.

Es en esta dirección en la que trabaja la Fundación, siempre abierta a la colaboración de cualquier amante de los animales. Con el apoyo a sus diferentes proyectos se puede contribuir a salvar loros y cetáceos salvajes y sus hábitats, así como a mejorar la calidad de vida de las comunidades locales en que se encuentran las diferentes especies.

Cuando se trata de conservar las maravillas de la naturaleza cada pequeño gesto cuenta y, en este caso, solo una visita a Loro Parque ya marca la diferencia.

TE PUEDE INTERESAR